Del Año Cristiano de 1778: La Fiesta de San Miguel Arcángel.

Tomado del Año Cristiano o Ejercicios Devotos para Todos los Días del Año. Madrid, 1778. Septiembre. Día 29. Página 612.

LA FIESTA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL.

Celebra hoy la Santa Iglesia una fiesta particular, no sólo en reverencia del Arcángel San Miguel, sino en honor de todos los Santos Ángeles, dirigiéndose la Misa y el Oficio a honrar con especial solemnidad a todos aquellos bienaventurados Espíritus, que tanto se interesan en nuestra salvación. Su santidad, su excelencia, los buenos oficios que hacen con todos los hombres, con todo el universo, y muy en particular con la Santa Iglesia, pedían de justicia este respetuoso reconocimiento; y aunque esta fiesta sólo se intitula de San Miguel, es porque este bienaventurado Espíritu fue siempre reconocido por General de toda la Milicia Celestial, y particular Protector de la Iglesia de Jesucristo, así corno lo había sido de la Sinagoga.

Nos enseña la Iglesia, que dio principio Dios a la creación del mundo creando ante todas cosas las celestiales Inteligencias, como para formarse a sí mismo una numerosa Corte, y tener Ministros prontos para ejecutar sus órdenes. Creemos (dice el cuarto Concilio Lateranense) firmemente que no hay más que un solo Dios verdadero, el cual al principio del tiempo sacó juntas de la nada una y otra criatura, la espiritual, y la corpórea, la angélica, y la mundana; y que después formó como una naturaleza media entre las dos, que fue la naturaleza, humana, compuesta de cuerpo y alma. Es decir, que los Ángeles son unas substancias creadas, inteligentes, y puramente espirituales, no destinadas a unirse con los cuerpos, de los cuales tienen una total independencia. Están dotados de dones más o menos perfectos, según sus diferentes grados de perfección y de excelencia. Habiendo determinado Dios desde toda la eternidad no dar el Cielo ni a los Ángeles, ni a los hombres, sino a título de corona y de recompensa, creó a los Espíritus celestiales con pleno conocimiento del bien y del mal, y con una perfecta libertad. Un crecido número de ellos, viéndose tan perfectos, y: desvanecidos con su propia excelencia, en lugar de referir a su Creador todo lo bueno y excelente que tenían, se complacieron en sí mismos; y llenos de orgullo, negaron la obediencia a Dios, por lo que fueron precipitados en los abismos, para ser infelices por toda la eternidad. Pero los otros santos Ángeles perseveraron en el bien, siempre fieles a su Creador, humildes, rendidos, y obedientes a sus órdenes: por lo que fueron confirmados en gracia. Avecindados eternamente en la celestial Jerusalén, están siempre delante del mismo Dios, le ven, le adoran, le bendicen, y no cesan de amarle con un amor perfecto y abrasado; Ellos son los Ministros de Dios, prontos siempre a obedecerle, y de ellos se sirve Dios para ejecutar sus órdenes, respecto a todas las criaturas, pero sobre todo a los hombres.

Los Ángeles son los que presentan al Señor nuestras oraciones, y de ellos se vale el Señor, ya para comunicar a los hombres su voluntad, ya para obrar en su favor grandes maravillas en ocasiones extraordinarias; habiéndolos destinado Dios para guardias y protectores de toda la Iglesia, y de cada fiel en particular. El Ángel del Señor (dice el Profeta) rodeará siempre a los justos, y los pondrá a cubierto de todo peligro. (Salmo 33).

santos-arcangeles_3

En todas las partes del viejo y del nuevo Testamento se habla de estos Espíritus bienaventurados, de sus funciones, y ministerios. Tres Ángeles en figura humana se aparecieron a Abraham, y le anunciaron el nacimiento de un hijo (Gén. 12). El Ángel Rafael acompañó al joven Tobías (Tob. 5). El Ángel Gabriel instruyo a Daniel en lo que había de suceder, y le declaró el tiempo en que debía nacer el Mesías (Dan. 5). El mismo Ángel predijo a Zacarías el nacimiento de San Juan, y anunció a la Santísima Virgen la Encarnación del Verbo en sus entrañas, saludándola llena de gracia, y Madre del Redentor. Los Ángeles anunciaron a los Pastores el nacimiento del Salvador del mundo. Ellos sirvieron a Cristo en el desierto, y le confortaron en el huerto de las Olivas; ellos anunciaron su Resurrección, y después de su Ascensión a los Cielos, pronosticaron su segunda venida en calidad de Juez.

Sabemos, dice San Gregorio, que los Ángeles están repartidos en tres Jerarquías, y cada Jerarquía en tres coros, o en tres órdenes. La primera Jerarquía es de los Serafines, Querubines, y Tronos: la segunda, las Dominaciones, Virtudes, Potestades; y la tercera de los Principados, Arcángeles, y Ángeles. Los Serafines son aquellos que están más inflamados que los otros en el fuego del divino amor. Los Querubines, los más iluminados que los otros, a quienes comunican lo que entienden, y lo que saben. La Escritura nos dice, que después que Dios arrojó a Adán y a Eva del Paraíso terrenal, puso a la puerta un Querubín con una espada de fuego, para que ninguno volviese a entrar al árbol de la vida. Los Tronos son unos Espíritus que sirven como de trono a la Majestad de Dios. Las Virtudes son aquellos que sobresalen en fuerzas para obrar efectos portentosos. Las Potestades son unos Espíritus que contienen el poder y la malignidad de los demonios; presiden a las causas inferiores y segundas, estorbando que las cualidades contrarias arruinen la economía del universo. Se les da este nombre (dice San Gregorio), porque ellos son los que nos muestran el poder de Dios. Las Dominaciones son aquellos Espíritus que tienen imperio sobre los hombres, y dominan a los Ángeles inferiores. Los Principados son aquellos que tienen particular poder para guardar, y para defender los Reinos. Aunque el nombre de Ángel es común a todos aquellos Espíritus celestiales, pero se atribuye particularmente a los que componen el octavo y el noveno Coro de toda su Jerarquía.

santos-arcangeles_miguel-gabriel-rafael

La palabra Ángel significa lo mismo que Enviado. Pero entre los Ángeles y los Arcángeles hay la diferencia de que los Ángeles son aquellos espíritus que envía Dios para las cosas comunes y ordinarias; mas los arcángeles como de orden superior a los Ángeles, son enviados para los negocios extraordinarios y de mayor importancia. A esta clase pertenecen los Ángeles Gabriel, Rafael, y Miguel. Todas las cosas (dice el Apóstol San Pablo) fueron hechas en Jesucristo, las del Cielo, y las de la tierra; las visibles y las invisibles; los Tronos, las Dominaciones, y los Principados, todos fueron creados en él y por él. (1 Colosenses). Es raro el Profeta que no hable de los Querubines y de los Serafines, dice San Gregorio: Tú, que estás sentado, y eres conducido sobre las alas de los Querubines (dice David). Los Serafines estaban alrededor del Trono (dice Isaías) y clamaban uno a otro, diciendo: Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de los Ejércitos. En casi todas las páginas se habla de los Ángeles y de los Arcángeles, dice San Gregorio; y si a estos ocho Coros de Ángeles añades el de los Tronos, de que habla San Pablo cuando escribe a los Efesios, hallarás que son nueve los Coros de los Ángeles: Proculdúbio novem esse Angelôrum órdines inveniúntur.

No había, pues, cosa más conveniente que decretar una fiesta particular en honor de aquellos Espíritus celestiales, que desde el primer instante después de su creación son favorecidos del Altísimo, componen su Corte en el Cielo, y no cesan de hacer a los hombres los más importantes servicios; siempre celosos de nuestra salvación, siempre atentos a todo lo que nos pueda conducir para esta vida y para la otra. La Iglesia instituyó una fiesta particular en reverencia de los Santos Ángeles de Guarda, el día dos de Octubre: parecía justo que instituyese también otra particular en honor de todos los demás Ángeles, y ésta es la que se celebra el día 29 de Septiembre.

san-miguel-arcangel_22Son pocos los Santos, cuyo culto, al parecer, sea más antiguo que el de los Santos Ángeles, singularmente el de San Miguel. Llegó este culto a ser excesivo, y a degenerar en una especie de idolatría desde los principios de la Iglesia. El Heresiarca Cerinto, como también Simón Mago, según el testimonio de Tertuliano, de San Epifanio, y de Teodoreto, decían que el culto y la veneración de los Ángeles era un grado absolutamente necesario para elevarnos a Dios, sin cuya escala sería el Señor inaccesible a nosotros; siendo por otra parte como un justo reconocimiento debido a la Ley que se comunicó al pueblo de Israel por ministerio de un Ángel, a la cual nos quería sujetar aquel Heresiarca. No se podía inventar blasfemia más injuriosa a Jesucristo, nuestro único y verdadero Mediador para con su Padre, y el divino Libertador que nos eximió de la Ley antigua. Contra esta perniciosa doctrina escribió San Pablo a los Colosenses, previniéndolos que no se dejasen engañar con las apariencias de una virtud postiza sujetándose a un culto supersticioso de los Ángeles, y desviándose del de Jesucristo, Cabeza única, y único Mediador de los Ángeles y de los hombres con Dios, su Eterno Padre: Nemo vos sedúcat, volens in humanitáte, Ó religióne Angelôrum, Óc. Los secuaces de Cerinto, que según Teodoreto, estaban esparcidos por las Provincias de Frigia, y de Puidia, habían erigido en ellas algunos Templos de San Miguel, en los cuales le tributaban un culto que llegaba a ser idolatría. Exterminados después estos herejes, los católicos, que desde el tiempo del Grande Constantino arruinaban los Templos de los falsos Dioses, conservaron los que estaban dedicados al Arcángel San Miguel, por ser muy religioso el culto de los Ángeles, contentándose con purgarlos de las heréticas supersticiones.

No tenemos en la Iglesia más que tres Ángeles, conocidos con nombres particulares: San Miguel, San Gabriel, y San Rafael; para mostrarnos, dice San Gregorio, por los tres particulares nombres la especial virtud, y el carácter de cada uno. Miguel, dice el mismo Santo, significa: ¿Quién como Dios? Quis sicut Deus? Gabriel significa Fortaleza de Dios: Gabriel autem fortitúdo Dei; y Rafael significa Medicina de Dios: Rafael verò dícitur medícina Dei. Entre todos los Espíritus Angélicos siempre fue reconocido San Miguel, como el Jefe de toda la Milicia Celestial, a quien deben adorar más religiosamente los fieles, profesándole más particular devoción por muchas razones. En el capítulo décimo del Profeta Daniel se llama a San Miguel el primero entre todos los Jefes principales: Ninguno me asiste en todas estas cosas, sino Miguel, que es vuestro Príncipe, decía el Ángel que hablaba con el Profeta; y el mismo Ángel, hablando de lo que había de suceder al fin del mundo entonces, se verá (le dijo) el Gran Príncipe Miguel, que toma la defensa de los hijos de tu pueblo.

Pero mucho antes del Profeta Daniel era ya San Miguel conocido de los hombres, como lo vemos en la Epístola de San Judas, con motivo de la victoria que consiguió del demonio. Muerto Moisés, aquel insigne obrador de tantas maravillas, conoció muy bien el demonio que el pueblo de Israel, tan propenso naturalmente a la idolatría, acordándose de tantos prodigios como le había visto obrar, no dejaría de tributar cultos divinos a su cuerpo, forjándose de él un ídolo; y con este depravado fin pretendía mover los Israelitas a que le erigiesen un magnífico mausoleo. Pero lo estorbó San Miguel, como protector del mismo pueblo, y dispuso las cosas de manera, que nunca llegaron los Israelitas a descubrir el cuerpo de Moisés.

san-miguel-arcangel_5En el Apocalipsis de San Juan se hace mención de otro combate entre San Miguel y los Ángeles rebeldes. Se dio (dice) en el Cielo una gran batalla: Miguel y sus Ángeles combatían contra el dragón, esto es, contra Lucifer; el dragón con los suyos peleaba contra él; pero estos quedaron vencidos, y desde entonces no han vuelto a aparecer en el Cielo. Este gran dragón, esta antigua serpiente que se llama Diablo y Satanás, que engaña a todo el mundo, fue precipitado en los infiernos con todos sus Ángeles.

Muchos creen que también fue San Miguel aquel Ángel que se apareció a Josué, después que pasó el Jordán, representándose en figura de un Héroe armado, y ofreciéndose a ayudarle a la conquista, y sujeción de los Cananeos. ¿Eres de los nuestros, o de los enemigos?, le preguntó Josué. No, (le respondió el Ángel), yo soy el Príncipe de los Ejércitos del Señor. También quieren algunos que fuese el Arcángel San Miguel aquel Ángel que se apareció a Gedeón, para moverle a que liberase al pueblo de Israel de la servidumbre de los Madianitas. Ni son pocos los que opinan que este bienaventurado Espíritu fue el que representó a la Majestad de Dios, así en la zarza ardiendo, como en el monte Sinaí. Lo que no admite duda es, que San Miguel ha sido siempre venerado, como especial Protector de la Santa Iglesia; atento a que, después de la Ascensión de Cristo a los Cielos, no tenemos aparición alguna auténtica de San Gabriel, de San Rafael; siendo así que tenemos muchas, y en muchas partes del glorioso San Miguel, que se ha aparecido a los fieles en muestra de su particular protección a la universal Iglesia. Drepanio Floro, Poeta cristiano, habla de una aparición de San Miguel en Roma.

La del monte Gárgano, Provincia de la Pulla, en tiempo del Papa Gelasio I, por los años de 493 es la más célebre: y la Iglesia quiso consagrar su memoria por una fiesta particular en el día 8 de Mayo. Bonifacio III erigió en Roma una Iglesia en honor de San Miguel sobre la eminencia de la mole, o del sepulcro de Adriano, que por esta razón se llama Monte, y hoy el Castillo de Santo Ángel. También es San Miguel Protector de la Francia en particular. Hay en aquel Reino un famoso Monasterio, llamado Monte San Miguel, erigido en medio del mar sobre un islote o peñón, en consecuencia de otra semejante aparición que hizo San Miguel a San Auberto, Obispo de Auranches, el año de 709. Para reconocer, y para merecer más y más esta antigua protección, el año de 1496 instituyó Luis II en Amboisa la Orden Militar de San Miguel, cuyo Gran Maestre es el mismo Rey; y ordenó que los Caballeros trajesen siempre pendiente del cuello un collar de oro, compuesto de Conchitas enlazadas unas con otras, y pendiendo de él una medalla del Arcángel San Miguel, antiguo Protector del Reino de Francia.

san-miguel-arcangel_102Pero lo que debe avivar y encender más la devoción de los fieles con el glorioso San Miguel, es el estar destinado para conducir las almas y presentarlas ante el terrible Tribunal de Dios, para ser juzgadas al salir de esta vida. Nada nos interesa más que el lograr por especial protector con el Soberano Juez, al que se puede llamar su primer Ministro; al que tiene a su cargo presentarnos al Señor en aquel momento decisivo de nuestra eterna suerte, y aquel en cuyas manos, por decirlo así, rendimos el alma con el último suspiro. Este es, dice la Iglesia en el Oficio del día; este es el Arcángel San Miguel: Princeps milítiae Angelôrum, Príncipe de la milicia de los Ángeles; los honores que se le tributan, merecen mil bendiciones a los pueblos, y su intercesión nos conduce al Reino de los Cielos: Cuius honor praestat beneficia populôrum, Ó oratio perdúcit ad regna Caelôrum.

A San Miguel (añade la misma Iglesia) encargó Dios las almas de sus escogidos, para que las condujese a la estancia de los bienaventurados: Cui trádidit Deus ánimas Sanctôrum, ut perdúcat eas in regna Caelôrum. En aquel tiempo de prueba y de calamidad, dijo el Ángel que anunció a Daniel lo que había de suceder en los siglos futuros, Miguel, Protector de tu pueblo, y de todos los fieles, se dejará ver para defenderlos contra el enemigo de la salvación: In témpore illo consúrget Michael, qui stat pro filiis vestris. Vino el Arcángel Miguel (dice !a Sagrada Escritura) en socorro del pueblo de Dios; y nunca deja de ayudar y de proteger a los justos: Michael Archángelus venit in adiutórium pópulo Dei; stetit in auxílium pro animábus iustis. No es, pues, de admirar si en todo tiempo se ha profesado una especial veneración y devoción en la Iglesia al Arcángel San Miguel.

En el cuarto siglo, o a lo menos a los principios del quinto, había a dos leguas de Constantinopla una célebre y magnífica Iglesia, llamada Michátion, o del Templo de San Miguel, porque obraba Dios en ella milagrosas curaciones por intercesión de San Miguel. Habla de ella Sozomeno, como quien experimentó en sí mismo los maravillosos efectos de su poder para con Dios. Si los Ángeles son nuestros intercesores (dice San Ambrosio), si son nuestros defensores, y nuestros Abogados, debemos honrarlos, invocarlos, y dirigirles nuestras oraciones, para que no nos nieguen su protección: Sed Ó illi, si custódiunt, vestris custódiunt oratiónibus advocáti. En el Canon de la Misa, y en las Liturgias se hace mención de los Santos Ángeles; y las Letanías, que son como un resumen de las oraciones públicas, comienzan por los Ángeles, después de la Santísima Virgen.

san-miguel-arcangel_gargano1Así, pues, (dice un Doctor del siglo pasado) es verdad en cierto sentido que de la misma manera que se celebraba la fiesta general de la Santísima Trinidad, del Santísimo Sacramento, y de todos los Santos, antes que se instituyesen fiestas particulares; del mismo modo se celebraba la fiesta general de todos los Ángeles en las Liturgias y en las Iglesias, antes que se fijase un día particular para su solemnidad.

Y como esta fiesta se instituyó con motivo de las apariciones de San Miguel, particularmente la del Monte Gárgano, donde se encontró una especie de bóveda, en figura de Iglesia, abierta en una roca, y el mismo San Miguel dio a entender que sería de su agrado el que se le dedicase; por eso conservó siempre el título de Dedicación la fiesta que hoy se instituyó con ocasión de estas apariciones, y de estos Templos en honra de San Miguel.

________________________
Fuente:
https://books.google.co.ve/books?id=Z90lPw1pLIEC&pg=PA88&lpg=PA88&dq=A%C3%B1o+Cristiano+o+Ejercicios+Devotos+Septiembre&source=bl&ots=Zhxb5Fw1sn&sig=ksRKZxo8e_H9IQ5pJdSJenHQwrE&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjdtIf1-P_OAhWHth4KHTv2ARAQ6AEIITAB#v=onepage&q=A%C3%B1o%20Cristiano%20o%20Ejercicios%20Devotos%20Septiembre&f=false 

La Fiesta de San Miguel Arcángel

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Se están vendiendo a sí mismos como esclavos al Maligno. Sepan que están viviendo en el reinado del anticristo.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)
[1]

bernabenigeria420 de Octubre de 1999 / Hora: 12:00 de medianoche
Lugar: Mi Altar de Reparación, Olo. 

¡VEAN! LOS DÍAS ESTÁN CONTADOS.

As I was praying in reparation during this hour, I saw the vision of the Agonizing Jesus Christ hanging on the Cross. He suffered the anguish and grief, pains and sorrow of crucifixion. Precious Blood and sweat were constantly coming out from all the Wounds of His Sacred Body. Our Lord kept looking for someone to console Him.

Mientras ofrecía oraciones de reparación durante esta hora, tuve una visión de Jesucristo Agonizante colgando en la Cruz. Él sufría angustia y aflicciones, penas y dolores por la Crucifixión. Sudor y la Sangre Preciosa se derramaba continuamente de todos Sus Heridas de Su Sagrado Cuerpo. Nuestro Señor continuaba buscando alguno que Lo consolara.

After sometime, cloud came down and covered the whole place. The Holy Agonizing Face of Jesus Christ appeared and said to me:

Después de un tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. El Santo Rostro Agonizante de Jesucristo apareció y me dijo:

“Barnabas, arise! See! The days are numbered. The evil ones have already gained ground. See, the people of this earth, My own people, are selling themselves as slaves to the Evil One. Be it known to you that you are living in the reign of the Antichrist. Happy are you all who will endure till the end. They will be saved.

“Bernabé: ¡Levántate! ¡Mira! Los días están contados. Los malvados ya han tomado terreno. Mira, la gente de esta tierra, Mi propio pueblo, se están vendiendo a sí mismos como esclavos al Maligno. Sepan que están viviendo en el reinado del anticristo. Felices los que permanezcan firmes hasta el final. Ellos serán salvados.

Barnabas, purify yourself with fasting and prayer, with silence and holy meditation of My Agonizing Life. I will visit you privately, so as to reveal to you the plan of the Evil One and admonish you and your people on how to live so as to overcome these evil days.

Bernabé, purifíquense con ayuno y oración, con silencio y santa meditación de Mi Vida Agonizante. Yo te visitaré privadamente, para revelarte el plan del Maligno y advertirte y a tu gente en cómo deben vivir para poder sobrepasar estos días malvados.

Remember My words to you; be humble and obedient always. I am the Agonizing Jesus Christ”.

Recuerden Mis Palabras a ustedes, sean siempre humildes y obedientes. Soy Jesucristo Agonizante.”

Immediately, the vision passed.

Inmediatamente la visión terminó.

________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones,
dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Rosario de San Miguel Arcángel revelado a la Sierva de Dios, Antonia D’Astonaco, Portugal (††1751)

Sierva de Dios, Antonia D’Astonaco, Portugal (†1751) [1]


Historia

Un día, San Miguel Arcángel se le apareció a la devota Sierva de Dios, Antonia D’Astonaco, y le dijo que él deseaba ser honrado mediante la recitación de Nueve Salutaciones, que corresponden a los Nueve Coros de Ángeles, en las cuales se piden a Dios las Virtudes mediante Su intercesión.


Promesas

A los que practican esta devoción en su honor, el Arcángel promete grandes bendiciones. Promete enviar un Ángel de cada Coro Angélico, para acompañar a los devotos a la hora de la Santa Comunión. Además, a los que recitaran estas nueve Salutaciones todos los días, les asegura que disfrutarán de su asistencia continua. Es decir, durante esta vida y también después de la muerte. Aun más, serán acompañados de todos los Ángeles y, con todos sus seres queridos, parientes y familiares serán librados del Purgatorio.

rosario-de-san-miguel-a

La Coronilla de San Miguel Arcángel consiste
en un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria
en honor de cada Coro Angélico.


Fórmula con que se practica esta Devoción

¡Oh, Dios mío! Me arrepiento de haberte ofendido, porque eres infinitamente Bueno y Amable; y propongo firmemente, mediante Tu Santa Gracia, no volver a ofenderte ya más, aun a costa de la vida.

V:  Dios mío, ven en mi auxilio.
R: Señor, date prisa en socorrerme.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo… (Inclinando la cabeza)


1º Salutación
 

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los SERAFINES, enciende en nuestros corazones una llama de perfecta CARIDAD. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 1º Coro Angélico.


2º Salutación  

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los QUERUBINES, danos una verdadera HUMILDAD de corazón. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 2º Coro Angélico.


3º Salutación
 

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los TRONOS, aumenta en nosotros la FE. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 3º Coro Angélico.


4º Salutación

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de las DOMINACIONES, aviva en nosotros la ESPERANZA. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 4º Coro Angélico.


5º Salutación

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los PRINCIPADOS, danos la PUREZA del alma y del cuerpo. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 5º Coro Angélico.


6º Salutación

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de las POTESTADES, danos el don de CONSEJO. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 6º Coro Angélico.


7º Salutación
 

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de las admirables VIRTUDES, danos el don de la PIEDAD. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 7º Coro Angélico.


8º Salutación

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los ARCÁNGELES, danos el don de la ORACIÓN. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 8º Coro Angélico.


9º Salutación
 

¡Dios mío! Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del Coro Celestial de los ÁNGELES, danos el don de la PERSEVERANCIA en el bien hasta la muerte. Amén.

  • Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y gloria, en honor del 9º Coro Angélico.

 

  • Un Padre Nuestro en honor de cada uno de los siguientes Ángeles, como se indica:

en honor de San Miguel.
 en honor de San Gabriel.
 en honor de San Rafael.
 en honor del Ángel de la Guarda.


Antífona:
Gloriosísimo Príncipe San Miguel, Jefe y conductor de los Ejércitos Celestiales, Custodio de las almas, Vencedor de los espíritus rebeldes, favorito en la Casa de Dios, nuestro admirable conductor después de Jesucristo, de sobrehumana excelencia y virtud, dígnate librarnos a todos nosotros que a Ti recurrimos con confianza, de todo mal, y haz que mediante Tu incomparable protección, adelantemos todos los días en el santo servicio de Dios.

V: Ruega por nosotros, oh, gloriosísimo Protector nuestro San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Jesucristo.
R: Para que nos hagamos cada vez más dignos de Sus Promesas. 


Oración:
Omnipotente y Sempiterno Dios, que con prodigio de Bondad y Misericordia, para salvación común de los hombres elegisteis por Príncipe de Tu Iglesia, al gloriosísimo Arcángel San Miguel, haznos dignos, Te suplicamos, de ser por Su poderosa protección, librados de todos nuestros enemigos de modo que en la hora de la muerte, ninguno de ellos nos moleste y podamos lograr que él mismo nos introduzca en la Mansión Celestial para contemplar eternamente Tu Divina Majestad. Te lo pedimos, por los Méritos de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

La Salve:

¡Dios Te Salve, Reina y Madre! ¡Madre de Misericordia! ¡Vida, Dulzura y Esperanza nuestra, Dios Te Salve! A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, Abogada nuestra!, vuelve a nosotros esos Tus Ojos Misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de Tu Vientre.

¡Oh, Clemente! ¡Oh, Piadosa! ¡Oh, Dulce, siempre Virgen María!

________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica. El 8 de agosto de 1851 Pío IX concedió 5 años de indulgencias a la práctica de este piadoso ejercicio.

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“He abierto la puerta de la Devoción. Nadie tiene el poder sobre Mi Preciosa Sangre, la Sangre del Nuevo Sello.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)
[1]

bernabenigeria531 de Julio de 1999 / Hora: 10:00 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo. 

HAGAN CONOCER MI VOLUNTAD A TODOS LOS HOMBRES.

In our novena prayer on the last day of the great month of July, I saw, the vision of the Holy Trinity in the cloud. The Son of God, Jesus Christ, held a Chalice in His Hand as He sat by the right side of His Father Who held a staff in His Right Hand. The Holy Spirit gave out Divine rays from above. I saw also a Crown of Thorns, a sword, and three nails, all lying by the feet of the Son of God.

Durante nuestra Novena en el último día del gran mes de Julio, tuve una visión de la Santísima Trinidad en la nube. El Hijo de Dios, Jesucristo, sostenía un Cáliz en Su Mano mientras se sentaba al lado derecho de Su Padre quien sostenía un bastón en Su Mano Derecha. El Espíritu Santo emanaba Rayos Divinos de lo Alto. También vi una Corona de Espinas, una espada, tres clavos, todo esto, situado a los pies del Hijo de Dios.

After a while, cloud came down and covered the whole place. In the cloud, appeared the Holy Agonizing Face of Jesus Christ, Who calmly said:

Después de un rato, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante, que calmadamente dijo:

“My children, receive the Holy Spirit.

“Hijos Míos, reciban el Espíritu Santo.

(Silencio).

 Let the Spirit of Truth and of Knowledge rest upon you. May the Spirit fill you all with power and wisdom.

Permitan que el Espíritu de la Verdad y del Conocimiento descanse sobre ustedes. Que el Espíritu los llene a todos con Poder y Sabiduría.

(Silencio).

Be filled with the Holy Spirit of light. Fear not for I am with you always to help you.

Sean llenos del Espíritu Santo de la Luz. No teman, porque Yo estoy con ustedes siempre para ayudarlos.

My Priest, the bearer of My agony, fear not to carry out this devotion. Today, I fill you with the fullness of My Spirit, the Holy Spirit of Light and Wisdom. Go and make My Will known to all men. I have said this before; I am repeating it that I have opened the gate of the devotion. No one has power over My Precious Blood, the Blood of the New Seal. My Priest, edit and compile all the messages and prayers I have for this devotion as soon as possible. The Evil One is about to attack. During that time, you will not be balanced to do this work. There will be great confusion in the world. Only those who live in Me and I in them will know what to do.

Mi Sacerdote, el portador de Mi Agonía, no temas llevar esta Devoción. Hoy, te lleno con la plenitud de Mi Espíritu, el Espíritu Santo de la Luz y de la Sabiduría. Ve y haz conocer Mi Voluntad a todos los hombres. Yo he dicho esto antes. Yo lo estoy repitiendo, He abierto la puerta de la Devoción. Nadie tiene el poder sobre Mi Preciosa Sangre, la Sangre del Nuevo Sello. Sacerdote Mío, edita y recopila todos los Mensajes y Oraciones que He dado para esta Devoción tan pronto como sea posible. El maligno está por atacar. Durante ese momento, no estarás equilibrado para hacer este trabajo. Habrá mucha confusión en el mundo. Sólo aquellos que viven en Mí y Yo en ellos sabrán qué hacer.

My Priest spread all the prayers fast. Let My people pray and console My Agonizing Heart. Those, whom I want to know these truths revealed to you, I mean this devotion, will hear you. They will believe you and spread it as well. But all whom I did not permit to know will never understand. You should not send this devotion to your bishop again until you edit and compile well all the messages I gave you. If you do send it, he will not give any answer. If you obey Me, fear not again.

Sacerdote Mío, propaga rápido esta Devoción. Deja que Mi gente rece y consuele Mi Corazón Agonizante. Aquellos que Yo quiero que conozcan estas verdades reveladas a ti, Me refiero a esta Devoción, te escucharán. Ellos te creerán y también propagarán esta Devoción. Pero todos aquellos a quienes no He permitido conocerla, no la entenderán nunca. No deberías enviar esta Devoción de nuevo a tu Obispo hasta que no edites y recopiles bien todos los Mensajes que te He dado. Si lo envías así, no les dará respuesta alguna. Si Me haces caso, no tienes nada que temer.

Leave the work for Me. When the hour comes he will do My Will. My Priest, never disobey My Church. Submit to the authorities of My Holy Church. Even if it does not please you, OBEY! You console Me with obedience. I am the Agonizing Jesus Christ.

Déjame a Mí el trabajo. Cuando llegue la hora, él hará Mi Voluntad. Mi Sacerdote, nunca desobedezcas a Mi Iglesia. Sométete a las autoridades de Mi Santa Iglesia. Aunque no te plazca, ¡OBEDECE! Tú Me consuelas con tu obediencia. Yo Soy Jesucristo Agonizante.

My children, wake up. Make My Will known to all men. Evangelize this devotion. Teach all men all that you have learnt from Me. Today, I fill you with the fullness of My Spirit. Let your mind open to understand, your eyes open to see and your mouth proclaim My goodness. Teach them the value of My Most Precious Blood. I promise to protect you all. The coming persecution will not snatch your souls. I promise to convert 12 sinners of your lineage, all of you who devotedly adore Me in this month of My Precious Blood. These sinners will know My Holy Will.

Hijos Míos, despierten. Hagan conocer Mi Voluntad a todos los hombres. Evangelicen esta Devoción. Enseñen a todos los hombres todo lo que han aprendido de Mí. Hoy, los lleno con la plenitud de Mi Espíritu. Dejen que su mente se abra para entender, sus ojos se abran para ver y su boca proclame Mi bondad. Enséñenles el valor de Mi Preciosísima Sangre. Yo prometo protegerlos a todos. La venidera persecución no perderá sus almas. Yo prometo convertir a 12 pecadores del linaje de aquellos que devotamente Me adoren en este mes de Mi Preciosa Sangre. Estos pecadores conocerán Mi Santa Voluntad.

Today, I am releasing 24 souls of your lineage from the purifying fire of Purgatory. They are now rejoicing with the Saints. I will grant your requests according to My Divine Will.

Hoy, Yo estoy liberando 24 almas de sus linajes del fuego purificador del Purgatorio. Ellos están ahora gozándose con los Santos. Yo otorgaré sus pedidos de acuerdo con Mi Divina Voluntad.

Barnabas, today, I release to you all that I held. It shall be well with you and your people, who are with Me in My agony. I will hide you all from the sight of the Evil One. My plan will be carried out and you will still be hidden. This is to fulfill all I have promised you.

Bernabé, hoy los libero de todo lo que retenía. Estaré bien con ustedes y con su gente, que está Conmigo en Mi agonía. Yo los esconderé a todos de la vista del maligno. Mi Plan se llevará a cabo y ustedes aún seguirán escondidos. Esto es, para cumplir todo lo que les he prometido.

Children, as I am hiding you, help and hide yourselves in the blanket of humility and simplicity. My blessing remains with you.

Hijos, mientras Yo los escondo, ayuden y escóndanse a sí mismos dentro de la sábana de la humildad y de la sencillez. Mi bendición permanece con ustedes.

Children, know now that you are living in the hour of purification. Hold firm your faith. Do not betray Me. Do not deny Me. Do not leave Me alone. The hour has come, the hour when the forces of darkness rule. This is the hour of the Evil One, look out and see, let’s go and meet them.

Hijos, conozcan que están viviendo el tiempo de la purificación. Sujétense firmemente a su fe. No Me traicionen. No Me nieguen. No Me dejen solo. La hora ha llegado, la hora en que las fuerzas de la oscuridad reinarán. Ésta es la hora del maligno, miren afuera y vean, vamos y encontrémoslos.

Children, I promise you, in the end, My Mother’s Immaculate Heart will triumph. My Precious Blood will reign. How many of you will live in Me to reign with Me? Happy are you who have the privilege to enter the Land of Promise. They have power to eat the fruit of the new Garden of Eden. They will enjoy the Golden Peace of the new Garden of Eden. Children, struggle hard, fight and win the battle.

Hijos, Yo les prometo que al final, el Inmaculado Corazón de Mi Madre triunfará. Mi Preciosa Sangre reinará. ¿Cuántos de ustedes vivirán en Mí para reinar Conmigo? Felices ustedes que tienen el privilegio de entrar a la Tierra Prometida. Ellos tienen el poder de comer la fruta del nuevo Jardín del Edén. Ellos disfrutarán la Paz del nuevo Jardín del Edén. Hijos, esfuércense duramente, luchen y ganen la batalla.

Today, I have given you everything I planned for this devotion.

Hoy, les he dado todo lo que había planeado para esta Devoción.

Children, do you love Me? Make My Will known to the whole world. Barnabas, do you love Me?”

Hijos, ¿Me aman? Hagan conocer Mi Voluntad al mundo entero. Bernabé, ¿Me amas?”

I replied, “Lord, Lord I love You and promise to console You. I will show You love by adoring Your Precious Blood”. He said,

Yo respondí: “Señor, Señor, Te amo y Te prometo consolarte. Te mostraré amor adorando Tu Preciosa Sangre.” Él dijo:

“Bear all the agonies you will suffer for Me”.

“Soporta todas las agonías que sufrirás por Mí.

Children of My Heart, do you love Me? Remain in My Heart of Love.

Hijos de Mi Corazón, ¿Me aman? Permanezcan en Mi Corazón de Amor.

All these blessings I have given you remain forever for all who devoutly adored Me in this month.”

Todas las bendiciones que les he dado permanecen para siempre en todos los que devotamente Me adoran en este mes.”

(Silencio).

The Precious Blood mingled and flowed from His Sacred Head and poured on us. Our Lord said:

La Preciosa Sangre se mezcló y fluyó de Su Sagrada Cabeza y se derramó sobre nosotros. Nuestro Señor dijo:

“I bless you all with My Precious Blood, In the Name of the Father, and of the Son, and of the Holy Spirit. Remain in peace from Heaven.”

“Los bendigo a todos con Mi Preciosa Sangre, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Permanezcan en la Paz del Cielo.”

Immediately, the vision passed.

Inmediatamente la visión terminó. 

________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones,
dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“A través de Mi Preciosa Sangre, prometo atraer a todos los hombres hacia Mí.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)
[1]

bernabenigeria230 de Julio de 1999 / Hora: 10:00 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo. 

QUIERO QUE TODOS LOS HOMBRES REINEN CONMIGO.

In our novena prayer, I saw the vision of the Agonizing Jesus Christ hanging on the Cross. He was bleeding from all the Wounds of His Sacred Body. Within a short time, cloud came down and covered the whole place. In the cloud, appeared the Holy Face of the Agonizing Jesus Christ, Who said:

Durante nuestra Novena de oración, tuve la visión de Jesucristo Agonizante colgando en la Cruz. Él estaba sangrando por todas Sus Heridas de Su Sagrado Cuerpo. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante, que dijo:

“My children, tonight being the eve of the last day of this Great Month of July, the Month of My Precious Blood, I say to you, peace be with you all.

“Hijos Míos, esta noche siendo la tarde del último día del Gran Mes de Julio, el Mes de Mi Preciosa Sangre, les digo a ustedes, la Paz esté con todos ustedes.

On the day when My glory will be revealed, My healing power will rise like the sun and you shall be healed. You shall be strengthened to do My will. The ocean of My Precious Blood will flow and renew the face of the earth. The lost sheep will be found. They will gather together under the Shepherd of one flock. There will be serenity and tranquility in the midst of My flock. There will be a Golden Peace among them.

En el día en que Mi Gloria sea revelada, Mi poder sanador se levantará como el sol y ustedes serán sanados. Ustedes serán fortalecidos para hacer Mi Voluntad. El Océano de Mi Preciosa Sangre se derramará y renovará la faz de la Tierra. Las ovejas perdidas serán encontradas. Ellas se reunirán bajo el Pastor en un solo rebaño. Habrá serenidad y tranquilidad en medio de Mi rebaño. Existirá una Paz Dorada entre ellos.

Whenever they hear the voice of the Shepherd, they will all run to hear from Him. They will obey the law of their Lord. During this era, the enemy of My Holy Cross will be seized. The power of iniquity will be chained. My Father will reign in all men.

Cuando ellos oigan la Voz del Pastor, todos correrán a escucharlo. Ellos obedecerán la Ley de su Señor. Durante esta era, el enemigo de Mi Santa Cruz será atrapado. El poder de la iniquidad será atado. Mi Padre reinará en todos los hombres.

Children, how many of you will enter this Era of My Glorious Reign? I want all men to reign with Me. Therefore, I plead with you to make My Will known to all men. Through My Precious Blood, I promise to draw all men to Myself.

Hijos, ¿cuántos de ustedes entrarán en esta Era de Mi Reino Glorioso? Yo quiero que todos los hombres reinen Conmigo. Por lo tanto, ruego con ustedes que Mi Voluntad sea conocida por todos los hombres. A través de Mi Preciosa Sangre, prometo atraer a todos los hombres hacia Mí.

Children, gather all the messages I gave to you from 1st Jan. 1997 to the last day of this novena. Edit the messages and prayers as well. Then, make My Will known to the whole world. I promise I will let you know the remaining of the Reparation Prayer. I will let you hear the missing words any time from now. When you hear it, compile it. I am near to help you.

Hijos, recopilen todos los Mensajes que les he dado, desde el 1ero de enero de 1997 hasta el último día de la Novena. Editen los Mensajes y las Oraciones. Luego, den a conocer Mi Voluntad al mundo entero. Yo prometo que les daré a conocer lo que falta a las Oraciones de Reparación. Yo permitiré que escuches las palabras que faltan en cualquier momento a partir de ahora. Cuando las oigas, recopílalas. Yo estoy cerca para ayudarte.

Children, if you obey Me by compiling all My messages, I assure you, the Church will hear you. Whatever you then ask of Me, that shall be done. Be at peace always. Never contradict the will of Heaven in your lives; even if it does not please you. Children, obey; your obedience will never lead you astray. The Evil One has no power over the obedient.

Hijos, si Me obedecen en recopilar todos Mis Mensajes, les aseguro que la Iglesia los escuchará. Lo que sea que Me pidan, será concedido. Estén siempre en paz. Nunca contradigan la Voluntad del Cielo en sus vidas. Aún si no les agrada. Hijos, obedezcan. Su obediencia nunca los hará errar. El maligno no tiene poder sobre el obediente.

Love your cross. Bear all the pains for My consolation, and in reparation for sin. Help the weak among you. Encourage one another in your difficulties.

Amen su cruz. Soporten todos los dolores para Mi Consuelo y en reparación por los pecados. Ayuden a los débiles entre ustedes. Aliéntense unos con otros en sus dificultades.

Be simple. Your simplicity will win for you a Victorious Crown. My children, never forget that I am the Agonizing Jesus Christ. Console Me. Adore My Precious Blood.

Sean sencillos. Su simplicidad ganará para ustedes una Corona Victoriosa. Hijos Míos, nunca olviden que Soy Jesucristo Agonizante. Consuélenme. Adoren Mi Preciosa Sangre.

Be at alert and watchful to receive all that Heaven has for you tomorrow. Do not sleep in My Presence. Pray to Me with love and awe.

Estén alertas y vigilantes para que reciban mañana todo lo que el Cielo tiene para ustedes. No se duerman en Mi Presencia. Recen con amor y reverencia.

I will hear you and bless you. I love you all. I bless you all”.

Yo los escucharé y los bendeciré. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones,
dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

La Fiesta de Nuestra Señora de La Merced.

Tomado del Año Cristiano o Ejercicios Devotos para Todos los Días del Año. Madrid, 1778. Septiembre. Día 24. Página 510.

LA FIESTA DE NUESTRA SEÑORA
DE LA MERCED.

En aquel tiempo en que el Imperio Romano iba declinando de su majestad y de su poder, entraron en España los Godos, los Vándalos, los Suevos, los Alanos, y los Silingos: se establecieron en ella, y la repartieron entre sí; pero al cabo quedaron dueños los Godos de todas sus Provincias, y después de Alarico, Ataúlfo, y Sigerico, el año de 416 fijó Walia su trono en aquella región, como Rey de toda la Monarquía. Roderico o Rodrigo, último Rey de los Visogodos, auxiliado de su hermano Cosa, atacó a Witiza, le derrotó, y le mandó sacar los ojos, se apoderó del Reino de España. Era Rodrigo Príncipe cruel, de costumbres estragadas, cuyo duro y tiránico gobierno tenía enconados contra sí todos los ánimos; y arrastrado de las pasiones que le tiranizaban, violó el honor de una dama principal, hija del Conde Julián, uno de los primeros Señores de España, tan acreditado en la Corte, como en el ejército.

Era el Conde Gobernador de Ceuta, Capital de un Gobierno de los Godos en España, situada en la costa de África, no lejos de Gibraltar, donde los Godos poseían algunas plazas. Ofendido, y vivamente irritado de la afrenta que el Rey había he hecho a su sangre y a su estimación en la persona de su hija, disimuló por algún tiempo su sentimiento y su deshonor; pero noticioso de que los Árabes juntaban en el África un poderoso ejército, se valió de este pretexto, y pidió licencia al Rey para retirarse a su Gobierno. Tomó la vuelta de Ceuta, llevándose consigo lo más precioso que tenía; y fingiendo después en su mujer una dolencia mortal que la tenía sin esperanza de vida, escribió al Rey, suplicándole permitiese a su hija que acudiese apresurada a recibir la bendición, y los últimos suspiros de su moribunda madre. Luego que el Conde Julián vio asegurada su hija, puso en ejecución los medios que ya tenía discurridos para saciar su venganza, y comunicó su sentimiento y su dolor a Muza, General del ejército del Califa de Damasco, que se hallaba a la sazón en Berbería. No sólo le ofreció entregarle todas las plazas que estaban en la jurisdicción de su Gobierno, sino hacerle también dueño de toda la Monarquía Española, como le quisiese dar un número de tropas suficiente para salir con la empresa. Por entonces sólo le quiso dar Muza doce mil hombres para que conquistase con ellos una parte de la España: y abierta ésta a los Moros o a los Árabes, en breve tiempo la sujetaren toda a la obediencia del Califa. El año de 713 perdió el Rey Rodrigo la vida y la corona en una sangrienta batalla que ganaron los infieles, viéndose obligados los Españoles a refugiarse en las montañas de León, de Asturias, y de Galicia.

Eran aquellos infieles Mahometanos, por cuya razón también se apellidaban Sarracenos, y multiplicados prodigiosamente en España, se extendieron de la otra parte de los Pirineos, ocuparon las Provincias del Lenguadoc, y causaron muchos estragos en Francia. El año 732 los deshizo en ella Carlos Martel, y el de 778 los desbarató en España Carlo Magno, con cuyos golpes quedó abatido su orgullo; y saliendo los Españoles poco a poco de sus escarpados montes, fueron con el tiempo reconquistando una parte de las Provincias perdidas, y formaron de ellos muchos reinos, encerrando a los Sarracenos en la parte meridional de España, donde, por ser dueños de los Puertos, podían recibir los socorros que les venían del África, y a beneficio de ellos se mantuvieron hasta el reinado de Fernando Rey de Aragón, y de Castilla por su mujer la Reina Doña Isabel. En todo este tiempo continuaron los Moros sin cesar la guerra contra los cristianos, declarando esclavos o cautivos a todos los que hacían prisioneros.

Era durísimo el cautiverio, no habiendo barbaridad que no experimentasen los infelices que le sufrían. A muchos los desollaban vivos, a otros los empalaban: a no pocos los quemaban las plantas de los pies a fuego lento, otros expiraban a violencia de crueles palos, y todos eran peor tratados que los más viles animales de carga; siendo mayor la desgracia de muchos, que rendidos al miedo de tan crueles tratamientos, renunciaban la Fe, y abrazaban el Mahometismo.

ns-de-la-merced_02mLa Madre de misericordia, de quien los Españoles fueron siempre tan devotos, y que estando aún en vida había tomado a España debajo de su protección; cuando apareciéndose al Apóstol Santiago sobre el pilar que hasta el día de hoy se venera en Zaragoza, según la antigua tradición del país, le mandó edificar en aquel mismo sitio una Capilla dedicada a su nombre, prometiéndole su especial protección de una nación que había de ser devotísima suya hasta el fin de los siglos: la Madre de misericordia, vuelvo a decir, compadecida de tantas miserias como afligían a los pobres cristianos cautivos, quiso dar al mundo un ilustre testimonio de su maternal bondad, fundando milagrosamente una Religión, cuyo instituto fuese solicitar el alivio, y la redención de los cautivos cristianos que gemían bajo la cruel esclavitud de los Moros.

Escogió para esta grande obra a uno de sus más santos, y más fervorosos siervos, cual fue San Pedro Nolasco, natural del Lenguadoc, siendo su familia de las más nobles del país, habiendo nacido el año de 1189 en un lugar del Obispado de San Paul, llamado Más de las santas Doncellas a una legua de Castelnaudari. Este gran siervo de Dios, no menos distinguido por su ilustre nacimiento, que por sus grandes riquezas, y sobresalientes prendas, renunciando generosamente las más halagüeñas y mas tentadoras esperanzas que el mundo le prometía, resolvió dedicarse todo a Dios, empleando en su servicio sus bienes y sus talentos.

Sobresalían en él, descollando entre todas las demás virtudes, la tierna devoción a la Santísima Virgen, y una ardiente caridad por los cautivos cristianos que arrastraban las cadenas en poder de los Sarracenos. Parecían como nacidas con él la singularísima ternura hacia la Madre de Dios, y la compasión con los miserables cautivos, tanto, que no pudo sosegar hasta que vendió todos sus bienes para redimirlos de aquella esclavitud. Ya dijimos en su vida, que animado con los felices sucesos que experimentó en los primeros ensayos de aquella abrasada caridad, no contento con añadir a sus propios bienes las muchas limosnas que pudo recoger de sus amigos; persuadió a muchos Caballeros de conocida piedad que se juntasen con él para formar una piadosa Congregación o Cofradía, dirigida a solicitar la redención de los cautivos cristianos, bajo el título y la particular protección de la Santísima Virgen.

Sufrió este piadosísimo proyecto la misma suerte que padecen por lo común todas las obras grandes y santas, las que el demonio procura siempre arruinar en su mismo principio, o por lo menos desacreditarlas con oposiciones, detracciones, y calumnias. Pero el mismo Rey Don Jaime, los Grandes del Reino, y todos los hombres de juicio y de virtud, tocando con las manos la utilidad de aquella buena obra, taparon la boca a la maledicencia, y disiparon aquella tempestad.

Comenzaba la piadosa Congregación a experimentar los efectos de su caritativo celo a favor de los cristianos cautivos, cuando la Reina de los Cielos quiso dar a toda la Iglesia otra nueva, pero muy insigne prueba de la atención que la merecen nuestras necesidades, y de la maternal compasión con que mira las aflicciones y los trabajos de los fieles. Apareció a San Pedro Nolasco la noche del primer día de Agosto del año 1218. A tiempo que estaba el Santo en oración, derritiéndose en lágrimas, con la consideración del duro cautiverio de tantos pobres cristianos, que con peligro de su eterna salvación, gemían bajo la tiranía de los bárbaros infieles. Llenó la Señora de celestiales consuelos a su fidelísimo siervo, y le dijo que no podía hacer cosa más agradable a su Santísimo Hijo, y a sí, que fundar otra nueva Congregación con el título de Nuestra Señora de la Merced, para la redención de los cristianos cautivos en el dominio de los Moros.

ns-de-la-merced_94Asombrado San Pedro Nolasco con aquella milagrosa visión, exclamó postrado en tierra: ¿Y quién sois Vos, que tenéis tan penetrados los secretos de Dios?; pero, ¿y quién soy yo, miserable pecador, para encargarme de tamaña empresa? Yo soy María Madre de Dios, respondió la Virgen, que traje en mis entrañas, y di a la luz del mundo al Soberano Redentor de todos los hombres, y deseo haya en la Iglesia una nueva familia que haga singular profesión de rescatar a los cautivos. Anda, y funda esta Religión, que tomo desde luego debajo de mi protección. Yo te facilitaré los medios, y allanaré todos los estorbos.

Desapareció la Virgen, y Nolasco se reconoció animado de nueva caridad, y de más encendido celo. Persuadido ya de la voluntad del Señor tan descubierta por una visión, en que no podía poner duda, nada tuvo que discurrir sino en proporcionar los medios para la ejecución de empresa tan importante. Pero no atreviéndose a dar paso alguno sin consultarle primero con su Confesor, que lo era San Raymundo de Peñafort, se encaminó a buscarle, y le refirió sencillamente todo lo que le había sucedido en la oración. Había revelado lo mismo la Santísima Virgen a San Raimundo, y éste le declaró que había tenido la propia visión. Confirmados uno y otro en que era de Dios el pensamiento, se fueron derechos a palacio para comunicar al Rey lo que intentaban, y confiarle al mismo tiempo la noticia del duplicado milagro. Pero quedaron gustosamente sorprendidos, cuando luego que el Rey los vio en su cuarto, se anticipó a contarlos una visión que había tenido, y era enteramente conforme a la de los dos; porque no queriendo la Virgen que se pusiese en duda un milagro tan grande de su misericordia y de su bondad con los cautivos cristianos, dispuso que se confirmase con tres testimonios tan auténticos. Desde aquel punto sólo se pensó en disponer todo lo necesario para la fundación de una Orden, que se puede llamar milagrosa, habiendo debido su nacimiento a tan insigne milagro.

El día de San Lorenzo del mismo año, el Rey acompañado de toda su Corte, y de los Magistrados de Barcelona, pasó a la Catedral, llamada Santa Cruz en Jerusalén, donde subió al pulpito San Raymundo, y publicó a presencia de todo el pueblo la visión que a un mismo tiempo habían tenido el Rey, Pedro Nolasco, y el mismo Santo, con lo que la Madre de misericordia los había revelado, tocante a la fundación de una Orden Religiosa, con el título de Nuestra Señora de la Merced, Redención de cautivos.

ns-de-la-merced_90-escudoAcabado el Ofertorio, el Rey Don Jaime, y San Raimundo tomaron de la mano a Pedro Nolasco, y le presentaron a Berenguer de la Palu, Obispo de Barcelona, quien le vistió el hábito blanco, y el escapulario de la Orden: poco antes de la Comunión hizo el nuevo Fundador los tres votos acostumbrados de Religión, y añadió el cuarto, por el cual así él, como todos los que abrazasen el nuevo Instituto, se obligaban, no sólo a pedir limosna para rescatar a los cristianos cautivos, sino a quedarse ellos mismos en rehenes, y por rescate siempre que lo pidiese la necesidad. Al mismo tiempo hicieron también la profesión otros dos Caballeros; y el Rey cedió al Santo Fundador la mayor parte de su palacio de Barcelona para que fabricase el primer Convento de la Orden, y quiso que los Religiosos llevasen sobre el escapulario las armas de Aragón, a las que añadió el Santo, con beneplácito del Rey las de la Catedral.

Tal fue el nacimiento de esta sagrada Religión, tan respetable por su milagroso Instituto, y tan célebre por los grandes hombres, que ha dado para la redención y para el consuelo de tantos cautivos cristianos. La confirmó el Papa Gregorio IX y la honró con crecido número de grandes privilegios la Santa Silla Apostólica, en reconocimiento de tan insigne y tan heroica caridad. Hace mención el Martirologio Romano de esta milagrosa aparición el día 1º de Agosto con estos términos: En España la aparición de la Santísima Virgen María a San Pedro Nolasco, a San Raimundo de Peñafort, y a Jaime Rey de Aragón, inspirándolos el pensamiento de fundar la Religión de la Merced, Redención de cautivos. Y la Iglesia más y más atenta a honrar siempre a la Madre de Dios, celosa de aumentar en el corazón de todos los fieles el culto, la devoción, y la confianza en esta Madre de misericordia, instituyó el día de hoy una fiesta particular para perpetuar la memoria de tan grande beneficio, y en acción de gracias por la fundación de una Orden, que ella misma es un milagro de la más heroica cristiana caridad.

Pocos siglos se hallarán en que no hubiese cuidado la divina providencia de persuadir a los fieles, por medio de algún suceso milagroso, que la protección que debemos esperar de la Madre de Dios, sublimada a la diestra de su Hijo, es al mismo tiempo la más poderosa y la más segura que nos debemos prometer, si nos esforzamos a merecerla.

ns-de-la-merced_barcelona1Por tanto, debemos hacer todos los esfuerzos posibles para merecer esta protección con nuestra confianza, con nuestras oraciones, y con nuestro celo en obsequiarla y servirla. ¿Mas y qué no deberemos hacer nosotros por esta Señora en vista de lo que esta Señora hace por nosotros? Habiendo dado al mundo el Mediador que nos reconcilió con su Eterno Padre y cooperó después ella misma en cierta manera a la obra de nuestra Redención, ofreciendo a su mismo Hijo, y sacrificándole en algún modo por la salvación de los hombres. De aquí podemos inferir que impreso tiene en el alma el deseo de nuestra salvación.

Nos admiramos algunas veces de lo poco que nos dice el nuevo Testamento acerca de las grandezas de la Santísima Virgen, y hasta los más tibios devotos de esta Señora desearan que el Evangelio se hubiese extendido más en sus alabanzas. Pero esto es puntualmente, dicen los Padres de la Iglesia, lo que debe hacernos formar mayor y más sublime concepto de esta Señora. El Espíritu Santo (dicen) que no ignoraba el fundamento en que debía cimentarse la grandeza de su Esposa, juzgó que sólo el título de Madre de Dios, bien explicado, supliría con ventajas todos los demás elogios; y una vez que hiciese conocer la divinidad del Hijo por una larga relación de milagros indubitables, no era posible después dejarse de tributar las mayores honras a la Madre de tal Hijo. Con efecto, estas dos solas palabras, Madre de Dios, bastan para contentar el mayor celo por la gloria de la Virgen. Quien penetrare bien todo su sentido, descubrirá un insondable fondo, por decirlo así, de méritos, de grandeza, y de confianza en su poderosa intercesión. Solamente los herejes no han podido jamás tomar el gusto a una devoción tan justa, tan sólida, tan racional, y que es una de las señales menos dudosas de predestinación.

________________________
Fuente:
https://books.google.co.ve/books?id=Z90lPw1pLIEC&pg=PA88&lpg=PA88&dq=A%C3%B1o+Cristiano+o+Ejercicios+Devotos+Septiembre&source=bl&ots=Zhxb5Fw1sn&sig=ksRKZxo8e_H9IQ5pJdSJenHQwrE&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjdtIf1-P_OAhWHth4KHTv2ARAQ6AEIITAB#v=onepage&q=A%C3%B1o%20Cristiano%20o%20Ejercicios%20Devotos%20Septiembre&f=false 

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Todos los que sufran Conmigo, que Me consuelan, y que constantemente calman la Ira de Mi Padre por adorar Mi Preciosa Sangre, reinarán Conmigo cuando Mi Reino Glorioso llegue.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)
[1]

cristo-agonizante-gigante_1930 de Julio de 1999 / Hora: 12:00 m
Lugar: Centro de la Novena, Olo. 

DEJEN QUE LOS CORAZONES DE TODOS LOS QUE ESPERAN MI SELLO SE GOCEN.

In our meditation prayer during the Hour of Seal, I saw in a vision a chalice, which had the Two Hearts of Love on its top. Divine rays were radiating from above. As I was watching, the Agonizing Face of Jesus Christ appeared above the cloud on top of the chalice and the Two Hearts. He kept silent at first; He finally broke the silence and said:

Durante nuestra oración de meditación en nuestra Hora del Sello, tuve una visión de un Cáliz que tenía encima a los Dos Corazones de Amor. Rayos Divinos irradiaban desde arriba. Mientras miraba, el Rostro de Jesucristo Agonizante se apareció por encima de la nube, del Cáliz y de los Dos Corazones. Al principio, se mantuvo en silencio. Finalmente, rompió el silencio y dijo:

“My children, peace be with you all. Let the hearts of all who are waiting for My Seal REJOICE, for they have been sealed. All who opened their hearts for Me, who love, and console Me in My agony, will have the Tabernacle of My love in their hearts.

“Hijos Míos, la Paz esté con todos ustedes. Dejen que los corazones de todos los que están esperando por Mi Sello se GOCEN, pues ellos han sido sellados. Todos los que Me abrieron sus corazones, que Me aman y Me consuelan en Mi agonía, tendrán el Sagrario de Mi Amor en sus corazones.

Children, know also that all of you in whose hearts I built the Tabernacle of My Love, and all who love Me and are waiting for the mark of the Seal, have been given the Seal by the Angels of Seal. This is a great work of Divine Mercy.

Hijos, conozcan también que todos ustedes en cuyos corazones He construido el Sagrario de Mi Amor, y todos los que Me aman y están esperando por la marca del Sello, se les ha otorgado el Sello por los Ángeles del Sello. Ésta es una gran obra de la Divina Misericordia.

My children, who then shall remain faithful to this Seal I gave you today? Who shall remain in Me and I in him till the era of My Glorious Reign comes?

Mis hijos, ¿quién permanecerá fiel al Sello que hoy les he dado? ¿Quién permanecerá en Mí y Yo en él hasta que llegue la era de Mi Glorioso Reino?

Truly, I say to you that you will experience the same trials and difficulties that the Israelites of old underwent in the desert. They were delivered with the mark of seal on that midnight of Passover with the blood of animals. They all moved into the desert where they were purified.

Verdaderamente les digo, que experimentarán las mismas pruebas y dificultades que soportaron los Israelitas de la antigüedad en el desierto. Ellos fueron liberados con la marca del sello en esa medianoche de la Pascua con la sangre de animales. Todos ellos se movieron al desierto donde fueron purificados.

Children, do you know that only two men reached the Land of Promise. The rest died in the desert due to their disobedience of the laws given to them. Only very few will also enter the Land of Promise you are going to. This is why I informed you to renew this Seal always so as to remain in Me and I in you. Then, you will conquer.

Hijos, ¿saben ustedes que sólo dos hombres alcanzaron la Tierra Prometida? El resto murió en el desierto debido a su desobediencia a las leyes que se les habían dado. Del mismo modo, sólo muy pocos entrarán a la Tierra Prometida a la que se dirigen. Es por ello, que les informé que renovaran su Sello siempre, para permanecer en Mí y Yo en ustedes. Entonces, vencerán.

Be wise to follow the desert way. Carry your Cross and follow Me. Remember always that I am the Agonizing Jesus Christ. All who suffer with Me, who console Me, and constantly calm down the wrath of My Father, by adoring My Precious Blood, will reign with Me when My Glorious Era comes.

Sean sabios en seguir el camino desértico. Carguen su Cruz y síganme. Recuerden siempre que Yo Soy Jesucristo Agonizante. Todos los que sufran Conmigo, que Me consuelan, y que constantemente calman la Ira de Mi Padre por adorar Mi Preciosa Sangre, reinarán Conmigo cuando Mi Reino Glorioso llegue.

Children, you make MY FATHER happy by answering this call. Heaven rejoiced when they saw the large number of the children of Israel who are sealed. The Sorrowful Heart of My Mother is being consoled. Your act of love pleases Me much.

Hijos, al responder este llamado, ustedes hacen feliz a MI PADRE. El Cielo se gozó cuando vio el gran número de hijos de Israel que están sellados. El Doloroso Corazón de Mi Madre está siendo consolado. Su acto de amor Me complace mucho.

Receive My blessing. My Wounds and My Most Precious Blood will be your consolation in the hour of forsaking that is coming.

Reciban Mi bendición. Mis Llagas y Mi Preciosísima Sangre será su consuelo en la hora de abandono que viene.

The Immaculate Heart of My Mother will protect you. I bless you all. Remain sealed”.

El Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá. Los bendigo a todos. Permanezcan sellados.”

Immediately the vision passed.

Inmediatamente la visión terminó.

________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones,
dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Presentación oficial de los libros de la “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús”

Presentación oficial que Margarita (Marga) y su director espiritual realizaron en Madrid el pasado Junio de 2016, sobre “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús”

_____________________________
libros_margaSitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo, Azul y Blanco: http://vdcj.org/
Descarga gratuita en formato PDF de los Libros de La Verdadera Devoción Al Corazón de Jesús:  http://vdcj.org/la-vdcj-formato-electronico

Dictados de Jesús a Marga aquí publicados:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario