“Confiesa tus pecados y haz ayuno por ellos y salvarás tu alma cuando venga a juzgar a esta Tierra”

Los días 7 de cada mes, desde Julio del año 2014, la vidente Isabel recibe Locuciones de Nuestro Señor Jesucristo, publicadas en el sitio: http://elpastorsupremo.es/     

«Recibirá un mensaje al mes durante el resto de su vida, “pero ocurrirá de otra manera”. El Señor dictará y ella escribirá, pero nunca sabrá cuándo va a suceder. Los mensajes “serán avisos y noticias sobre lo que el Señor ha dicho en los Mensajes del día siete”, y a partir de ahora veremos “el cumplimiento de las visiones”. Cuando su contenido obligue a ello se publicará, D. m., en esta página o en las nuevas ediciones del libro» (Del escrito del director espiritual de Isabel: “Los «Mensajes del día siete» han concluido. Llega el cumplimiento.”)

 

MENSAJE 1 DE AGOSTO DE 2017


No tengas miedo y no tengas pena, porque Yo estoy contigo y no Me aparto de ti, pequeña niña Mía.

Escucha en el silencio y no te apartes de Mí porque vendrán días, ¡oh Jerusalén!, que el mundo se apagará en un gran incendio de Mi Ira, porque sus pecados son muchos y muy graves.

El mal asola la Tierra y ya no puede contener tanto mal la Justa Ira de Dios[1].

Mi brazo caerá[2] implacable sobre la Tierra y muchos lugares quedarán asolados. El mal se extenderá sobre toda la Tierra y ningún lugar quedará sin sangre derramada[3], pero aquí estoy para juzgar a este mundo perdido y sin rumbo[4].

Las estrellas caerán[5] del cielo y sembrarán el pánico y el terror entre todos los habitantes de la Tierra. La peste[6] y la enfermedad asolarán este mundo y los cadáveres se amontonarán en vuestras calles. Serán días de tinieblas y luto para este mundo que no ha querido a su Dios[7].

¡Oh, Jerusalén!, prepárate y estate dispuesta para recibir el justo castigo[8] a tus pecados, pecados de omisión porque no has sido testigo fiel del amor que puse en tu corazón.

Prepárate, ¡oh Israel!, para recibir el justo castigo que merecen tus pecados. Cúbrete de ceniza y vístete de saco[9], porque ya llega el dolor y el luto a tu corazón.

No habrá piedad para los que hicieron mal a Mis hijos[10] y caerán a espada.

Acude a tu Salvador, pueblo Mío, porque el incendio de Mi Ira está al caer a esta Tierra de pecado.

Arrepiéntete, ¡oh Jerusalén!, y ve a expiar las culpas al desierto[11], confiesa[12] tus pecados y haz ayuno por ellos y salvarás tu alma cuando venga a juzgar a esta Tierra, donde Mi Padre puso el bien y el amor[13]; y el mal de Satanás y sus secuaces lo han convertido en un infierno de terror y maldad.

Arrepiéntete[14] y salvarás tu alma. Arrepiéntete hijo, arrepiéntete de todos tus pecados, ve al sacramento de la confesión, allí te espero, en el sacramento, para darte la absolución[15] y el perdón de todos tus pecados y culpas.

Vendrán días, ¡oh Jerusalén!, en que este mundo ansiará Mi Salvación, porque el mal corromperá hasta tal grado las almas que será imposible vivir en este mundo.

Arrepiéntete de todos tus pecados y ve al sacramento de la confesión porque no tardo[16].

Estoy a tu puerta[17] y llamo, ábreme, por compasión, que quiero salvar tu alma del dominio infernal del diablo y sus seguidores.

Ábreme la puerta de tu corazón, por compasión, que no quiero perder tu alma para siempre; alma por la que derramé Mi Sangre[18] en la Cruz, alma de Mis entrañas[19] y Mi Amor.

Ven, ven a tu Salvador que te espera día y noche en el confesonario, para darte la absolución de tus pecados y tus culpas, y salvar tu alma.

No rechaces a Quien te dio la Vida[20], hijo, ven, ven a Mí. Te espero hijo, ven. Ven, acude a Mi Salvación, ven.

Yo, Jesús, te espero en el sacramento para perdonar todos tus pecados y te daré un Reino Eterno de Amor[21], junto a Mis ángeles y santos, para que alabes a Dios por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

“Hijos de los hombres, obedeced el mandato de vuestro Salvador y abrid las puertas de vuestro corazón a Quien es el Único que os puede salvar de la condenación eterna. Amén. Amén.”[22]

________________________
[1] Mensaje 4.
[2] Mensaje 4,
[3] Mensaje 12.
[4] Mensaje 5; Mensaje 7; Mensaje 8; Mensaje 11; Mensaje 29; Mensaje 31; Mensaje 34.
[5] Mensaje 5; Mensaje 11; Mensaje 26.
[6] Visión miércoles 6 de abril de 2016.
[7] Mensaje 1.
[8] Mensaje 29; Mensaje 37.
[9] Mensaje 13; Mensaje 24; Mensaje 36.
[10] Mensaje 4; Mensaje 29.
[11] Mensaje 24; Mensaje 30; Mensaje 32; Visión miércoles 13 de abril de 2016.
[12] Mensaje 12; Mensaje 17; Mensaje 23; Mensaje 27; Mensaje 32; Mensaje 33; Mensaje 34.
[13] Mensaje 21.
[14] Mensaje 2; Mensaje 6; Mensaje 13; Mensaje 17; Mensaje 22; Mensaje 30.
[15] Mensaje 20; Mensaje 22; Mensaje 30; y en “Oraciones”.
[16] Mensaje 20; Mensaje 21; Mensaje 31; Mensaje 32; Mensaje 36.
[17] Mensaje 10; Mensaje 30 Mensaje 10; Mensaje 30.
[18] Mensaje 37.
[19] Mensaje 25.
[20] Mensaje 10; Mensaje 17; Mensaje 19; Mensaje 22; Mensaje 25; Mensaje 34; Mensaje 37.
[21] Mensaje 36; Mensaje 37.
[22] Isabel advierte que no es la voz de Jesús, como sucedió en los Mensajes 16 y 37.

Mensajes de la vidente Isabel publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/vidente-isabel/ 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s