“Cuando la estrella grande, la estrella que precede al Sol aparezca, grandes ríos de luz harán que el día parezca noche y la noche después parezca día.”

JULIÁN SOTO AYALA, “EL DISCÍPULO” / MÉXICO 

PRIMER MENSAJE UNIVERSAL SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
13 de Septiembre de 1997.

El Altísimo Creador, Dios Uno y Trino, que Vive y Reina por los siglos de los siglos ha decretado, en Su Santa Justicia, que se cumplirán las profecías entregadas a la humanidad desde 1830. Mi Hijo y Yo, requerimos almas sacerdotales comprometidas que den a conocer esto.

Di a los hombres de la Tierra, que causa gran pesar a Mi Corazón, hablarles de Castigos del Cielo. ¿Pero acaso hay algún padre en la Tierra que no corrija a sus hijos a quienes ama entrañablemente? Estas advertencias sólo son una invitación a la conversión sincera. Quien sienta temor, acérquense a Dios mediante la Confesión, la Oración y la Santa Misa. Yo, como Madre vuestra, sólo quiero ayudarles a encontrar a Dios; que ustedes vivan en Él, con Él y para Él.

Amado Sacerdote, salva tu alma y ayúdame a salvar almas, no deseo otra cosa mejor de ti. Amados hijos, os doy un Aviso: Dios pronto retirará Mi Presencia de delante de vosotros.

Antes de continuar la lectura de este mensaje, lean el Libro del Apocalipsis, Capítulo 12 y entiendan: El Corazón de la Mamá de ustedes, no puede ni podrá jamás ocultar a Sus hijos queridos las cosas que pronto sucederán. Os pido mucho amor, mucha reverencia y reparación al Sagrado Corazón de Jesús.

En esta advertencia va en juego la salvación de una gran multitud de almas. Viene una tempestad de fuego y todos, absolutamente todos, deben prepararse. Por favor, no tomen a la ligera esta advertencia. Algunos consagrados han frenado muchos de Mis mensajes, los cuales he entregado simultáneamente en todos los rincones de la Tierra. Esta época aún es de satanás, está tratando de que muchos de Mis hijos den marcha atrás.

Soy vuestra Madre y digo a todos aquellos que piensan que no es lícito hablar de estas cosas porque la gente no está preparada y se asusta, que por cada alma que estaba destinada a salvarse por la escucha de Mis mensajes, los cuales fueron prohibidos, a cada consagrado se le pedirán cuentas porque es un pecado de omisión; pecado grave que será añadido a cuenta de la pena temporal.

Y Yo, vuestra Madre, os digo: Por cada alma que se convierta a causa de la escucha y práctica de Mis mensajes, os será disminuida, en parte, la cuenta de vuestra pena temporal. Si esa omisión es declarada en confesión con el propósito de no reincidir, os lo tomará el Divino Juez muy en cuenta.

No se puede decir ni el día ni la hora de los terribles acontecimientos, pero he conseguido de Mi Divino Hijo que sean avisados por medio de signos, acontecimientos y señales.

El acontecimiento grande que se aproxima será la gran Señal en la cual satanás será atado y arrojado a lo más profundo del infierno. El mal será desterrado de la Tierra y para ello la humanidad entera pasará por una gran purificación; algo muy grande, semejante al Diluvio universal que ocurrió en los días de Noé.

Amados hijitos, muchos de vosotros que escucháis el mensaje podrán ver, con sus propios ojos, el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado. Si queréis salvaros, cada uno de vosotros deberán tener en el próximo mes una sincera Devoción al Sagrado Corazón de Jesús, mediante la Novena que Mi Hijo le pidió a la humanidad por medio de la noble Margarita Alacoque. También deseo pediros que realicéis la Novena a Mi Corazón Inmaculado, comenzando por el Primer Sábado del mes de Octubre.

Oíd, Sacerdote Mío: En la Santa Sede, los aliados de satanás ya están prestos a usurpar el auténtico Papado. Rusia y China están aliadas. El color amarillo predominará. La Ciudad de Las Colinas será rodeada por los enemigos que son sus propios vecinos. Una destructiva guerra mundial empezará. El mar se agitará, la Tierra se abrirá, la espuma del mar llegará al cielo. El azufre y el fuego, junto con el granizo, azotarán la Tierra.

En el próximo mes, en muchos lugares de la Tierra, daré signos visibles de Mi Presencia en la Tierra. ¡Oh, Sacerdote Mío!, tus pies ahora deben tocar la tierra sólo para santificarla.

Los signos de los que te hablo, Mi pequeño, son los últimos, ya no habrá más avisos. Que se prepare Mi amado pueblo, porque los Ángeles ejecutores de la Santa Cólera de Dios ya están sobre la Tierra. Quiero decirte también que en los lugares donde la gente piadosa eleve sus oraciones con fervor, el daño será leve y muchos se salvarán del Castigo. La humanidad entera entrará en gran éxtasis porque contemplará a su Creador cara a Cara. Pero, ¡ay!, de Mis hijos que no quisieron convertirse. Por el ofrecimiento de sacrificios, lágrimas, oraciones y obras buenas, el Padre tendrá gran Misericordia sobre algunos lugares de la Tierra.

A través de los años y de los siglos he repetido Mis mensajes, por medio de mis almas sufrientes escogidas. La humanidad no ha respondido a Mi llamada.

Sacerdote Mío, es preciso que la gente se enmiende y pida perdón a Dios por la multitud de sus faltas.

Pedacito de Mi corazón, llegó el tiempo de abastecerse con suficiente agua bendita. En las parroquias y templos puede colocarse un recipiente con agua bendita, hagan uso constante de ese sacramental. El agua bendecida por manos consagradas, es un sacramental que perdona todos los pecados veniales. El diablo huye de la persona o lugar rociada con agua bendita. Tengan a la mano velas bendecidas; sobre todo, conserven de manera especial las que fueron bendecidas en el día de La Candelaria.

En cada hogar, Mi pétalo de rosa, debe haber los distintos elementos e implementos básicos que he pedido en algunos de Mis mensajes; sobre todo, tendrán especial cuidado de conservar separados por colores, los pétalos de rosa ofrecidos en Mi altar.

Traed ya a casa, las uvas benditas. La ropa bastante abrigadora no debe faltar; tengan suficiente para que puedan abrigar a otros también. Cuando la Señal se vea en el cielo, que nadie pregunte entre vosotros qué es lo que se tiene que hacer porque todos conocerán este mensaje. La salvación del terrible flagelo consiste básicamente en creer y llevar a la práctica lo que su Madre del Cielo está pidiendo. 

Cuando la estrella grande, la estrella que precede al Sol aparezca, grandes ríos de luz harán que el día parezca noche y la noche después parezca día. Esta señal será más precisa que la que ocurrió en 1938 en Portugal. En Jerusalén se oirá el estruendo de combate, las naciones del mundo en gran silencio verán a Jerusalén ultrajada.

A diferencia de Portugal y Hungría, en Roma no se preservará el Dogma de la Fe porque el próximo antipapa abolirá Santos Decretos; barrerá con los Dogmas decretados en los Santos Concilios. El abismo se acaba de abrir.

¡Ay!, Mi pequeño, no dejes de escribir y de dar a conocer esto:

Los demonios se apoderarán y se posesionarán de los hombres que no se hayan esforzado por mantener viva su Fe. Por eso, Sacerdote Mío, ¡huye de la pereza!, ¡huye de la tibieza!

Los no bautizados corren gran peligro, los amancebados tienen que abandonar su vida pecaminosa. ¡Ay!, de aquellos que huyen de la Confesión y de los Sacramentos. En estos tiempos el rezo del Ángelus y el buen uso de los sacramentales tienen un gran poder de protección contra la impureza y la maldad de los demonios.

Dentro de poco, la economía mundial se vendrá abajo. La gente rezará menos debido a que una gran preocupación invadirá su corazón. Al término del año, millares de refugiados volverán a sus patrias. Los árabes establecidos en Tierra Santa harán la guerra a los judíos. Los israelitas estarán ocupados en defender el territorio que según sus leyes, adquirieron por Decreto Divino. Un poco después, millares de personas emigrarán de un país a otro a causa de la gran guerra. 

Medugorje será la nación portadora de la bandera de la paz. México será por siempre, Mi Santuario porque eso es decreto real del Cielo.

De todas las explosiones solares que ha habido, una de gran magnitud, confundirá las predicciones de la ciencia y de los falsos videntes; ésta será ocasionada por el efecto de la estrella que tiene el nombre de Mará y que arrastra tras de sí desechos cósmicos que al fusionarse con la estratosfera (o atmosfera) producirá gases tóxicos, enfriando el planeta en una gran parte. Por otra parte, la Tierra ya está desprotegida, los rayos ultravioleta del Sol harán que muchos hombres resulten con llagas o úlceras cancerosas, el cabello caerá de sus cabezas, pero no se convertirán sino que proferirán insultos graves contra Dios, Uno y Trino. Éstos serán los últimos apóstatas de la fe.

Muchos países legalizarán la droga y el matrimonio entre hombres homosexuales. Muchos Obispos, en desobediencia al Vicario de Mi Hijo, ordenarán mujeres sacerdotisas. La ley moral sobre la eutanasia y el aborto pasará a mejor vida. La maldad irá en aumento. Muchos templos católicos se convertirán en verdaderas cloacas de espíritus inmundos. Los mismos ministros del altar serán hábilmente engañados, si en ellos no persiste el espíritu de oración y sacrificio.

Pido, hijito, por medio tuyo: Que la jerarquía de la Iglesia no menosprecie la revelación privada, pido que tengáis mucho cuidado para discernir adecuadamente, no esperen las señales o prodigios que acrediten los mensajes. El tiempo de los procesos para las beatificaciones está llegando a su fin.

Infinidad de falsos mensajes y falsos mensajeros circulan por el mundo. Entre Mis escogidos, predomina la humildad y la sinceridad del corazón. El falso vidente sólo busca satisfacer su ego, desobedece y no ama la verdad, los falsos profetas ya están dentro de los templos.

Hijito Mío, sigue escribiendo:

Jesús quiere que se entronice en los hogares católicos la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que tanto ama a la humanidad.

Jesús desea honrar Mi Corazón junto con el de Él. Los latidos de Los Sagrados Corazones se fusionarán; ésta será una señal en los hogares para que sean respetados por los Ángeles ejecutores. Mis queridos hijos, amen, amen verdaderamente porque el amor fraterno, sin doblez, hará de ustedes víctimas ardientes de los Sagrados Corazones.

Hijos Míos, no os afanéis buscando en mensajes y profecías pasadas, comprobar la veracidad de estos escritos.  Dios es Inmutable, Él Me ha permitido visitar a Mis hijos en la Tierra para consolarles y entregarles Mis mensajes. Todo, absolutamente todo lo profetizado, se cumplirá. En tanto viene el momento, la gloria del único Dios Santo, del único Dios verdadero, debe manifestarse al mundo con gran poder y majestuosidad. Todo cuanto hagan o dejen de hacer les será tomado muy en cuenta.

Sacerdote Mío, sé valiente porque tu fe será probada. Si eres hombre de escasa oración, descenderás en espiritualidad a causa de tu fragilidad. Si eres hombre de nula oración, tu corazón se llenará de afectos desordenados y bajas pasiones harán guerra en tu alma. No debes dejar la lectura espiritual de la Vida de los Santos pero, sobre todo, lo que ellos y ellas dejaron escrito para esta década, para estos tiempos. Es bueno que los sacerdotes lean sobre los escritos de María de Agreda y de Catalina Emmerich. Su trabajo pastoral es bastante pero Yo, su Madre del Cielo, les pido: dense  tiempo  para  la  lectura espiritual, así podrán enriquecer sus homilías tan vacías.

Sacerdotes Míos: Que vuestras ovejas no vayan de un lugar a otro buscando el alimento que vosotros podéis darles, si os proponéis. Si sois capaces de atreverse a pastorear el rebaño de Mi Santo Hijo, seáis capaces de entender y difundir, y sobre todo poner en práctica Mis mensajes.

Quiero advertirles a todos los Obispos y Sacerdotes por medio de Mi instrumento, que el Espíritu Santo, el Amado Esposo, el Espíritu de Amor, no puede perpetuar Su Presencia en donde se ha perdido la Fe. Las oraciones fervorosas cada vez más, son en menor escala. Por eso, Él se alejará de vuestras reuniones, no inspirará el Santo Temor, ni purificará con el Fuego Divino los corazones.

Llegará el momento, ¡pronto, muy pronto!, que la infalibilidad del Papa será robustecida. ¡Oren por Mi amado Papa!, no dejen de orar por él. Sus enemigos quieren acabar con él; a él lo asiste el Espíritu Santo porque es el sucesor de Pedro, y el Espíritu de Mi Hijo le asiste; él no podrá equivocarse jamás, no digo lo mismo del antipapa porque todo él vendrá lleno de error.

Hijo Mío, pedacito de Mi Corazón, este mensaje será conocido en todas las lenguas y lugares de la Tierra. Gabriel (Arcángel) es el mensajero y toda la humanidad está también bajo su custodia.

¡Ay!, hijo Mío, este mensaje es muy especial porque lleva grabadas con tinta indeleble Mis Lágrimas y Mis angustiosas súplicas; lleva sobre todo, la tristeza de una Madre que ha hecho todo lo posible para que el corazón de los hijos amados se vuelva a Dios y sea reconocido Su Poder. El único que merece la gloria, el honor y la alabanza, es Mi Hijo Jesucristo. A Él oíd, a Él sea rendida la perfecta Adoración.

¡Ay!, hijo Mío, cayó la manecilla del gran Reloj de la Misericordia. Sale un nuevo jinete a cabalgar sobre la Tierra, nuevos ayes vendrán.

Trae acá tu Biblia, hijito Mío, confronta este mensaje con los anteriores. En Guatemala ya suspendí mensajes, y no solamente en Guatemala, sino en muchos lugares de la Tierra, la humanidad ha perdido el sentido de la escucha, los mensajes se pierden en el vacío. Los días se han agotado, sólo quedan unas horas y éstas corren velozmente. Nadie podrá detener la Mano justiciera de Dios.

Hijo Mío, ya no habrá necesidad de más mensajes porque ha llegado la hora de que estos empiecen a cumplirse. ¡Todo lo predicho, ya está cumpliéndose!

A muchos de los que escuchan y ponen en práctica Mis mensajes, les será concedido ver el Triunfo de los Sagrados Corazones. ¡Satanás está en derrota total! ¡San Miguel Arcángel ha abolido, con su espada, los poderes del infierno sobre las almas justas!

Mi Hijo Jesucristo cerrará, los sábados del mes entrante, las puertas del infierno para que nadie entre a la condenación eterna. Todo esto lo he conseguido de Mi Hijo Santo pero con la ayuda de todos Mis hijos Sacerdotes y seglares, podemos hacer mucho más.

Hijito Mío, te pido que digas a todos, que hagan durante Nueve Viernes y Nueve Sábados consecutivos la Novena de Comuniones al Sagrado Corazón y a Mi Corazón Inmaculado. El ayuno, la confesión, la oración y la comunión, hacedlas en reparación y desagravio a los Dos Sagrados Corazones.

Ahora pon atención: A partir de este mensaje, un poco más extenso que los anteriores sólo habrá Siete Mensajitos más; esos siete mensajes serán públicos; después te daré mensajes privados que no escribirás, sólo los conocerá tu director espiritual. Estos no se darán a conocer públicamente. A partir del Séptimo Mensaje, hablará Jesús con otros Siete Mensajes también extensos, también Él te dirigirá mensajes privados que después del número siete, escribirás y guardarás en un sobre cerrado, nadie los conocerá, excepto tu director espiritual. Estos no se darán a conocer públicamente.

Si este mensaje se está compartiendo en grupo, suspended su lectura y rezad todos el Memorare o La Salve; rezad también, la oración de San Miguel Arcángel, ofrecido por las almas que pronto morirán mártires, entre ellas, un Sacerdote muy querido por ti.

Viene ya la burla y la difamación. ¡Ay!, hijito Mío, el gobierno arremeterá contra la Iglesia, hará muchos estragos, llevará a las cárceles y al destierro a muchos Sacerdotes y no pocos, fieles consagrados. Pensad ya en establecer las Casas de Desagravio porque en los templos católicos será imposible rezar en paz. Ahora te contesto tu pregunta: Harás desagravio una hora diaria, durante los siete días de la semana esto significa lo que te voy a mostrar.

Discípulo:
Aquí, vi a la Virgen que levantando un poco Sus manos que estaban juntas en Su pecho, me mostró Su hermoso Corazón, atravesado por siete espadas. Por las heridas empezó a manar abundante sangre. ¡No puedo describir aquí lo que sentí!, pero sí entendí que las siete horas significaban los Siete Dolores de Su Inmaculado Corazón.
Después oí la voz del Arcángel Gabriel que dijo:

“El Altísimo Creador, el Dios Uno y Trino, que Vive y que Reina por los siglos de los siglos, ha decretado en Su Santa Justicia que se cumplirán las profecías entregadas a la humanidad desde el año de 1830.

La Santísima Virgen prosiguió:

En Octubre libraremos Mi Hijo y Yo, infinidad de almas del Purgatorio, de Sacerdotes y religiosos, de familiares vuestros fallecidos antes de haberse conmemorado el Año Santo de 1975.

Los espíritus malignos, salidos del infierno para tentar a los hombres, completarán el  tiempo que les fue dado. Su poder será nulo si los hombres invocan continuamente Mi protección con la jaculatoria que entregué a la humanidad por Mi pequeña Isabelita (leer el Diario Espiritual de la Llama de Amor). En todos los lugares debe predominar el rezo del Santo Rosario. La Imagen de Jesús de la Misericordia será símbolo de preservación.

Ciertamente se cumplirá lo predicho. La Devoción de los Sagrados Corazones es un esfuerzo más; mas, no el único. Leed el Libro del Apocalipsis, Capítulo 6. Las primeras víctimas del anticristo serán los Sacerdotes que hayan mantenido fidelidad al auténtico Papado. Mi hijo quiere una Iglesia pobre, sufriente y santa. Mi Iglesia no debe manejar altas reservas económicas ni aceptar ayudas de origen dudoso. Los que en breve ostentarán el poder intentarán comprar a los Sacerdotes ofreciéndoles grandes cantidades de dinero que Satanás pondrá en sus manos. Tal ofrecimiento, así como puestos importantes en lo civil y en lo eclesiástico, ¡deben ser rechazados con valentía! 

Los modernos judas no deben de entrar en la Iglesia de Mi Hijo, que tiene que ser santa y humilde, pobre pero digna, como el portal de Belén. ¡Todo esto es trampa mortal de Satanás! Tened cuidado, hijitos Míos, ¡tened cuidado! Los modernos y desorientados teólogos, pretenden justificarlo todo con la teología de los pobres. Los reformistas y el clero masónico están logrando su propósito.

Amados hijos, os prevengo como cualquier madre previene a sus hijos, de las calamidades que puedan venir a causa de la desobediencia.

Queridos hijos, no os confundáis, Mi amado Jesús no vendrá al mundo de ninguna forma. Vendrá con un trueno y un rayo de tempestad del cielo, vendrá acompañado de una gran multitud de Ángeles. La auténtica cristiandad católica actual no será una unidad del todo visible, pero sí será una unidad completamente espiritual. 

Gabriel Arcángel tiene permiso de Dios para llevar este mensaje, por medio de los escogidos, a todos los rincones de la Tierra, de tal manera que nadie podrá decir, “no lo sabíamos”. Gabriel va con la medida de la unidad en la mano; los sencillos y los humildes distinguirán su voz de entre los miles de falsos apóstoles, falsos videntes y falsos profetas que ya están al servicio de su perverso dueño. De entre estos, hay miembros del Colegio Cardenalicio en Roma; en una Abadía Cistircense de Alemania, se celebran ritos satánicos; algunos Jesuitas en Denver, Colorado, practican la yoga y la meditación trascendental; un gran número de religiosas en México se dedican a la metafísica. Esto deben de saberlo los Obispos, auténticos defensores y pastores de la Iglesia Santa, pobre e inmaculada. De entre estos, hay laicos seudo-carismáticos que tienen el poder de levitar y de hacer signos y señales prodigiosas para confundir; entre ellos hay aquellos que deliberadamente mezclan Mis mensajes por supuestos mensajes extraterrestres, todas cosas son producto del espíritu del mal.

¡Ay!, pequeño Mío, las señales del Cielo han sido ignoradas en un 95%. Mi Hijo y Yo requerimos de almas sacerdotales comprometidas que den a conocer, esto de manera urgente, o si por cobardía prefieren omitirlos, por lo menos dejasen se hablara abiertamente de ellos. ¡Sí!, Sacerdote Mío, esto compete al Obispo, ¿pero cuándo le has hablado de esto? ¿Tenéis miedo o precaución de ser rechazado o calumniado, perseguido por tus propios hermanos en el ejercicio pastoral de tu ministerio?

________________________

Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/univ-v-m-1er

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s