“Por medio de Mi Llama de Amor que ahora hago descender a la Tierra, comienza en el mundo una etapa de tiempo de Gracia jamás conocida hasta ahora.

Del Diario Espiritual Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María (1961-1981) (Con Aprobación Eclesiástica)
De: Isabel Kindelmann (1913-1985) – Budapest, Hungría

PEDIR CON CONFIANZA.
LES LLAMÉ A TODOS USTEDES A MI OBRA SALVADORA
24 de Mayo de 1963 

Estaba orando por un alma que llevaba ya decenios sin confesarse. Me enteré de que estaba gravemente enfermo.

Un día trajeron la noticia de que ya había recibido la unción de los enfermos. —Mi adorado Jesús: ¡Gracias por Tu infinita Misericordia!— Él me contestó:

Jesucristo.-
“¡Confía! Siempre te dije que lo que pides con confianza, ya lo has recibido. ¿Puedes pensar que cuando Me pides almas no te lo concedería? ¡Que nuestras manos recojan unidas! Pide, no estés nunca cansada para pedir, para desear para Mí. Si fueran muchos los que piden, ¡cuántos se convertirían! Yo les llamé a todos ustedes a Mi Obra salvadora, padres y madres; doctos e ignorantes, sanos y enfermos. Por Mí todos pueden trabajar, el hombre libre y el que esté sufriendo en la prisión, porque la disponibilidad del alma es lo importante y la libertad espiritual que consiste la cultura del alma también. Especialmente los enfermos, ellos sí, de verdad, pueden volar en alas de la confianza absoluta hacia Mí. Con una sola petición pueden alcanzar la conversión masiva de las almas.”

(Si los enfermos ofrecen sus sufrimientos, esto ciega a Satanás y por medio de ello las almas entran al camino de la salvación).

LA RESPIRACIÓN DE TU ALMA ES LA HUMILLACIÓN
EXTERNA E INTERNA.
2 de Junio de 1963 

Después de la Sagrada Comunión el Señor Jesús dijo:

Jesucristo.-
“Así como tu cuerpo necesita respirar, tu alma también lo necesita. La respiración de tu alma es la humillación externa e interna. En el mes de Mi Sagrado Corazón te voy a inundar especialmente con muchas Gracias, voy a acrecentar en tu alma las virtudes de la mansedumbre y de la humildad. De ésta tienes la mayor necesidad.” 

ESTUVIMOS CON EL MÉDICO.
“YO SIEMPRE ESCUCHO SUS ORACIONES PERSEVERANTES”
24 de Junio de 1963

He tenido un día muy difícil, fuimos donde el neurólogo, el doctor H., a quien me envió la hermana que me acompaña, pero independientemente de ello me aconsejó mi confesor también. Únicamente por acceder a sus consejos fui. Vino también conmigo la hermana asignada para acompañarme. Ella le pidió al doctor que, si él no tenía inconveniente (y yo tampoco me opongo), pudiera estar presente en la consulta. La consulta fue muy sorprendente. El médico no hizo ningún examen corporal. Inmediatamente comenzó a hacerme preguntas y me quedé muy sorprendida porque, a base de ellas, pude percatarme de que es un hombre de profunda vida espiritual. En sus preguntas su atención abarcó todo y con qué buena voluntad se portó conmigo; lo prueba que al manifestar ante él mi vida espiritual, se conmovió mucho. Durante la conversación le hice mención de un médico que durante decenios había vivido sin el sacramento de matrimonio. Le conté las graves circunstancias de su muerte. El Señor Jesús me prometió que esa alma no se condenaría. Cité ante él las Palabras del Señor Jesús:

Jesucristo.-
“Si Me piden almas, ¿podría rechazar sus peticiones? ¡No! ¡Porque entonces trabajaría en contra de Mi Obra salvadora! Yo siempre escucho la oración perseverante de ustedes.”

El doctor se acogió a mis palabras, y las escuchaba con alegría. Luego, al cabo de una conversación de dos horas nos despedimos. Me dijo que por carta, enviaría su informe a mi confesor.

TÚ ERES LA LUZ DE MIS OJOS
9 de Julio de 1963

En la visita de noche al Santísimo, Le adoré, Le reparé y Le pedí que nos cubriera con Su Sagrada Sangre. Antes de despedirme Le pedí que nos bendijera. El Señor Jesús en tono muy emocionado dijo:

Jesucristo.-
“¡Qué nuestros pies vayan juntos!”

En el camino Le dije: “¡Tú eres la niña de mis ojos!” (En húngaro: ¡Tú eres la luz de mis ojos!). Él me permitió sentir el exultante gozo de Su Corazón y dijo:

Jesucristo.-
“¡Cuánto tiempo que no Me habías dicho esto! ¡Nunca Me canso de escucharlo! Uno no puede cansarse del amor. ¿Tú acaso encuentras aburrido si Yo te digo algo muchas veces?”

Y su última Palabra fue ésta:

Jesucristo.-
“Hijita Mía, ¡te quiero mucho! Muchos están sin luz. A estos les quiero iluminar con Mi Llama de Amor. La meta: hacer valer la obra de la salvación.”

En el templo de peregrinación de Remete la Santísima Virgen me dijo:

Santísima Virgen.-
“¡Tienes que ir a ver al Señor Obispo!”

Y me amonestó a que fuera cautelosa.

22-23 de Julio de 1963

Jesucristo.-
“¿Te diste cuenta cuántas veces voy hacia ti para tomarte por la mano? Te conduzco para que no seas tímida. La abundancia de Gracia que da fuerza y valor, eso Soy Yo. Ésta es Mi claridad que alumbra los caminos pedregosos en que tú tienes que andar.

La luz no está en tu alma para que andes a tientas, sino para recordarte que Yo también anduve en semejantes caminos.

No da lo mismo con qué espíritu andan ustedes este camino. Muchos están sin luz.”

Ahora la Santísima Virgen toma la palabra:

Santísima Virgen.-
“A éstos quiero iluminar con Mi Llama de Amor porque irradio hacia ustedes el abundante Amor de Mi Corazón maternal, a ustedes que tienen un alma inmortal y son los dulces frutos del trabajo redentor de Mi Santo Hijo. Así rezan ustedes: el Fruto de Tu vientre, Jesús. Él es Mi Fruto. Y los frutos de Él son ustedes. Ustedes los escogidos, Mi hijita carmelita, son frutos particularmente sabrosos. Hay también frutos producidos por el tronco silvestre. Injértense ustedes en todo tronco donde puedan hacerlo, por medio de los frutos producidos por los sacrificios de su vida oculta, por los cuales el fruto silvestre también se vuelve más noble.

¡Sacrificio—Oración! ¡Éste es el instrumento de ustedes! La meta: hacer valer la obra de salvación. ¡Oh! Si sus anhelos alcanzaran al Trono del Padre Celestial, entonces también el resultado sería abundante.” 

SUFRE CON AMOR
24 de Julio de 1963 

Estaba descansando en el jardín. Me quedaba pensando sobre los muchos sufrimientos que inundan mi cuerpo y mi alma. El Señor Jesús me sorprendió con Sus bondadosas y animadoras Palabras:

Jesucristo.-
“¡Sufre con valor, con perseverancia, con sincera entrega! No estés ponderando si es pequeño o si es grande.

Es meritorio aquello que puedes hacer todavía en la Tierra por Mí.

El tiempo es corto, hermanita Mía, y nunca vuelve otra vez. Lo que una vez no aceptes, nunca más se te volverá a ofrecer, porque pienso que no lo recibirías con agrado. Sobre cada acto que tengas la oportunidad de hacer, pon la marca de tu amor, el sello de la decisión de que lo recibes con un amor que se inmola a sí mismo, para que de esta forma, pueda hacerte partícipe feliz de Mi obra de salvación.

Cada pequeña gota de sufrimiento aceptada a precio de sacrificio y amor, sirve para deleitar a la Santísima Trinidad y en Su compañía tú también la vas a disfrutar. Éste será tu premio que no es de este mundo.” 

LA LLAMA DE AMOR DE MI MADRE CALMA EL DOLOR DE MI ALMA
26 de Julio de 1963 

Jesucristo.-
“De nuevo tengo que quejarme
—dijo el Señor— ¡escúchame! ¡Tanto Me duele el Alma! A las almas creadas a imagen y semejanza de Mi Padre Celestial que caen en las garras de Satanás, las traga el Infierno. El dolor de Mi Alma, lo puede calmar la Llama de Amor de Mi Madre. Tú también, hijita Mía, estás calmando este terrible tormento espiritual. Por eso te pido: acepta todo sufrimiento que te ofrezco.”

Después de las Palabras del Señor Jesús, habló enseguida la Santísima Virgen:

Santísima Virgen.-
“Cualquiera que fuese la dificultad con que debas enfrentarte, Mi hijita carmelita, no abandones la lucha. Por medio de Mi Llama de Amor que ahora hago descender a la Tierra, comienza en el mundo una etapa de tiempo de Gracia jamás conocida hasta ahora.

¡Sé Mi fiel colaboradora!”

28 de Julio de 1963

Tengo que sufrir unos dolores espirituales espantosos.

Apenas logro mantenerme en pie. Tengo que sufrir por los moribundos para que no se condenen. En mis sufrimientos desgarradores el Señor Jesús hizo oír Su Voz:

Jesucristo.-
“¿Verdad que sufres mucho? Soy Yo quien quiero así, y sé que tú tampoco quieres cosa distinta de lo que quiero Yo. Digo, tienes que sufrir abandonada, mal comprendida, despreciada. Ésta es la verdadera participación en Mi obra redentora que salva muchas, muchas almas. En la abundancia de Mi Gracia tus sufrimientos se vuelven cada vez más meritorios.” 

ARDAN USTEDES COMO LA ZARZA QUE ARDE SIN CONSUMIRSE
1ro de Agosto de 1963 — Primer Viernes 

Me torturaban sufrimientos espirituales y corporales. El Señor Jesús me suplicó precisamente cuando estaba amasando las pastas:

Jesucristo.-
“Acepta por mucho que te duela este gran sufrimiento. Sabes, tantas Gracias recibes como muchas otras almas sólo la reciben en décadas de años. ¡Sé muy agradecida por ello! Es la Llama de Amor de Mi Madre que Me obliga sin cesar. Muchas veces te lo dije ya, que Ella te escogió para que fueras una de Sus particularmente favorecidas.”

Mientras yo hacía mi trabajo, Él me hablaba y me dijo todavía varias cosas. Por momentos los miembros de mi familia venían a mí con sus diferentes problemas. En esos momentos el Señor Jesús se quedaba callado. Él es la delicadeza infinita.

Faltando veinte minutos para las tres de la tarde, miré precisamente mi reloj, mientras pensaba en Su agonía. Una vez se quejó que veinte minutos antes de Su Muerte tuvo Sus dolores más atroces. Todavía este mismo día al atardecer me dijo:

Jesucristo.-
“¿Verdad que ya no dudas más de que te escogí para que fueras una entre los trabajadores de la redención? Muchos Sacerdotes misioneros no pueden hacer más de lo que tú haces. Tus sacrificios continuamente renovados y tu esfuerzo ininterrumpido son muy gratos para Mí. Y la fe viva puesta en Mí, mantiene tu alma en un continuo frescor y la hace apta para recibir la abundancia de Gracias. Así, hijita Mía, ¡sírveme sólo a Mí!”

Esto vale, según el Señor, para todos aquellos también que hacen sacrificios por Su Obra redentora.

El Primer Jueves y el Primer Viernes son siempre días especiales de sufrimientos. El Señor Jesús las derrama en mayor medida en estos días. Hoy me dijo:

Jesucristo.-
“La cosecha es abundante pero los obreros son pocos, especialmente los que con alma y corazón se alistan entre Mis obreros. ¿Comprendes, verdad? No hagan ustedes de mala gana lo que hacen. ¡Ardan ustedes, como la zarza que arde, y sin embargo, no se consume!

Un tal sacrificio necesito Yo, que no se consume nunca, y su fuego, que arde de amor, Me alcanza.” 

MARÍA SERÁ MÁS VENERADA CUANDO DERRAME
EL EFECTO DE GRACIA DE SU LLAMA DE AMOR EN LAS ALMAS
4 de Agosto de 1963

Jesucristo.-
“Tengo que decirte, hija Mía, que Mi Madre no estuvo nunca tan venerada desde que el Verbo se hizo Carne, como lo estará ahora, cuando derrame el efecto de Gracia de Su Llama de Amor a los corazones, a las almas. Todas las oraciones y súplicas que cualquier persona haya elevado a Ella en cualquier lugar del mundo, el día en que se va a hacer valer Su Llama de Amor, se fundirán en una sola súplica de auxilio y así se postrará la humanidad a los Pies de la Madre de Dios, para darle gracias por Su Amor maternal sin límites.”

El mismo día me dijo también esto:

Jesucristo.-
“Transmite Mis Palabras a las personas a quienes corresponde y pídeles que no quieran impedir que fluya este gran río de Gracias que Mi Madre, por Su Llama de Amor, quiere derramar sobre la Tierra.”

(El 13 de Marzo de 1976 también me pidió que lo transmitiera).

________________________
Fuente: http://www.salvemaria.ca/index-es.html

Mensajes del Diario Espiritual Llama de Amor publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/isabel-kindelmann/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s