Vida y Profecías de Teresa Musco

8 de Enero – 68º Aniversario de la 1º Aparición
Años: 1948-1976 / Lugar: Caiazzo, Provincia de Caserta, Italia
Apariciones de Jesús, la Santísima Virgen y el Ángel de la Guarda
Profecías, Estigmas, Lágrimas de Sangre en Imágenes.
Vidente: Teresa Musco (1943-1976)

Teresa Musco nació en Caiazzo, provincia de Caserta, en la región de la Campania, al sur de Italia, el 7 de Junio de 1943, y murió el 19 de agosto de 1976 a la edad de 33 años. Es la menor de cuatro hijos de un modesto matrimonio de agricultores, Salvador y Rosina Zullo. Debió sufrir mucho a causa del duro temperamento del padre. El hombre, violento y colérico, golpeaba con frecuencia a la esposa y maltrataba a la hija.

LAS APARICIONES

La primera Aparición de la Virgen a Teresa Musco tiene lugar el 8 de enero de 1948, cuando Teresa tiene poco más de 4 años. Habiendo sido reprendida y castigada físicamente por su padre por haber salido de su casa semidesnuda bajo una fuerte granizada, recibió el consuelo de una “Señora muy bella” que le dijo mientras la acariciaba: “Mira, hija Mía, tu padre hizo muy bien”.

María vuelve a aparecérsele el 12 de enero, y le aplica hojas de haba sobre el pie que se había quemado gravemente tres días atrás, diciéndole:

“No se lo digas a nadie, tu Madre te curará. Quédate tranquila”.

La Virgen se le manifestó por tercera vez el 17 de enero, mientras estaba rezando en la Iglesia, y le puso nuevamente hojas de haba sobre el pie quemado. Pocos días más tarde el pie estaba sanado y no presentaba cicatriz alguna. Como signo de gratitud, Teresa comenzó a hacer jaculatorias. María reaparece diciéndole:

“Hija Mía, soy tu Madre que te guía por la senda que complace a Mi dilecto Hijo. Estoy contenta con el sacrificio que Me ofreces. Continúa.”

Desde entonces la Virgen se le aparece regularmente rodeándola de atenciones, como ella misma escribió: la Madre celestial estaba conmigo cuando arreglaba la casa, cuando rezaba e incluso cuando jugaba sentía que me llamaba para que me entretuviese también con Ella. Cuando estaba enferma la sentía siempre cercana, y para mí era un consuelo y una protección. Lo único que me repetía siempre era: “Ofrece tu sufrimiento por los pecadores”.

Teresa también tuvo muchas visiones de su Ángel de la Guarda. La primera data del 15 de marzo de 1948. En ella el Ángel le hace la invitación a orar, a sufrir con alegría por la liberación de las almas del Purgatorio, y para su salvación. Las manifestaciones angelicales se hicieron diarias, según Teresa escribe: “Cada mañana el Ángel me visita y rezaba con él.”

Desde Julio de 1948, también tuvo Apariciones del Niño Jesús. El 31 de Julio de 1948 el Niño dijo:

“Sufrirás mucho en tu familia. Vas a ser malinterpretada y tendrás malos tratos. No temas, estoy cerca de ti, Mi dulce Madre te llevará de la mano hasta cuando seas grande y actuarás sola, dejando a tu familia para hacer Mi Voluntad.”

En el año 1951, realizó su Primera Comunión, en ese mismo año fue operada y se puede decir fue el comienzo de su larga agonía.

A partir de 1955 Teresa registra en un Diario sus experiencias místicas. Es de destacar que la vidente era analfabeta, puesto que no había tenido la posibilidad de asistir a la escuela, ya que desde niña debió contribuir con su trabajo a la manutención de la familia. Fue la Virgen misma quien se hizo cargo, a partir del 25 de diciembre de 1949, de enseñarle a leer y a escribir guiándole la mano. Ya en ese mismo año la Virgen le había anticipado que iba a tener que dejar la casa paterna para trasladarse a Caserta. Lo que hizo recién el 8 de enero de 1968.

Ya desde pequeña había anunciado que tendría mucho que sufrir, que iría a varios hospitales y sería tratada por varios médicos. En 1956 y 1957 fue internada repetidas veces y sometida a diversas intervenciones quirúrgicas. Desahuciada, ella declaró: “Yo no muero tan pronto, volveré varias veces al hospital”. De hecho, vivió diecinueve años más, muriendo el día y la hora por ella anunciados, y a los 33 años también predichos.

Teresa Musco vivió una vida de sufrimientos, aceptándolos como alma expiatoria. El 31 de agosto 1957 recibió estigmas invisibles, que se hacen visibles el 25 de octubre de 1968.

El 1º de abril del año 1959, a la edad de 16 años, escucha a Jesús que le dice: “Sufrirás sola y abandonada. Ten Caridad, humildad y paciencia. Deberás sufrir, callar y dar.”

En 1965, cuando tenía tan solo 22 años de edad, le cortan una de sus piernas, esto fue una gran prueba de amor y dolor para Teresa, ella acepta la Voluntad de Dios.

Sufrió 117 operaciones de cirugía menor sin anestesia, porque se le formaban dolorosos abscesos que resistían a toda medicación incluidos los antibióticos, cuya causa la ciencia no pudo descubrir y que operados, al día siguiente las heridas estaban por completo cicatrizadas.

La Semana Santa del año 1969, tras perder el conocimiento, recibe en su pie y manos, los  estigmas de la pasión de Cristo, que la acompañarán durante toda su vida.


FENÓMENOS EXTRAORDINARIOS OCURRIERON EN SU PERSONA
Y SU CASA DURANTE TODA SU VIDA

Desde 1971 las pinturas y estatuas de la Virgen María, que Teresa tenía en la casa, comenzaron a lagrimar incluso sangre. Con respecto a estos fenómenos la Virgen le dijo: “Mi hija, Mis Lágrimas moverán a muchos a una renovación del corazón.” 

lágrimas_virgen_de_teresa_musco

teresa musco_niño con emanaciones de sangre

 

 

 

 

 

 

Tuvo bilocaciones; éxtasis; los estigmas de la pasión; lacrimaciones y sudor de sangre en varias imágenes de su devoción (de un Niño Jesús, del Sagrado Corazón); existen fotografías y videos de estos fenómenos y testimonios de doctores y analistas que confirman su realidad; aparición de objetos materiales, dinero, alimentos y medicinas necesitados por su familia muy pobre; clarividencia; conocimiento del futuro, incluso de su propia muerte que predijo ocurriría a los 33 años; diagnóstico de enfermedades secretas, no sólo en materia médica sino también de las computadoras más sofisticadas de la época; coloquios con la Santísima Virgen y personas invisibles en lenguas que ella nunca estudió, en especial “el arameo local de Nazaret”, inconfundible por algunas particularidades, como por ejemplo, las estudiadas por Dolllman y J. Jeremías, dictaminaron peritos que la escucharon; y sobre todo, don de profecía. Dos especialistas (P. Roschini y P. Gallo) han escrito tratados sobre los fenómenos.

Los éxtasis en que Teresa revivía los sufrimientos de la Pasión de Cristo recibiendo los estigmas de la misma, dejaban atónitos a los expertos en teología y medicina que los presenciaban y estudiaban.

El expediente de la causa de beatificación de Teresa Musco en el que también están incluidos todos sus escritos, tiene diez volúmenes y 3.000 páginas y revela sus fenómenos extraordinarios, así como los milagros ocurridos después de su muerte, en su tumba y en Castel San Lorenzo, casa de su hermano Luis Musco, en objetos que pertenecieron a Teresa.

Con relación a Teresa Musco, el P. Gabriel Roschini, consultor de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, opinó: “En épocas de crisis de fe y de moral es más que lógico que haya de parte de Dios una llamada a la humanidad que se encuentra inmersa en las tinieblas del materialismo.”

Y el Cardenal Siri opinó: “Los hechos son hechos y no se destruyen con la ignorancia y el sarcasmo. Estamos delante de una elocuencia poderosa… Es la Madre que nos avisa. Dios quiere que respondamos a tiempo de evitar lo peor.”


ALGUNAS PROFECÍAS

María le dio muchos mensajes, algunos de especial interés para la humanidad.
13 de Junio de 1950, habla la Virgen:
La “Hermosa Señora” entra con la puerta cerrada en la habitación de Teresa y le dice:

“¿Sabes cuántos pecados se cometen en el mundo…? Muchas personas, atraviesan el Corazón lacerado de Mi Hijo. Si los hombres no se arrepienten, el Padre infligirá al mundo un gran castigo y todo será un desastre.”

20 de Mayo de 1951, la Virgen le dice:
“Teresa, hija de Mi Corazón, aquí estoy para confiarte una cosa que deberás tener sólo para ti hasta que Yo quiera. VERÁS MUCHOS CAMBIOS EN LA IGLESIA. Serán pocos los cristianos que oren, muchas almas se van al infierno.

Pudor, vergüenza ya no habrá para las mujeres: Satanás se viste de ellas para hacer caer a muchos Sacerdotes. Crisis comunes habrá en el mundo. Los Sacerdotes, Obispos, Cardenales están desorientados, tratan de aferrarse a la política para ayudarse, pero una vez más se equivocan.

El gobierno caerá, el Papa pasa horas de agonía, al final Yo estaré para conducirlo al Paraíso.

UNA GRAN GUERRA SUCEDERÁ. Habrá muchos muertos y heridos. Satanás grita su victoria y ése es el momento en que todos verán a Mi Hijo aparecerse sobre las nubes y entonces juzgará a cuantos han pisoteado Su Sangre inocente y divina. Y ENTONCES MI CORAZÓN TRIUNFARÁ.

Ten para ti lo que te he dicho, hablarás cuando Yo te lo diga.”


13 de Agosto de 1951,
la Virgen le dice:

“Yo soy la Virgen, María Inmaculada, la del Corazón herido por la lanza y flagelado, al final coronado y luego tan pisoteado.

Hija Mía, estoy aquí para decirte que el Padre enviará un gran Castigo a todo el género humano en la segunda mitad del siglo.

Debes saber, hija Mía, que Satanás reina en los más altos puestos. Cuando Satanás llegue a la cima de la Iglesia, sepan que entonces logrará seducir a los espíritus de los grandes científicos y aquel será el momento en que ellos intervengan con armas potentísimas que hacen posible destruir a gran parte de la humanidad, y ni siquiera ahora lloran sus errores, porque la oración para muchos ya no existe, y entonces Dios Padre mostrará una vez más la potencia de Su gran Castigo, pero todavía no lo hará, espera que le pidan realmente perdón.”

“Desde 1972 comenzará el tiempo de Satanás y el tiempo de las grandes pruebas. Hija, se trata de un momento muy delicado, los Cardenales se opondrán a los Cardenales, los Obispos a los Obispos; entre ellos no hay amor y muchos hijos predilectos se encuentran sin amor y son expulsados; no saben cómo conquistar las almas, pero no llegan a la oración.”


13 de Septiembre de 1951,
habla Jesús:

Teresa tiene una visión. No pudiendo revelar por escrito, relata lo que ve. “Yo recomiendo sólo a los sacerdotes tener cuidado en el momento de la CONSAGRACIÓN DE MISA, porque JESÚS está ahí en persona y se dona, y toma las manos, la boca y la lengua del sacerdote.”


30 de septiembre 1951,
María le dice:

“Grandes flagelos están dirigidos sobre Italia y los conductores son los que centran la pena en el Corazón de Mi Hijo y del Padre.

Se puede detener la ira sobre el mundo con vuestros sacrificios…”

“Que los sacerdotes no expongan a las tentaciones y a la desesperación a las almas elegidas por Mí, ya que irán al fuego eterno.

Muchas almas se pierden a causa de ustedes. Piensen en vuestro deber, porque un día llorarán. Piensen en fomentar, no en desalentar…”


7 de Octubre de 1951,
María le dice:

“Hija Mía, están preparadas las tribulaciones que el Padre tiene dirigidas a Italia y sólo las almas que se ofrezcan como víctimas pueden tocar de lleno el Corazón de Mi Hijo y del Padre.

A PARTIR DE 1972 SE INICIARÁ EL TIEMPO DE SATANÁS, los Cardenales se opondrán a los Cardenales y los Obispos contra los Obispos.

Te encuentras en medio de una generación muy difícil, en la cual se pretende EXPLICARLO TODO CIENTÍFICAMENTE y nadie piensa en dar un poco de calor, un poco de amor, inclusive para los más pobres.

Muchos hijos se encuentran sin amor y se han descarriado. No saben ya cómo dirigir las almas, pero no son capaces de acercarse a la oración.”


3 de Enero de 1952,
María le dice:

“Quiero decirte que el mundo está pervertido. Me he aparecido en Portugal y he dado mensajes pero ninguno Me ha escuchado.”

“He hablado en Lourdes, en La Salette, pero pocos corazones duros se han ablandado. Quiero también decirte muchas cosas que afligen a Mi Corazón. Te quiero hablar incluso del tercer secreto que diera a Lucía en Fátima, te debo decir que hace tiempo que ha sido leído (por las autoridades eclesiásticas) pero ninguno se pronunciará en público si no es elegido Paulo VI (aquí se adelanta proféticamente la subida del Papa Juan XXIII). Con el paso del tiempo, el Papa se encontrará con Lucía (Paulo VI elegido Papa se trasladó en viaje a Fátima y se encontró con Lucía en el año de 1967), pero este Papa pedirá oración y penitencia en todo el mundo y no se atreverá a hablar del secreto porque es espantoso.”

“El fuego y el humo descompondrán al mundo. Las aguas de los océanos se convertirán en fuego y vapor. Las espumas se elevarán anegando a Europa y todo se hundirá bajo la lava de fuego. Los pocos elegidos que vivan envidiarán a los muertos.”

Sor Lucía_pablovi_sorlucia_1967

S.S. el Papa Pablo VI y Sor Lucía, en el Santuario de Fátima, Portugal, 1967.

“Mi hija, ofrece tus sufrimientos por los sacerdotes, porque la mayoría no entiende cuál es la Voluntad de Dios. Los pocos que permanecieron fieles a Mí, tienen tanto miedo a exponerse, y así seguir viviendo, hasta cuando Mi Hijo lo decida.”

“Mi Casa está pasando un mal momento: a los que he mandado contra la oscuridad, han hecho mucho daño por su comodidad porque la comodidad daña directamente a la carne y pone en silencio el espíritu. ¡Hija, reza por ellos que tanto lo necesitan! Y si en tu vida tienen algún un día sin haber rezado por Mis hijos amados, ése es un día perdido en su vida.”

Jesús habla:

“Yo sangré por los sacerdotes, han dejado caer Mi Sangre y la de Mi Madre adoradísima. Me basta su fidelidad para hacer conocer a todos el designio divino.”

Habla la Virgen:

“Podrás ver cómo muchos sacerdotes, hijos predilectos de Mi querido Hijo, que niegan la Presencia de Él, muchos no quieren seguir. Sabes, hija, que se necesitan muchas almas que se ofrezcan de víctimas por los sacerdotes. Muchos de ellos se oponen a sus Obispos, y muchos ni siquiera admiten que se habían equivocado. Ofrece, sufre, reza por ellos.”

Este mensaje es muy largo, incluye el texto del Tercer Secreto y anuncia también un atentado contra la vida del Sumo Pontífice. A propósito de esto, Jesús le dijo:
“Hija Mía, reza para que cuando llegue esa hora la tentativa falle.”


1° de Noviembre de 1952,
la Virgen le habla a Teresa (que aún no tenía ocho años).

“La Iglesia es la gran columna que toca el Cielo, pero continuamente está sacudida por las tempestades.”

Encontrándome en la Iglesia me siento transportada fuera de mí misma y me hallo ante un Sacerdote que estaba celebrando el Divino Sacrificio. Y mientras celebraba repetía estas palabras: “Mi columna de la Iglesia no tiene donde apoyarse.”

Mientras repetía estas palabras, vi la columna cuya cima tocaba el cielo, pero eran tantos los golpes que recibía, que esa columna no lograba estar firme, vacilaba de acá para allá. Encima de la columna estaba el Santo Padre, que con cadena de oro era sostenido, porque vacilaba.

El Sacerdote ha añadido: “Yo te he llamado para decirte: ¿quieres tú ser la víctima, para ser un pequeño sostén de esta columna en tiempos tan incorregibles?”

Al principio me estremecí por todo el cuerpo, pero luego dije enseguida: ¡Hágase Tu Voluntad!, repitiendo el “Fiat”.

Ángeles y Santos, con almas purgantes, me han rodeado, atormentándome con flagelos y muchos otros instrumentos, y al principio sentí gran temor, pero, luego, cuanto más sufría, más sentía el deseo de sufrir. Saboreaba el sufrir como un dulcísimo néctar.


31 de Agosto de 1953,
la Virgen le dice:

“¡Hija, cuántos pecados en el mundo! Mil veces crucifican a Mi Hijo en la Cruz. El Padre está cansado y lleno de Ira al ver a Su Hijo siempre traspasado y pisoteado por tantos hombres crueles.

Mi hija, por favor, haz penitencia porque la gente está corriendo rápido hacia un horrible precipicio.

Habla con los pequeños y ora, porque las oraciones de los inocentes valen mucho más que las de las grandes personas. Sólo por la oración, se puede aplacar la Ira de Dios. Y tú, con tus penas y oraciones, puedes cambiar muchos corazones duros.

Oren mucho, especialmente por Mi Hijo y por Mí, por los sacerdotes, predilectos de Mi Hijo amado.

Quiero un fervor vivo y verdadero en la oración, y no una cosa adquirida y de hábito, especialmente la plegaria ante Jesús en el Santísimo Sacramento.”


23 de Julio de 1973,
María le dice:

“Mi hija Teresa, sabemos que muchos sacerdotes, Mis amados hijos y muy queridos por Mí, oscurecen la gloria y el honor de Mi Hijo… ¡Oh, pobres Hijos Míos insensatos…! ¿Por qué son ciegos…? ¿Cómo se han dejado tomar por el diablo…? Una gran parte han llegado a la ceguera de no escuchar a Jesús o a Mí, pero estoy dispuesta a aceptarlos en Mis brazos, con el perdón de cada ofensa… ¿Pero no se Me ha creado para servir a Mi Hijo? ¿No Me ha dado a todos ustedes al pie de Su Cruz?… Y ahora ocultan la adoración de Jesús…

¡Mis pobres hijos, cuántos son insensatos, cuántos son ciegos!… El demonio hace uso de sus propios niños: Dad a conocer esto.

Lo que yo necesito son sacerdotes humildes y valientes, dispuestos a ser sacrificados, burlados y pisoteados, sin temor a perder su vida, su sangre, para que a través de ellos pueda brillar en la Iglesia después de la gran purificación.”

“Muchos científicos inventan armas en que se puede destruir, en pocos momentos, gran parte de la humanidad… DIOS castigará a la humanidad con mayor severidad que lo hizo con el diluvio.

Si todo sigue como ahora, y si la humanidad no se convierte, verán cómo los grandes y los poderosos, los pequeños y los débiles perecen juntos.”


10 de Octubre de 1973,
María le dice:

Aquí Teresa tiene una visión, le fue mostrada una sangrienta guerra que vendrá.

“Estamos a punto de comenzar una nueva guerra en la tierra donde nació el Salvador, que es Mi Hijo amado, y no se detendrá.

Parece que habrá paz, pero no es cierto, porque a partir de ahí nacerá la Gran Guerra, y a partir de ahí viene el gran Castigo del cielo y la tierra.”


13 de Octubre de 1973,
María le dice:

“Mi dolor es grande al ver que muchos de Mis hijos predilectos le darán razón al diablo negando a Mi Hijo. Hija Mía, celebren Misas con las partículas ya consagradas.”


15 de Septiembre de 1974,
la Virgen le dice:

(En este mensaje en la casa de Teresa comenzaron a llorar Lágrimas de Sangre pinturas, estatuas e imágenes sagradas).

“Mi hija, Mis Lágrimas, quieren despertar el corazón de tantas almas que están fría y tantos otros que no hacen Mi voluntad.

Pero para aquellos que no oran y dicen que la oración es fanatismo, sabe, hija Mía, que por ellos son estas Lágrimas, si no cambian será su condena.”

“Mi hija, el mundo está en ruinas. Mi Hijo ha decidido que si la gente sigue con el odio, se destruirá el odio y el mundo.”


2 de Noviembre de 1975,
habla Jesús:

“La guerra comenzada entre los pueblos no termina más, hasta que se destruyan mutuamente.

Me han rechazado a Mí, expulsado de sus vidas: no Me resta más que esperar y ser un espectador para ver hasta qué punto llegan. La hora es grave, el peligro grave.”


14 de Febrero de 1976,
habla la Virgen:

“Verás una gran revolución en Mi Casa: los comunistas al poder en Mi Casa, pero se producirá sólo cuando puedan actuar libremente, sin obstáculos, entonces habrá derramamiento de sangre inocente.”

“En el Vaticano están los comunistas al poder, esperando el tiempo y el momento adecuado.

Mi hija, te he escogido pobre y miserable porque tú Me entiendes, el sabio y aprendido no puede comprender Mi lenguaje, hasta que estén de rodillas con un corazón contrito.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s