Trisagio del Corazón de Jesús

La Señal de La Cruz

 Por la Señal de la Santa Cruz,
†  de nuestros enemigos,
 líbranos, Señor, Dios nuestro.

 En el Nombre del padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén


Oración Inicial
 

Creo en Dios, espero en Dios,
amo a Dios sobre todas las cosas.
Bendito, adorado y ardientemente amado
sea el Sagrado Corazón de Jesús ahora y siempre,
y por infinitos siglos de los siglos.

Amén. 


ACTO DE CONSAGRACIÓN 
AL CORAZÓN DE JESÚS
Ordenado por el Papa Pío XI, Italia (1857-1939)

Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano, míranos humildemente postrados delante de Tu Altar; Tuyos somos y Tuyos queremos ser; y a fin de poder vivir más estrechamente unidos a Ti, todos y cada uno espontáneamente nos Consagramos en este día a Tu Sacratísimo Corazón.

Muchos, por desgracia, jamás Te han conocido; muchos, despreciando Tus Mandamientos, Te han desechado. ¡Oh, Jesús Benignísimo!, compadécete de los unos y de los otros, y atráelos a todos a Tu Corazón Santísimo.

¡Oh, Señor! Sé Rey no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Ti, sino también de los pródigos que Te han abandonado; haz que vuelvan pronto a la Casa Paterna, para que no perezcan de hambre y de miseria.

Sé Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Ti; devuélvelos al Puerto de la Verdad y a la Unidad de la Fe, para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor. Sé Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría o del islamismo; dígnate atraerlos a todos a la Luz de Tu Reino.

Mira, finalmente, con Ojos de Misericordia a los hijos de aquel pueblo que, en otro tiempo, fue Tu predilecto; descienda también sobre ellos, Bautismo de Redención y de Vida, por la Sangre que un día contra sí reclamaron.

Concede, ¡oh, Señor!, integridad y libertad se-gura a Tu Iglesia; otorga a todos los pueblos la tranquilidad en el orden y haz que del uno al otro confín de la Tierra, no resuene sino esta voz: ¡Alabado sea el Corazón Divino, Causa de nuestra salud! A Él se entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amén.


Himno

Oculto en nuestros Altares
amante Redentor mío,
en Tu Corazón nos das
la prenda de Tu Cariño.

El desprecio que padeces
de tantos ingratos hijos
hoy queremos reparar
con afectos encendidos.

Al Dulcísimo, al Amable
Corazón Santo y Divino
se rindan adoraciones
por los siglos de los siglos.
Amén.


V:
Bendigamos al Divino Corazón de Jesús Sacramentado.

R: Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite NUEVE VECES:

V:  Santo, Santo, Santísimo Corazón de Jesús, inflama nuestras almas en Tus Sagrados y Purísimos Incendios.   
R:  Gloria al Santo, gloria al Amable, gloria al Divino Corazón de Jesús. (En la última invocación se añade): Por infinitos siglos de los siglos. Amén.

   Este ejercicio se repite TRES VECES, desde ‘Bendigamos al Divino Corazón…’


Acto de Confianza a
l Corazón de Jesús

¡Oh, Corazón de Jesús! Dios y Hombre Verdadero, Refugio de los pecadores y Esperanza de los que en Ti confían. Tú que nos has dicho: “Venid a Mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y Yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros Mi yugo, y aprended de Mí, que Soy Manso y Humilde de Corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque Mi yugo es suave y Mi carga ligera.” (Mt. 11, 28-30).

Animado (a) con estas palabras acudo a Ti con el corazón lleno de confianza. En Ti, Señor, espero. No quede confundido (a) eternamente. Amén.

  • En la alegría y en la tristeza; en la prosperidad y en la adversidad.
           — Corazón de Jesús, en Ti confío.
  • En los negocios y trabajos; en los problemas de la familia.
         — Corazón de Jesús, en Ti confío.
  • En las tentaciones del demonio, y en los ataques de las propias pasiones.
         — Corazón de Jesús, en Ti confío.
  • En las persecuciones del enemigo, y en las burlas y calumnias.
         — Corazón de Jesús, en Ti confío.
  • En las enfermedades y penas; en las dificultades y peligros.
         — Corazón de Jesús, en Ti confío.
  • En la vida y en la muerte; siempre y en toda ocasión.
         — Corazón de Jesús, en Ti confío.


GOZOS DEL CORAZÓN DE JESÚS
[1]
(Basados en Sus Promesas)

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo.

Almas de amor inflamadas
examinen con atención
las Promesas regaladas
del Sagrado Corazón:
“Al que a Dios servir medite,
si un estado eligió ya,
cuantas gracias necesite
Mi Corazón le dará.”

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo. 

“Si discordia el enemigo
en las familias sembró,
no teman, vengan Conmigo,
que la paz les daré Yo.
Yo seré para el que acuda
a Mi Amante Corazón
firme Amparo, fiel Ayuda
y Consuelo en la aflicción.”

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo.

“Quien en Mí cifre su suerte
en paz su vida tendrá,
y en dulce y santa muerte
sus días coronará.
Quien Mi fuerte Amor comprenda,
Gracias mil derramaré
sobre todo cuanto emprenda
con espíritu de fe.” 

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo.

“Fuente y Mar Inagotable
de Clemencia y de Perdón
el pecador miserable
hallará en Mi Corazón.
Y las almas fervorosas
en alas de la oración
se elevarán presurosas
a más alta perfección.” 

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo.

“Si Mi Imagen en tu casa
honras con veneración
derramaré allí sin tasa
los Dones de Mi Corazón.
Quien Mi Culto haya extendido
en Mi Corazón tendrá
su nombre por Mí esculpido,
y jamás de Él se borrará.” 

R: Porque eres nuestro Amor,
y muy Tierno y Dulce Encanto,
todos los hombres Te adoren,
Corazón Amable y Santo. 


V:
Bendigamos al Divino Corazón de Jesús Sacra-mentado.

R: Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos. Amén.


MEMORARE DEL CORAZÓN DE JESÚS

Acuérdate, Jesús Manso y Humilde,
que en la vida jamás se oyó decir
que un corazón doliente y afligido,
agobiado y cansado de sufrir
en vano recurriera a Tu Ternura
y en vano Te invocara en su aflicción.

Animado (a) por esto en mi amargura
hoy acudo a Tu Amante Corazón;
de miserias y penas abrumado (a)
me reclino en Tus Brazos, ¡oh, Señor!
No permitas que mi alma desolada
se aparte de Ti, mi Dulce Amor;
mas bien, por Tu Cariño y Tu Ternura,
admíteme en Tu Amante Corazón.

Alivia  mi tedio y mi tristeza
con suave y benigna Compasión;
que a Tu lado Jesús, Padre Amoroso,
Te contemple mi pobre corazón;
que Amable, Compasivo y Bondadoso
consuele mi angustia y mi aflicción.

Y cuando llegue la terrible hora
en que yo deba mi espíritu entregar,
quiero besar Tu Mano bienhechora
y en Tu Costado Amante reposar.
Amén.


LETANÍA DEL
CORAZÓN DE JESÚS 

Cristo, óyenos.                             
       —Cristo, escúchanos.

Padre, Eterno Creador.          
       —Ten piedad de nosotros.

Hijo, Redentor del mundo.       
      —Ten piedad de nosotros.

Espíritu Santo, Consolador.    
       —Ten piedad de nosotros.

  • Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el Seno de la Virgen Madre.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, unido substancial-mente al Verbo de Dios.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, de Majestad infinita.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Templo Santo de Dios.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Tabernáculo del Altísimo.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Casa de Dios y Puerta del Cielo.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Hoguera ardiente de Caridad.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Asilo de Justicia y Amor.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, lleno de Bondad y Amor.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Abismo de todas las Virtudes.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Rey y Centro de todos los corazones.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, en Quien están todos los Tesoros de la Sabiduría y la Ciencia.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, en Quien habita toda la Plenitud de la Divinidad.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, en Quien el Padre halló Sus complacencias.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, de cuya Plenitud todos hemos recibido.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, deseo de los Eter-nos Collados.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Paciente y de mu-cha Misericordia.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Rico para con todos los que Te invocan.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Fuente de Vida y Santidad.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Propiciación por nuestros pecados.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, saciado de oprobios.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, hecho Obediente hasta la muerte.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, traspasado por una lanza.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Fuente de toda Consolación.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Vida y Resurrección nuestra.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Paz y Reconciliación nuestra.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Víctima por los pecadores.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Salvación de los que en Ti esperan.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Esperanza de los que en Ti mueren.
           — En Ti confío.
  • Corazón de Jesús, Delicia de todos los Santos.
           — En Ti confío.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       — Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       — Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       — Ten Misericordia de nosotros.


V:
  Jesús, Manso y Humilde de Corazón.

R:  Haz nuestro corazón semejante al Tuyo.


Oración:
¡Omnipotente y Eterno Dios! Mira el Corazón de Tu Amado Hijo y las alabanzas y satisfacciones que Te da en nombre de nosotros, los pecadores. Concede propicio el perdón a los que imploran Tu Misericordia, en Nombre de Tu Mismo Hijo Jesucristo, Quien Contigo Vive y Reina, en Unión del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén. 


Consagración del hogar 
al Corazón de Jesús

Dulcísimo Corazón de Jesús, Tuyos somos y Tuyos queremos ser.
Humildemente, postrados ante Tu Sagrada Imagen, Te Consagramos nuestras personas,
nuestro hogar, nuestra familia, con todo lo que somos y todo  lo que tenemos.

Reina en nuestro hogar como en un lugar que Te pertenece y no permitas que Te sea arrebatado lo que, con todo corazón, Te hemos Consagrado.

Derrama amorosamente las Bendiciones que has prometido a los que veneran
Tu Sagrada Imagen.

Enriquécenos con la paz de que gozan las familias que son de Tu Corazón.
Compadécete de los que, ingratos, se alejaron de Ti. Ilumina a aquellos que todavía no conocen las riquezas de Tu Amor, y atráelos con la suavidad de Tu Gracia.

Santifica, Dulce Redentor, nuestro hogar y familia para que, acabando en paz la carrera de esta vida, pasemos a alabarte en la eterna Mansión de la Gloria. Amén.


PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN
Santa Margarita Mª Alacoque, Francia (1647-1690)

  1. “Daré a Mis devotos las gracias necesarias a su estado.”
  2. “Pondré paz en sus familias.”
  3. “Los consolaré en sus penas.”
  4. “Seré su Amparo y Refugio seguro durante la vida y particularmente en la hora de su muerte.”
  5. “Bendeciré abundantemente todas sus empresas.”
  6. “Los pecadores hallarán en Mi Corazón la Fuente inagotable de la Misericordia.”
  7. “Las almas tibias se harán fervorosas.”
  8. “Las almas fervorosas se elevarán con rapidez a gran perfección.”
  9. “Daré a los Sacerdotes la Gracia de mover los corazones más endurecidos.”
  10. “Bendeciré las casas en que la Imagen de Mi Corazón sea expuesta y honrada.”
  11. “Las personas que propaguen esta Devoción tendrán su nombre escrito en Mi Corazón y jamás será borrado de Él.”
  12. “Yo prometo, en la excesiva Misericordia de Mi Corazón, que Mi Amor Todopoderoso con-cederá a todos los que comulguen los nueve Primeros Viernes consecutivos de cada mes, la Gracia de la perseverancia final: No morirán en desgracia, ni sin recibir los Sacramentos; haciéndose Mi Corazón su Asilo Seguro en aquella última hora.”


ACTO DE REPARACIÓN
Oración enseñada por la Virgen a los pastorcitos

videntes de Fátima, el 13 de Julio de 1917. 

“Sacrificaos por los pecadores y decid muchas veces, y especialmente cuando hagáis un sacrificio:

¡Oh, Jesús! Es por Tu amor,
por la conversión de los pecadores,
y en reparación por los pecados cometidos
contra el Inmaculado Corazón de María.”

________________________
[1] “Ramillete de Divinas Flores”, 1910.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s