“El gran Milagro será en gran escala una purificación de las almas… no por el fuego del Purgatorio, sino por el Fuego del Espíritu Santo”

JULIÁN SOTO AYALA, “EL DISCÍPULO” / MÉXICO 

SEGUNDO MENSAJE UNIVERSAL DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
20 de Octubre de 1997 

SACERDOTE MÍO, HIJO PREDILECTO; AMADÍSIMOS HIJOS: EL DIABLO NO QUIERE QUE HAGAN PÚBLICOS MIS MENSAJES. ESTOS TIEMPOS EXIGEN VALENTÍA Y ÁNIMO. REFLEXIONEN EN MIS PALABRAS. ¡NO DUDÉIS, NO DUDÉIS! LA SITUACIÓN ES MUY GRAVE, EL MUNDO Y LA HUMANIDAD ENTERA CORRE UN GRAN PELIGRO. ¡LUCHEN POR CONSEGUIR LA VIDA ETERNA!

SACERDOTE MÍO:

Nada hay en el mundo tan hermoso como la Fe Católica. Tú, Mi pequeño, has recibido el encargo de transmitirla íntegra, sé fiel, apégate a la humilde y hermosa enseñanza del Evangelio de Mi Santísimo Hijo; te digo esto, HIJO PREDILECTO, porque muchos sacerdotes están dejando la Fe Católica; nada hay más doloroso para el Corazón de Mi Santo Hijo que la apostasía de los consagrados, es por eso que pedí a todos en el mensaje anterior que junto con la Novena de Mi Corazón Inmaculado se rezara los Viernes la Novena del Sagrado Corazón, a fin de desagraviarlo por tantas ofensas, sobre todo por las cometidas por sacerdotes infieles. Los Sacerdotes católicos deben ser Evangelios vivientes, santificados por la santa humildad, pobreza y obediencia.

Queridos hijos, doy nuevamente Mis advertencias y mensajes:

EL DIABLO NO QUIERE QUE SE HAGAN PÚBLICOS MIS MENSAJES. Mis mensajes no son para leerse y guardarlos en un cajón. Mis mensajes son para leerse y darlos a conocer. Mediten en Mis palabras de la página 200 del Diario Espiritual de la Llama de Amor. ESTOS TIEMPOS EXIGEN VALENTÍA Y ÁNIMO. Comparen el texto y el contexto de este mensaje con el anterior. Si alguno tratase de prohibir Mis mensajes, sepa: que Mis mensajes son como la hiedra que nace en el campo sin que nadie se lo prohíba, la semilla nace en el más absoluto silencio, crece y se desarrolla y da fruto. Mi movimiento es un movimiento silencioso, Mi único objetivo SALVAR LAS ALMAS. Mis mensajes son como un torrente de agua fuerte que no puede obstruir una piedrecita; son como un resplandeciente sol que no puede tapar una nubecita; mas, sin embargo, sean prudentes y cautelosos, porque las hermosas perlas no pueden tirarse a los cerdos, ¡ay, Sacerdote Mío!, las llenarían de lodo, las pisotearían al no encontrarle valor ni sabor. Mis mensajes son para que muchas almas se conviertan, aun por medio de la atrición. No es muy halagador para una Madre el avisarles de cosas que pueden causar preocupación o miedo; pero no tengan ni en estima su propia vida. (Leer Lucas, Capítulo 12).

Amados hijos: LA SITUACIÓN ES MUY GRAVE, EL MUNDO Y LA HUMANIDAD ENTERA CORRE UN GRAN PELIGRO, todos pueden trabajar para la Santa Causa. Así como en la Creación hasta el más insignificante ser creado tiene una misión que cumplir, aun más vosotros que gozáis de los consuelos de la Madre del Cielo. Amados hijitos, la carne nada aprovecha, el espíritu viene de Dios y a Dios debe volver, Dios quiere la salvación de las almas y no la salvación de los cuerpos, el espíritu es el que da vida. ¡LUCHEN POR CONSEGUIR LA VIDA ETERNA! No esperen las señales y prodigios en el cielo, no esperen milagros para que puedan convertirse, cambien de vida y de corazón, recen el Rosario todos los días, conserven el ayuno del Carmelo (ayuno a pan y agua los viernes de cada semana).

Vosotros lloráis y os entristecéis por las noticias de catástrofes naturales que se han estado sucediendo, pues bien: sólo es el comienzo; aunque algunos de vosotros pensáis en su corazón que las catástrofes naturales desde el principio del mundo se están sucediendo, os digo: ya nada será igual. Si los Sacerdotes no propagan la Devoción a los Sagrados Corazones y no rezan el Rosario junto con sus fieles, la intensidad de las catástrofes aumentará causando la muerte a millares de personas, que quizá, hubieran podido salvar sus almas convirtiéndose a Jesús por medio de la escucha de un mensaje que se prohibió o se guardó, pensando que el instrumento, por sus pecados, no era digno. ¡Ay, Mis pequeños!, por eso les digo que este pecado grave de omisión clama al Cielo, este pecado pone triste el Corazón que tanto ama a los hombres. Os los repito: ¡NO DUDÉIS, NO DUDÉIS!

Discípulo:
Aquí, mientras la Virgen habla con frases entrecortadas, veo una Lágrima correr por Su mejilla izquierda, y entonces vi a la derecha de la Santísima Virgen al Arcángel San Gabriel, que decía:

“Consolad a vuestro Dios. Rezad ante el Santísimo Sacramento, rezad el Rosario los fieles junto con los Sacerdotes, haced penitencia, consolad a la Reina de los Cielos y la Tierra, desagraviad al Sagrado Corazón.”

La Santísima Virgen continúa:

De nuevo os pido: Si este mensaje se está compartiendo en grupo, interrumpir la lectura para rezar el Memorare, oración de San Bernardo, La Salve y San Miguel Arcángel.

Pedacito de Mi Corazón, una mina cuya veta se ha agotado ya no es codiciada por los hombres. No puede ser útil una vasija que no retiene el agua. Un instrumento que ha perdido sonoridad no podrá alegrar la fiesta. Todo árbol que no produce fruto es cortado y arroja al fuego. Mi Hijo Jesús quiere que todos los servidores de la Santa Causa de los Sagrados Corazones, sean dóciles al Espíritu Santo. El que cada mañana tenga oído abierto para la escucha de Dios aprenderá de la Sabiduría Divina de la Santísima Trinidad y podrá aprender detalles preciosos, armoniosos, que podrá compartir con amor a todos sus hermanos.

Hijo Mío, Mi pétalo de rosa, el primer mensaje que te di a conocer resultó un poco difícil de creer, fue sometido a la lupa de los sabios y entendidos, pero pocos, muy pocos lo han llevado a la práctica. El Corazón de tu Mamita encontró una respuesta muy débil, era de esperarse porque al final de la década, de cada cien personas sólo cinco habrán creído en Mis mensajes.

Hijos amadísimos, los Obispos deben saber que el diablo estuvo presente en el Concilio Vaticano II; la idea satánica de destruir la Iglesia desde dentro cobró vida allí. Muchos Sacerdotes dirán: “Esto no puede ser de la Virgen”. El tiempo es el mejor juez: por los frutos se conocerá el árbol. Satanás es más astuto que los hombres y no puede engañarse a sí mismo: El hecho de abreviar los ritos litúrgicos y las oraciones; el de aceptar teorías poco evangélicas de teólogos modernos; de suprimir el tema de Mi presencia Medianera, Intercesora y Protectora, causó risas burlescas de satanás y sus aliados. Sacerdote Mío, los teólogos no son la máxima autoridad en la Iglesia, muchos teólogos modernos ni siquiera toman en cuenta los textos de la Patrística, aunque se hayan dado en fechas y épocas distintas ellas contienen la enseñanza básica moral y doctrinal de la Iglesia, teniendo como fuente de inspiración la Sagrada Escritura y la asistencia de Mi Divino Esposo, el Espíritu Santo, los que abrevian las oraciones o las rezan demasiado aprisa, tal parecen que quieren estar poco tiempo con Dios y con su Madre del Cielo. Ahora el problema está latente, muchos de Mis consagrados desconocen esto; otros conociéndolo lo ignoran y no quieren hablar de él; otros deliberadamente obligan al que lo expone, a callar.

Hijitos queridos, tengan cautela y prudencia porque no todos los Sacerdotes están preparados en su corazón para recibir Mis mensajes, pueden estar intelectualmente preparados, pero en su corazón no arde el fuego de la Llama de Amor de los Sagrados Corazones; no podrán entender las súplicas, las promesas ni los avisos de la Madre del Cielo.

Sacerdote Mío:

Di en el primer mensaje (13-9-97) el consejo: Que Mis consagrados procuren leer la vida de los Santos y sus escritos; pues hoy, hijito querido, añado algo más: En vez de procurar entretenimiento en los programas de televisión, en las revistas y los libros mundanos, mejor lean lecturas espirituales y vida de los Santos, procuren el material que lleva por título: Mística Ciudad de Dios, de la Beata María de Jesús de Ágreda. ¡Entended! El blanco de satanás fue esta vez las Verdades Divinas de los Misterios de la Divinidad: La Trinidad Beatísima, las Verdades Divinas de Mi amado Hijo Jesucristo, la Redención del género humano lograda por Su Sangre y el Amor inmenso de Dios para toda Su creación, luego la Santidad y la Pureza con la que Dios honró Mi Corazón Inmaculado. Gabriel, Rafael, Miguel y Sealtiel y una gran corte de Ángeles llevan en sí el sello de La Trinidad Beatísima, y si vosotros acudís a su poderosa protección y a la poderosa protección de Mi Llama de Amor, el infierno todo no podrá haceros ningún daño. ¡Alaben a Dios en Su Trinidad Beatísima! ¡Alábenlo y denle gracias! (Leed Salmo 18, 4).

Sacerdote Mío:

Algunos hombres tienen en su corazón cicatrices causadas por el pecado, se necesita urgentemente la sanación interior. Escuché por ahí decir a alguien: “No podemos dejarnos conducir por los mensajes, no podemos ciegamente hacer todo lo que se pide.” Alguno más, tal vez objetará: “En el Canon no dice nada, en los Rituales no viene algo semejante.” Otro más preguntará: “¿Por qué rezar el Ave María de un modo cambiado? Si la Iglesia no da su aprobación, ¿cómo pues?” Otros más dirán: “Los de la Llama de Amor son una secta de fanáticos, se imaginan y dicen que la Virgen habla.” Ahora Yo, vuestra Madre del Cielo, os pregunto: ¿Habéis leído ya el Diario Espiritual? ¿Tenéis conocimiento de lo que dijo el Papa? ¿De lo que dijo el Santo Padre Juan Pablo II? ¿De la opinión de los Obispos que saben de la Llama de Amor y que han tenido en su corazón el fuego divino de la Santísima Trinidad? Ahora, Sacerdotes Míos, OÍD A LA MADRE DE JESÚS, REFLEXIONEN EN MIS PALABRAS: ¿Qué mal hace la Mamita de ustedes en decirles todas estas cosas? ¿Acaso el amo de este mundo les quitó el sentido de la escucha? O en vez de vosotros cegar a satanás, ¿él ya os cegó a vosotros? Reflexionen en Mis palabras y piensen en esto, Mis hijos, piensen en esto: Vuestro juicio es muy limitado, ¡pidan al Espíritu Santo!, pidan sobre todo el don del Entendimiento, porque el único que posee la llave del Divino Conocimiento es Mi amadísimo Esposo, el Espíritu Santo.

Sacerdote Mío: Administren los Sacramentos con dignidad. No deis la Comunión en la mano, esto lastima tanto Mi Corazón, vuestra Madre amorosa sufre un dolor interior tan intenso. En algunas iglesias manos impuras toman a Mi Santísimo Hijo para venderlo como a José, en el Antiguo Testamento. En lugares ocultos es vendido por los actuales Judas Iscariotes, es ultrajado, vilmente sometido de nuevo a la burla y al escarnio, Mi pequeño e indefenso Jesús Eucaristía, por donde quiera que una Hostia consagrada se encuentre, sigue siendo Mi Hijo pequeño Jesucristo en Su Cuerpo vivo; el cuerpecito que Mis manos de Mamá acariciaron en el Portal de Belén, a quien arrullé en Mis brazos en Nazareth, al que seguí por las calles polvorientas de Jerusalén. ¿No os conmueve esto? ¿Habéis perdido acaso la sensibilidad? ¿Habéis perdido el sentido de la escucha?

Sacerdotes Míos: El pueblo de Dios necesita sanar interiormente de las huellas dejadas por el pecado, y ustedes tienen el poder de la sanación en sus manos. Ojalá siguieran Mi consejo y, tomaran por costumbre que al momento de absolver a los penitentes de sus pecados, impusieran su mano y oraran por sanación interior, un minuto de oración sería suficiente, claro que esto lo harían si lo consideran necesario, dependiendo de la situación del penitente. Pregunten a su Obispo, Sacerdotes Míos, ¡pregúntenle!

Escribe, pedacito de Mi Corazón:

Ante las catástrofes naturales los hombres sólo buscan salvar sus vidas. Ay, Mi pequeño, ojalá procuraran salvar sus almas de la condenación eterna. Este año, el fenómeno natural conocido con el nombre de: El Niño, será diferente de los anteriores. “Quien en Dios confía habita bajo las alas del Altísimo Dios”.

Seis mensajes más y el mundo conocerá el cumplimiento de muchas profecías entregadas a la humanidad desde la Medalla Milagrosa hasta esta época. En el Vaticano hay gran calma, es la calma que antecede a la tormenta. Mi amado Papa Juan Pablo II saldrá del Vaticano por última vez. Oren mucho por él ya que en Cuba su vida corre gran peligro. Mi Santo Papa es una señal del cumplimiento de la profecía que habla de la letra K[1]. ¡Ay, Ciudad de las Colinas!

Próximamente uno de los volcanes más famosos hará violenta erupción, arrojando lodo hirviente, lava y ceniza en cantidad tal que cubrirá pueblos y ciudades en muchos kilómetros a la redonda. A la par, casi simultáneamente, los hombres creerán haberse recuperado de la tragedia del volcán, cuando un gran terremoto sacudirá las montañas derribando muchos edificios y causando la muerte a muchas personas. Los sobrevivientes por un momento se alegrarán pero luego tendrán por dichosos a aquellos que perdieron sus vidas por los efectos del volcán y del terremoto.

Sacerdote Mío: Ahora ven al Corazón de tu Madre del Cielo, escucha: Siempre ha habido catástrofes en la historia de la humanidad, pero nunca se han sucedido tan frecuentes como en esta época. Últimamente la causa del porqué muchos de los desastres han sido disminuidos en intensidad, es porque algunos de Mis hijos Sacerdotes han comprendido la gravedad y la urgencia de Mis mensajes, y han santificado sus vidas mediante al ayuno, el sacrificio y la oración; así han santificado al pueblo de Dios que ha sido puesto a su cargo. Donde hay un Sacerdote santo, allí habrá un pueblo santo. Yo soy la Madre del Sumo y Eterno Sacerdote. Sacerdote Mío, la gente está perdiendo el respeto a lo sagrado, es la desacralización la que está empobreciendo las casas de oración.

Amados Obispos, os habla la Madre de Jesús el Verbo de Dios Encarnado, os habla la Madre de vuestro Rey y Señor: Satanás no ha descuidado ni el más mínimo detalle para destruir la Iglesia, vosotros sois blancos fijos de los dardos envenenados. A vosotros, que custodiáis los tesoros sagrados de la Tradición, santificad también vuestro ministerio y dejaos de preguntaros. El diablo existe. Sí, amados Obispos, y está trabajando más fuerte que vosotros, su mayor argucia es la negación de sí mismo. Nulificad su poder ya, porque muchas almas se están alejando de los templos católicos y de los sacramentos. Decid a vuestros Sacerdotes: rezad el Rosario con todos los fieles, con el Santísimo expuesto, antes o después de la celebración Eucarística. Y venid ya al Corazón de la Madre de Jesús. El diablo es un misterio verdadero que quebranta los cimientos y la unidad de la Iglesia, que debe ser Santa, Católica, Apostólica y Romana hasta el día que será purificada por medio del fuego. Hasta el fin del mundo será asistida por el Divino Poder del Espíritu Santo y guiada por Mi Santísimo Hijo, hasta el fin del mundo. Los poderes del infierno jamás podrán contra Ella mientras todos permanezcan dentro del Refugio Sagrado de Mi Corazón Inmaculado. Negar la existencia de satanás significa hacerse cómplice de sus maldades.

Amados Obispos, Colegio Apostólico: vosotros poseéis la llave del conocimiento, haced buen uso de ella, dejando entrar al Reino a los que deben entrar, entrando vosotros mismos al regazo de Mi Corazón Inmaculado. No os prostituyáis, sed fieles al Vicario de Mi Hijo Jesucristo; vosotros sois el puente entre la Tierra y el Cielo, no os convirtáis en puente de la Tierra al infierno. Si la sal de este mundo pierde su sabor, ¿cómo podrá recuperarla? No os convirtáis en discípulos de satanás, que busca dividiros y haceros caer hacia el abismo. Haced mucha oración, no os confiéis en vuestras propias fuerzas. Decid como San Pablo: “Por la gracia de Dios soy lo que soy”. Una ciencia sin Dios no es verdadera ciencia. Muchos se equivocan y llevan al error a los demás al mezclar la ciencia con la religión, esta mezclanza será en esta última década el anzuelo con el cual satanás atraerá muchas almas a su redil. Vuestra Madre del Cielo os recuerda: una religión que no abrace el camino del sacrificio como fuente de purificación, que no proclame el valor de los Sacramentos, la devoción a los Sagrados Corazones, el rezo del Santo Rosario y el amor a Jesús Eucaristía, es una religión muerta basada en el sentimentalismo. Si alguien o alguno viniese a anunciaros un Evangelio distinto al que habéis recibido, aun viniendo en el nombre de Mi Hijo o en el nombre de vuestra Santísima Madre, ¡no le creáis! La Iglesia verdadera será la que a pesar de la persecución permanecerá fiel a su auténtico Vicario. La Iglesia Católica, Apostólica y Romana será Santa por la prueba a la que será sometida. El remanente fiel que aguarda a su Señor y Rey como una novia aguarda los esponsales: pura, casta y santa. Una iglesia que no vive y practica el Evangelio de Mi Hijo Jesucristo es una iglesia muerta, cuyos hedores suben al cielo impregnando el ambiente con la suciedad de sus faltas y pecados. Una iglesia sometida al materialismo, sin oración, sin obediencia, jamás llegará a ser una iglesia sin mancha ni arruga como quiere Mi Hijo Jesucristo.

Obispos y Sacerdotes Míos, aboguen por la Causa Santa de los Dos Sagrados Corazones. En esta última década los medios de comunicación masiva están, en un 95%, saturados de pornografía, perversión sexual, información subliminal y amarillismo. La ambición y el poder serán sus principales consejeros.

Obispos y Sacerdotes Míos, leed por favor: Mateo 5, 19; también lean todos, la página 306 del Diario de la Llama de Amor. El gran Milagro llama a las puertas de cada uno de los corazones. Gabriel Arcángel lleva de nuevo este mensaje a todos los rincones de la Tierra. Pronto ocurrirán dos grandes acontecimientos: el primero, atraerá la atención de grandes y pequeños; el segundo, antecederá el triunfo de Mi Corazón Inmaculado sobre las fuerzas del mal: el milagro del sol en el ocaso de la humanidad. Los albores de un nuevo amanecer inundarán la Tierra bañándola de luz, pero antes sucederá el choque, el choque de dos fuegos: el fuego del odio de Satanás y el fuego de la Llama de Amor de Mi Corazón Inmaculado. El gran Milagro lo haré Yo en unión de todos ustedes que son Mis hijos muy amados, los que han creído y puesto en práctica Mis mensajes. El fuego del amor quemará dulcemente a las almas, ése será el gran Milagro, el fuego que purificará a las almas en la Gracia abundante que Dios derramará sobre la humanidad, sobre todo en las almas puras y amantes de la Santísima Trinidad.

Sacerdote Mío: mirarás a tu alrededor y contemplarás la gran sed de almas puras, sedientas del Conocimiento de Dios. Sólo el ayuno, el sacrificio y la oración harán también posible la conversión en el corazón de Mis hijos. No permanezcáis estáticos, no estéis sin hacer nada, recordéis lo que dije en el primer mensaje: “Todo cuanto hagáis o dejéis de hacer, os será tomado muy en cuenta.” Cuando Yo, vuestra Madre del Cielo, os hablo acerca de las catástrofes, epidemias y castigos que Dios piensa enviar al mundo, pensáis en vuestros corazones: “Que no suceda”. Ciertamente que Dios quisiera arrepentirse de lo que en Su Santa Justicia ha decretado. En atención al que intercede sólo disminuye la intensidad de estos castigos, porque Él es Inmutable. En atención a Sus escogidos preserva la vida. En Su Santa Justicia Él no permitirá que Su creación favorita: “El hombre”, descienda hasta lo más bajo. Es Su Amor al género humano lo que justifica Su Santa Cólera. Él, no cambia ni en Sus palabras ni en Sus promesas, cuando se trata de la salvación del género humano, recordad a Abraham, a Lot a Noé. El amor de vuestro Padre hacia vosotros conmueve hasta el corazón más duro, confiad vosotros en que Él no desamparará a nadie en el día de la desgracia. Quien se refugia en Su Providencia y Poder no sufrirá daño alguno. Yo os entrego el arma contra las insidias del diablo, que trata de presentar a vuestro Creador como un Dios que odia a Su creación. Vosotros poseéis el Escapulario y el Santo Rosario. Portad el Escapulario y rezad, hijos Míos, el Santo Rosario, obtendréis por ello la bendición y la protección. El mal se alejará de vuestros hogares.

Mi pétalo de rosa: el gran Milagro será en gran escala una purificación de las almas, algo muy diferente al Purgatorio, ya que las almas serán purificadas no por el fuego del Purgatorio, sino por el Fuego del Espíritu Santo, cuyas llamas de Amor inundarán la Tierra. Esta purificación sanará interiormente a Mis hijos de toda llaga o herida causada por el pecado. Habrá renovación total de la mente y el espíritu. Lean la Carta de San Pablo a los Efesios, Capítulo 4, 23; algo parecido en relación, es lo que se lee en el Evangelio de San Lucas, Capítulo 15: Todos los escogidos tendrán un conocimiento muy interior, muy personal de su propia miseria. Queridos hijos, el arrepentimiento es un poder muy inmenso para obtener la conversión de las almas, así como Mi amado Hijo extendió Sus Brazos en la Cruz para librarles de la condenación eterna, así cada uno de ustedes extended al Cielo vuestros brazos en súplica constante, abrazando el sufrimiento como medio de purificación y santificación. Lean, hijos queridos, las páginas 198 y 348 del Diario Espiritual de la Llama de Amor: A los sacerdotes tímidos y pasivos os dice su Madre del Cielo: “No priven a los hombres de la Llama de Amor de Mi Corazón Inmaculado.”. A ellos os pido leáis la página 362.

Hijitos amados, en estos tiempos para mantener la pureza, tanto en la mente como en el espíritu y el cuerpo, se requiere de fuerza de voluntad. Pidan a Dios cada mañana para que les entregue la gracia de la perseverancia final, casi ninguno de Mis hijos pide eso. Sin la gracia que procede de la Santísima Trinidad no pueden continuar. Pídanla al Padre por medio de las Santas Llagas de Mi Hijo Jesús, Él está deseoso de concederla a todo aquel que pide por medio de las Santas Llagas de Mi Hijo Jesús.

El desorden moral causado por la idolatría y la impureza, atraen los peores castigos para la humanidad, los que practican y los que promueven la impureza sexual, la prostitución, el sexo libre y las relaciones extramaritales ya tienen, si no se arrepienten, su lugar en el infierno; si no se convierten y hacen penitencia su lugar no les será quitado.

¡Ay!, Mi pequeño, pedacito de Mi Corazón, los hombres endurecieron su corazón, la ambición corrompió las entrañas. Causa pesar a Mi Corazón de Madre que miles de indefensas criaturas sean sexualmente explotadas, ellas son obligadas a pecar, orilladas a la práctica del aborto. ¡Ay, Sacerdote Mío!, cada día aumentan más los crímenes en el vientre de las madres.

Discípulo
Dice el Arcángel Gabriel:

No hay poder humano que pueda detener la ola de crímenes en el vientre de las madres.

Aquí, la Santísima Virgen en esta parte del mensaje de San Gabriel llora en forma entrecortada y dice:

No puede haber paz y justicia en un mundo así. Mientras estos mensajes no se den a conocer muchos de Mis hijos van a ignorar las quejas y las Lágrimas de la Madre, que sufriendo al pie de la Cruz suplica al Padre: Piedad y misericordia por el género humano.

Discípulo:
En este momento vi un cielo color gris con matices rojizos, y de pie en medio de un gran jardín de rosas marchitas al Arcángel San Rafael, cuya voz me llenó de asombro, su voz era la de un estruendo de muchas aguas, como un río embravecido.
Dice San Rafael:

Oíd, habitantes de la Tierra: ciertamente todo lo anunciado se cumplirá. El que Era, El que Es, y El que Será; el Alfa y el Omega; el principio y el Fin, viene. ¡Preparaos! La Justicia Santa de Dios vendrá y caerá como rayo en tempestad.

Discípulo:
Rafael extendió ante mí un rollo en el cual se leía las siguientes palabras:

“Aborto, prostitución, brujería, idolatría, ambición, drogadicción, crímenes.”

Luego, añadió:

Por estas cosas vendrá lo que vendrá, y sucederá lo que sucederá.

Después la Santísima Virgen prosiguió, pero ahora vi a Su derecha al apóstol Juan:

Amados hijos, no recéis tan aprisa, dais la impresión de que queréis estar poco tiempo con Dios y Conmigo. Cuando recéis, mediten bien cada una de las palabras con las cuales os dirigís a Mí y a Mi Santísimo Hijo. La oración y el rezo hecho con el corazón tienen también mucho poder de sanación. Oren la Sagrada Escritura, leyéndola y meditándola diariamente. Actualmente muchos denigran el valor de la profecía inspirada haciendo escarnio de la Sagrada Escritura; algunos han desviado el propósito de la enseñanza bíblica. La profecías de Malaquías y Nostradamus nada tienen en común, las centurias de Nostradamus no fueron inspiradas por el Espíritu Santo, no os dejéis seducir. El arte moderno influenciado por las corrientes del pensamiento libre han ridiculizado la fuente de la Verdad donde se da testimonio de Mi amadísimo Hijo.

Queridos hijos, lean libros espirituales, os pido, no leáis libros contaminados por el sentir y el pensar del mundo. Toda superación personal apartada de la enseñanza de la Iglesia y de la Sagrada Escritura es como una torre de papel, como una construcción cimentada en la arena sin bases sólidas, todo esto se vendrá abajo el día de la Santa Justicia de Dios. ¡Os pido que tengáis cuidado!, porque muchos libros son escritos por sacerdotes que se dejaron confundir por las corrientes del pensamiento moderno.

Quiero prevenirles también en este mensaje: Que sucederá dentro de breve tiempo que una epidemia hemorrágica asolará a un país de Sudamérica, los efectos que causa este virus podrán ser contrarrestados bebiendo el té de los pétalos de rosa consagrados en Mi altar. El té de pétalos de rosas salvará muchas vidas, y si se enseña a rezar a quien se le dé, salvará a muchas almas de la condenación. El té no es milagroso en sí, no es algo mágico; es ante todo la fe la que obra el milagro. Es Dios en Su plan de Misericordia, en atención a los escogidos que hará el milagro, no por medio del té de rosas sino por la fe de los que leen y creen y ponen en práctica Mis mensajes. Los que sean curados deberán ser advertidos: si están en pecado mortal, que dejen su mala vida para que no les suceda algo peor. Este virus también acabará con la vida de muchas especies animales, pero la oración hecha con fe evitará que esta extinción de especies sea mínima. Si muchas especies en extinción mueren ocurrirá un descontrol ecológico; muchos animales al comer la carne de especies infestadas se convertirán aun después de morir en portadores de este mortal virus, el virus llevará por medio de las corrientes de aire marítimo la epidemia a las regiones de Norte América y el Oriente Medio, a Europa y Oceanía. Ay, Mis hijos, nadie desea que suceda esto, pero muchos no quieren dejar su mala vida. ¡Hagan penitencia y oración! El ayuno y el sacrificio hará que estos flagelos disminuyan en gran parte del mundo. Buscad la conversión de las almas, manteneos fieles a Dios.

Sacerdote Mío: el amanecer de una nueva época ya está sucediéndose, esta época de desacatos e infidelidades en el seno de la Iglesia, del predominio de las bajas pasiones de los seres humanos quedará atrás después de sucederse la Justa y Santa Cólera de Dios. Al final de esta década, se presentarán falsos cristos, habrá falsos visionarios que presentarán mensajes atribuidos a Mí y a Mi Santísimo Hijo Jesús, pero en realidad llevarán la firma y la huella digital del Maitreya, palabra sánscrita que significa el iluminado.

Queridos hijos, el Maitreya sutilmente ya está controlando los acontecimientos mundiales, en esta década será el día de su DECLARACIÓN, para entonces el escenario del mundo estará listo para darle la bienvenida, ya existen en el mundo miles de adeptos, entre los cuales se cuentan: científicos, economistas, intelectuales, artistas, escritores y hasta sacerdotes, cardenales y obispos católicos. Su plan trabaja como una enorme maquinaria. Queridos hijos, su plan tiene como teoría fundamental: el reducir a nada el poder de satanás sobre las almas negando su existencia, minimizando su maléfica actividad entre los hombres. Amados hijitos, satanás no es mito superado por los avances científicos, satanás es una realidad y está destruyendo la unidad de la Iglesia Católica y de las familias.

Sacerdote Mío, observa el curso de los acontecimientos y no temas, la Iglesia Católica verdadera saldrá triunfante de los lazos y cadenas con las cuales se quiere sujetar, tu decisión debe ser radical, recuerda, hijito querido: nadie puede servir a dos amos; el que no recoge con Mi Hijo Jesucristo, desparrama. Llegó la hora de las decisiones, de escoger la vida o la muerte, la inocencia o la indecencia. Santifica a tu ministerio y santifica al pueblo, el cual se te fue confiado y del que darás cuenta en el día del juicio. Sacerdote Mío, ¡vamos, no tengas miedo!, presenta en este día tus manos limpias y puras, cuídate de no presentar tus manos manchadas de la sangre de los inocentes. A tu llegada te recibirán los Ángeles con coronas de laureles, los Santo del martirologio te tendrán apartado tu lugar junto a ellos. El que pierda la vida por Mi amado Hijo la encontrará, pero el que busque salvar su vida en este mundo la perderá. Queridos hijos, éstas serán las señales obradas por Maitreya el falso mesiánico:

  • La tentación del paraíso: Seréis como dioses (la Nueva Era).
  • La hechicería, la adivinación y el esoterismo.
  • La promoción de los valores humanos por medio de una gran fraternidad universal.
  • El aparente triunfo del comunismo sobre el capitalismo.
  • La desacralización de las cosas santas.
  • La caída de la bolsa de valores.
  • El resurgimiento del Estado Judío.
  • La eliminación de las fronteras.
  • El control económico y político y social.
  • La francmasonería, sobre todo, el grado 33.
  • El resurgimiento de la secta del Compás.
  • El racismo: brotes de nazismo en todo el mundo.
  • El orden temporal.
  • El satanismo y el chamanismo, el hinduismo y el islam.

Satanás es el jefe inmediato del Maitreya, todos los recursos con los que cuenta el infierno están siendo puestos en práctica estos años; la Tierra es una sucursal del infierno.

Mis amados hijos, ayúdenme a rescatar a las almas por medio del Santo Rosario, la participación en la Eucaristía, el ayuno, la confesión y la oración sincera a Dios. ¡Pidan el Espíritu Santo! Pídanlo al Padre de los Cielos, en el Nombre de Mi amado Hijo Jesucristo, porque el mundo está en manos de satanás y de sus secuaces. Repitan constantemente, en todo momento: Madre Mía, Luz Defensora, la Llama de Amor de Tu Inmaculado Corazón triunfará en medio de nuestras luchas y tormentos. Satanás quedará cegado en la medida en que ustedes recen el Rosario y propaguen Mis mensajes.

Los pastores de la Iglesia Santa de Mi Hijo Jesucristo, de la cual soy Medianera e Intercesora, deben ser cautos, sinceros y dados a la oración; de lo contrario, Dios los entregará en manos de sus enemigos y serán humillados en su propio saber. Sacerdote Mío, satanás sabe de tus debilidades, él sabe de tus puntos débiles. Aún veo incredulidad en ti con respecto a Mis palabras, te mantienes a la expectativa, neutral: ni a favor ni en contra. Tu Mamita del Cielo te pide: ¡Arrójate al mar de la Misericordia del Sagrado Corazón de Mi Hijo Jesucristo y humíllate!, tú también puedes confesar tus pecados, haz las paces con Dios.

Sacerdote Mío, Obispo Mío: Documéntate, infórmate, actualízate, pregunta, indaga, recuerda que muchos Sacerdotes han quedado al margen de los acontecimientos actuales. La Escatología merece hoy mayor aprecio, os pido, queridos hijos Sacerdotes, tomen en cuenta la Revelación pública. No esperéis signos maravillosos, sed prudentes, sobre todo, sepan conducir a Mis almas escogidas como instrumentos para dar a conocer los mensajes urgentes de los últimos tiempos. Sepan discernir y reconocer con el Espíritu Santo lo que es de Dios, y a Él tributarle todo el honor, la alabanza y la gloria. No os durmáis en vuestros laureles, habéis oído: Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas; a ustedes, Sacerdotes Míos, se aplica esta palabra. Sois el blanco preferido de satanás, para él sois ovejas gordas, ¿no entendéis esto? Cuando un obispo o sacerdote se convierten en apóstatas de la Fe Católica, arrastran tras de sí una gran multitud de almas como inocentes corderitos llevados ante el esquilador, como reses engordadas para la matanza. A vosotros, Sacerdotes Míos, a vosotros os digo: en el final no presentaréis excusa por ignorancia, porque tuvisteis conocimiento de este mensaje. ¡Mucho cuidado, Sacerdotes Míos, les dice su Madre del Cielo! Satanás marca y roba, destruye los rebaños, aun los más asegurados. Un odio en contra de Dios y de los hombres lo impulsa a ello; el diablo no puede amar al género humano, busca en todo momento confundirlos para hacerlos caer. Rechácenlo, hijitos queridos, con las armas de la Fe, llevad la ofensiva y la defensiva, no deis lugar al desánimo ni a la pereza, mayor es el poder de Dios que aquel que está en el mundo, el príncipe de este mundo quedará finalmente derrotado, Mi Corazón Inmaculado está Triunfando sobre las fuerzas del mal. Sigáis rezando el Rosario en todos los templos y muchas calamidades de todo tipo desaparecerán, rezad antes o después de la celebración de la Santa Misa, si es posible con el Santísimo expuesto, es lo que pide la Madre de Jesús a todos Sus hijos Sacerdotes. Con el rezo del Rosario y la jaculatoria de la Llama de Amor[2] podrán convertir a un gran número de fieles. ¿Por qué no lo intentáis? ¿Cuál es la excusa? ¿Cuál pretexto presentáis? ¡Os amo, amados Sacerdotes! Os amo y los preservo siempre en Mi Corazón Inmaculado. ¿Por qué no acudís a la Madre en esos momentos de prueba, de soledad y amargura? Tengan confianza, crezcan cada día en el amor a Jesús Sacramentado. Queridos hijos, como dije en el primer mensaje, Mis palabras son pesadas una a una, en este terreno lo admito.

Escribe, pedacito de Mi Corazón: Las naciones ya están preparadas para la guerra, la carrera armamentista no ha sido frenada. Los periódicos al servicio de los capitalistas hablan de desarmes en grande y mediana escala; las comisiones de paz en los países conflictivos hablan también de desarmes. Nada de esto ha ocurrido porque el corazón de los dirigentes de las naciones capitalistas está lleno de ambiciones, el poder ha trastornado las mentes de los parlamentarios y nadie da su brazo a torcer. En el silencio más absoluto, se elaboran estrategias, el mundo está al borde de una guerra nuclear. Francia, Rusia, China y Estados Unidos elaboran técnicas altamente peligrosas: las técnicas de la bioquímica. Fueron superados los límites de la biogenética, en ciertos países existe la clonación humana secreta. En el sistema internet miles de virus, redes anticristianas y satánicas están allí infiltradas sutilmente para subliminar las mentes de miles de estudiantes. La ciencia actual sólo analiza las cosas a su favor, en el pro y la contra fue eliminada la parte oculta, la otra cara del internet trabajando como la gran mente del anticristo. En los cultivos de bacterias los microorganismos están en proceso. Ay, pedacito de Mi Corazón, tú también estás sujeto al tormento de las dudas, quizá alguno o alguien pensará enviarte a un psicólogo, o a un psiquiatra. A vosotros, que conocéis los mensajes que he entregado en los últimos cincuenta años, os pregunto: ¿Habéis creído en Mi anuncio? ¿Acaso os preguntaréis también, qué caso tiene hacer públicos los mensajes? ¿Qué ganaría el mundo con ello? Los comunistas se aprovecharán de ellos. Pensad sólo un momento en el gran bien que traerían a las almas, por otra parte el diablo no quiere que se conozcan Mis mensajes, por eso crea la duda y la confusión en la mente de los hombres. Ay, pequeño Mío, Mi pétalo de rosa, di a los Sacerdotes: Ay, de aquellos que esconden Mis mensajes por falsa prudencia, cobardía o miedo. La Mamita de ustedes no os amenaza, únicamente quiero que por medio de Mis advertencias sepan reconocer la gran lucha que se está desarrollando actualmente entre los hijos de la Luz y los hijos de las tinieblas. Por fin los Dos Sagrados Corazones se elevarán victoriosos sobre todas las Naciones de la Tierra, ¡por favor, por caridad, no escondáis Mis mensajes! Mis advertencias no son tampoco para guardarse en un cajón. Los Ángeles en el Cielo y en la Tierra, los comandos de Miguel Arcángel miran con tristeza que muchos de Mis hijos leen Mis advertencias con menor atención que un programa de televisión; la televisión está haciendo mucho daño a las almas, hagan el sacrificio, Sacerdotes Míos, de apagar su televisor un momento, de ponerse de rodillas a orar ante el Santísimo Sacramento del Altar, no dejen de lado los mensajes de Mi Hijo Jesucristo ni los de su Madre Celestial. Ay, Sacerdote Mío, sólo quiero que entiendas que nada va a suceder en tu parroquia si rezas el Rosario junto con tus fieles delante del Santísimo Sacramento, si así lo haces, si cumples, se abrirán las ventanas de los Cielos, y la parroquia y la comunidad recibirán infinidad de gracias y bendiciones. En mensajes anteriores esperaron portentos en el cielo para creer, esperaron muchos el hecho histórico; pero ahora les digo: Se acabó el tiempo de esperar estas cosas, que no os sorprenda desprevenidos el Día grande de la Santa Justicia de Dios, haced las paces con Dios, orad, rezad el Rosario todos los días. La Tierra está pendiendo de un hilo, Sacerdotes Míos, no os crucéis de brazos ante la inminencia de un desastre universal, dejad de lado vuestro juicio humano y pedid la Luz del Espíritu Santo. ¡No seáis fríos, no seáis calculadores e insensibles a la voz de la Madre!

Es urgente, queridos hijos, que se extiendan en gran manera las Casas de Desagravio, de reparación de los Sagrados Corazones. Abrid más Cenáculos de Llama de Amor en las parroquias y en los hogares. A ustedes, queridos Sacerdotes, les pido: Hablar del triunfo de los Sagrados Corazones. Os repito: es tiempo ya de los pétalos de rosas, de las uvas bendecidas y demás sacramentales; es el tiempo de las confesiones sinceras. Antes que Mi presencia sea retirada delante de vosotros, sucederán acontecimientos profetizados mucho tiempo atrás: se podrán observar fenómenos en el cielo, regalaré a algunos de Mis hijos la danza del sol, concederé la salud a muchos enfermos, atraeré a Mis hijos hacia la adoración profunda al Santísimo Sacramento, voy a unir matrimonios a punto de naufragar, voy a darle gran resplandor a la Llama flameante de Mi Corazón Inmaculado, Mi Llama de Amor será en esta década motivo de innumerables conversiones, haré volver a los hijos ausentes, liberaré gran cantidad de almas del Purgatorio, daré la alegría a las almas tristes; todo esto lo haré en atención a las almas víctimas y sufrientes, en atención a todos los que rezan el Rosario de la Llama de Amor, en atención a los propagadores de Mis mensajes. Luego: Mi Hijo hará volver el corazón de los padres hacia los hijos y estos a su vez al corazón de sus padres. Los Dos Corazones estarán triunfando en el mundo, por eso les pido, les ruego, les suplico: Ayúdenme con vuestras oraciones y sacrificios. ¡El gran Milagro ya está a la puerta! El señor Obispo debe conocer y dar a conocer esto: La Tierra va a ser sacudida por la falta de Fe en el mundo, se está oscureciendo por falta de Fe. La fuerza de la Fe de los que leen, propagan y ponen en práctica Mis mensajes va a crear una nueva civilización, cuya ley será el amor. Por medio de la Llama de Amor de los Sagrados Corazones se va a crear un muevo pueblo. El Espíritu Santo va a renovar la Tierra, será todo una florida primavera después de un frío invierno, un aroma de santidad inundará la Iglesia, los Sacerdotes amados por Mí que ahora sufren serán consolados; Mi Corazón maternal unirá a todos los Obispos con sus Sacerdotes en el amor fraterno, no habrá entre ellos otra cosa que los una sino el Amor de la Santísima Trinidad, concedido por medio de Mi Corazón Inmaculado. Sacerdote Mío, esto no ha acontecido todavía, sucederá. Ya falta poco para que termine este siglo, estad alerta, Obispo Mío, ama la cruz del sacrificio y sé muy humilde, ten paciencia y sé comprensivo con tu pueblo, así como la delicada ternura de Mi Corazón lo es para contigo.

Amados hijitos, el gran MILAGRO[3] antecederá a la gran ADVERTENCIA. Si no hacéis oración y sacrificio, todos igualmente pereceréis. Ésta será la secuencia de los acontecimientos por venir:

  1. La gran PURIFICACIÓN.
  2. El gran MILAGRO.
  3. La gran ADVERTENCIA.
  4. La gran SEÑAL.
  5. Los tres días de TINIEBLAS.

Estos acontecimientos son distintos pero complementarios: Desde que Gabriel Arcángel Me otorgó la Divina Salutación, no ha ocurrido algo semejante al gran MILAGRO. Los que hayan participado del gran Milagro formarán parte del pueblo escogido. El Espíritu Santo obrará el gran Milagro, al concluir el gran Milagro vendrá la gran Advertencia. Los Sagrados Corazones están fusionados y de Ellos emana una fuerza tan grande, fuerza que se hará visible a los ojos de los hombres. La fuerza de protección de los Sagrados Corazones evitará a Mi escogido sufrir daño alguno durante los tres días de oscuridad, ni él ni su propiedad. Ya no hay manera de purificar la Tierra, Dios en Su Santa Justicia acabará con los hechiceros y adoradores del culto de satanás, serán consumidos ellos junto con sus malas obras; la francmasonería arderá también en el fuego divino de la Santa y Divina Justa Cólera de Dios. El tiempo se acaba para los que promueven la era filosófica del Acuario, ¡conviértanse! Hijos Míos, dejen de cometer pecados, Yo, la Madre de Jesús, os pido: haced las paces con Dios.

Cuando se celebre el Año del Espíritu Santo, el tiempo de las Naciones definirá su culminación, la Tierra entera será inundada de la Llama de Amor de Mi Corazón Inmaculado. Que arda vuestra caridad y amor a Dios. Yo soy vuestra Madre, la Morenita del Tepeyac. México es la puerta del Santuario del Cielo, México será la cuna de maternidad para el mundo. Mi Promesa: A los que lean, crean y pongan en práctica Mis mensajes, su fe será reavivada, el Espíritu Santo se posará como Lenguas de Fuego sobre sus cabezas. Den gracias a Dios Todopoderoso que aún puedo dirigirles Mis mensajes y advertencias. Os bendigo a todos vosotros con Mi Corazón Inmaculado.

Discípulo:
La Santísima Virgen antes de bendecir estos escritos, trazando la Señal de la Cruz, me mostró un gran río de luz blanca en el cual vi transparentados un gran número de almas liberadas del Purgatorio, entre ellas pude reconocer a tres Sacerdotes y algunos amigos míos.

Preguntas que hice a la Santísima Virgen antes de que diera este mensaje, y que son escritas al final de este Segundo Mensaje Universal.

  1. Mamita: ¿A quién llamas Tú: Mi pétalo de rosa, pedacito de Mi Corazón?

Santísima Virgen
Te lo digo a ti, Mi pequeño; pero se lo digo aún más con mucho amor y ternura a todos aquellos Sacerdotes y seglares que leen, escuchan, creen y ponen en práctica Mis mensajes y las enseñanzas del Evangelio de Mi amado Hijo Jesucristo.

  1. Mamita: ¿Qué ocurrirá primero, la Purificación o el gran Milagro?

Santísima Virgen
Los acontecimientos profetizados se darán, Mi pequeño, en el siguiente orden: La Purificación, el gran Milagro, la gran Advertencia, la gran Señal y por último los tres días de tinieblas.

  1. Mamita: ¿Si un Sacerdote quiere hacerte preguntas por medio de uno de Tus instrumentos, puede hacerlo?

Santísima Virgen
Sí, sólo de orden espiritual en relación a los mensajes entregados por Mí a la humanidad, sólo pido se abstengan de hacer preguntas curiosas. Diles, Mi pétalo de rosa: Que dispensen Mi silencio… Que dispensen Mi silencio.

  1. Mamita: Para la entronización de las imágenes en nuestras casas, tanto de Jesús de La Misericordia como de los Sagrados Corazones, ¿deben ser imágenes especiales?

Santísima Virgen
Pueden ser sobre todo aquellas en donde Yo y Mi Hijo Jesucristo mostramos Nuestros Corazones que tanto aman al género humano. Les repito a todos: Deben ser bendecidas antes de entronizarlas.

________________________
[1] K: Letra inicial del nombre del Santo Padre.
[2] “Derrama el efecto de la Gracia de Tu llama de Amor sobre toda la humanidad.”
[3] NOTA DEL REDACTOR: Estos son acontecimientos anunciados a la humanidad por Dios en diferentes épocas, y la Santísima Virgen advierte que está próximo su cumplimiento.

Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/u-v-m-1-2-y-3-doc

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s