La Profecía de Garabandal, por Luis Eduardo López Padilla

Publicación autorizada por su autor, Luis Eduardo López Padilla, de su libro, “EL GRAN AVISO DE DIOS.”
http://www.apocalipsismariano.com/@lopezpadilla7

Del Libro: El Gran Aviso de Dios.
Escrito por: Luis Eduardo López Padilla

el-gran-aviso-de-dios_articulo

IIII
La Profecía de Garabandal

No es el propósito de este pequeño ensayo hablar de la historia de Garabandal, para eso me remito a numerosos libros que tratan del tema y particularmente al de su servidor, intitulado “Garabandal: La Última Oportunidad”.

Sólo diremos que la importancia y trascendencia del mensaje de Garabandal se proyecta en el mundo por haberse publicado más de 30 obras distintas en español, y otras escritas en francés, inglés, italiano, alemán y otras lenguas diversas. Hay un centro especial de difusión internacional del mensaje de Garabandal llamado The Workers of Our Lady of Mount Carmel, con sede en Nueva York. (P.O. Box 606, Lindenhurst. N.Y. 11757. U.S.A.).

En términos generales Garabandal es una historia extraordinaria de la presencia de Dios en la tierra a través de su Madre Santísima. Durante 4 años, de 1961 a 1965 María Santísima se estuvo apareciendo a cuatro niñas en una pequeña aldea de unos 300 habitantes, situada en la cordillera Cantábrica al norte de España, en la Provincia de Santander. Un solitario pinar, de nueve pinos, destaca entre las montañas que rodean Garabandal. Aquí ocurrieron los más grandes acontecimientos de la Teología Mística, es decir: éxtasis, levitaciones, marchas y caídas estáticas, cantos en lenguas extranjeras (griego, francés y latín; con el agravante de que las niñas no hablaban bien español); identificación de personas sin haberlas visto nunca, conociendo el estado religioso de personas que iban vestidas de civil; profecías; adivinación de pensamientos; insensibilidad física total, cambio de peso, conocimiento de conciencias, etc.

En Garabandal, además de la invitación a hacer oración, sacrificio y penitencia, visitar mucho al Santísimo Sacramento en el sagrario, la Santísima Virgen profetizó entre otros eventos, el Aviso al mundo.

Dice la principal vidente, Conchita González, sobre al Aviso: (actualmente casada y con cuatro hijos)

“La Virgen me lo dijo el primero de enero de 1965 en “los pinos”. No puedo decir en qué va a consistir, pues Ella no me ha ordenado decirlo. Y ¿cuándo será? No me lo ha dicho, así que no lo sé. Si sé que será visible para todo el mundo y será obra directa de Dios y tendrá lugar antes del Milagro. Yo no sé si morirán personas, únicamente podrán morir al verlo, de impresión.”


Una Profecía Cumplida

La Santísima Virgen en 1965 advirtió que antes de que ocurriera el Aviso al mundo un Obispo de Santander levantaría la prohibición que había de que los sacerdotes fueran a Garabandal a celebrar la Eucaristía. En efecto, el 14 de noviembre de ese año, Conchita escribió en su diario personal: “A la sede de Santander llegará un obispo que no creerá al llegar; la Virgen le dará una señal, creerá y levantará la prohibición a los sacerdotes de subir a Garabandal.”

A principios de 1987 se cumplió esta profecía, cuando Monseñor Juan Antonio del Val Gallo, entonces Obispo de Santander, tomó la decisión de autorizar a los sacerdotes de ir a Garabandal y celebrar allí la Santa Misa. A mediados del 2007 ha sido nombrado Obispo, Mons. Vicente Jiménez Zamora, quien sustituyó a Monseñor Villaplana Blasco, quien estuvo por 15 años al frente de la diócesis en una actitud de apertura y espera a que se realizaran los acontecimientos profetizados en Garabandal.

Por su parte, Roma ha dejado al Obispo de Santander en turno la responsabilidad de sus actos, por lo que a la fecha, la Santa Sede no ha emitido ningún juicio definitivo. 


Un Aviso Reciente al Mundo

En la aparición mundialmente conocida de Fátima, la Santísima Virgen profetizó ahí un Aviso o señal que vendría al mundo como signo de que Dios iba a castigar a la humanidad por el pecado de los hombres. En efecto, el 13 de julio de 1917, la Santísima Virgen había dicho a los tres niños de Fátima lo siguiente:

“La guerra va a llegar a su fin (la guerra mundial de 1914-1918), pero si no dejan de ofender a Dios, una peor sobrevendrá durante el pontificado de Pío XI. Cuando veáis una noche iluminada por una desconocida luz, sabed que esta es la Gran Señal dada a ustedes por Dios, de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, el hambre, la persecución a la Iglesia y al Santo Padre.”

Esta Señal de Dios, en forma de extraña luz, ocurrió con toda precisión, sin ninguna duda ni confusión, el 25 de enero de 1938, es decir, casi 21 años después de haberse anunciado. La prensa europea, tanto de Italia como de Bélgica, Inglaterra, Francia, entre otros, dieron cuenta de este fenómeno en los días 26 y 27 del mismo mes de enero.

Asimismo, algunos astrónomos comentaron este acontecimiento, como Madame Gabrielle Camille que escribió en la I´llustration del 5 de febrero del 1938 lo siguiente: “Una aurora boreal de una belleza grandiosa ha sido visible en Francia, en casi todos los países de Europa hasta Portugal, así como en el norte de Italia. Ha sido de una intensidad excepcional. Se trata de una aurora nocturna, extraña, muy extraña, cuya luz viene del septentrión, como las que no se han visto desde hace mucho, pero mucho tiempo.”

Así se cumplió la profecía de la Santísima Virgen de esta gran señal de que Dios iba a castigar al mundo por sus pecados. Así lo confirmó la propia vidente, Lucía de Fátima, al percibir el fulgor nocturno de 1938 desde su convento, reconociéndolo formalmente como la señal que había sido anunciada por nuestra Señora de Fátima, y así lo escribió al Obispo de Leiría, Portugal, el 8 de agosto de 1941:

“Vuestra Excelencia no ignora que hace algunos años, Dios se manifestó por medio de un signo del cielo, designado habitualmente por los astrónomos bajo el nombre de aurora boreal. Si se estudia bien la cuestión, se caerá en la cuenta de que, dada la forma en que este signo apareció, no se trataba ni podía tratarse de una aurora de este género. De cualquier modo, Dios quiso hacerme comprender de esta manera que el peso de Su Justicia estaba a punto de agravarse sobre las naciones culpables, e incitarme así a pedir con insistencia la comunión reparadora de los primeros sábados y la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María.”

Tal y como la historia lo corrobora, mes y medio más tarde de que se cumpliera “la noche iluminada por una desconocida luz” del 25 de enero de 1938, las tropas alemanas entraron en Viena, Austria. Hitler había elegido el camino de la guerra. Luego continuó con Checoslovaquia, el ataque a Polonia, la intervención de Inglaterra y Francia y se desató la segunda guerra mundial… Así, el signo profetizado tuvo fiel cumplimiento… ¡pero los hombres de dura cerviz no lo vieron!

Al igual que en Fátima, estamos ahora en los umbrales de un Gran Aviso de parte del Cielo para toda la humanidad, pero a diferencia de lo anunciado por la Santísima Virgen en Fátima que profetizaba el advenimiento de una serie de calamidades al mundo por la falta de conversión de los hombres, en esta ocasión, el Aviso tiene implicaciones más profundas, universales e intimidatorios para los hombres, tal y como veremos a continuación.


Desentrañando el Misterio

De las cuatro niñas videntes de Garabandal, a tres de ellas la Santísima Virgen les reveló una serie de elementos, condiciones y signos naturales y espirituales que acompañarán este Aviso y que nos permitirán desentrañar aún más su misterio.

Existen una serie de entrevistas que la BBC de Londres y otros medios de prensa, en su oportunidad, le hicieron a las niñas, y que ellas en diversos años fueron respondiendo en torno al Aviso. Pondremos pues el nombre de la vidente y el mes en que fue realizada la entrevista.

Conchita González
Noviembre de 1965

Pregunta: ¿Se asemeja el Aviso a un cometa?
Respuesta: No sé lo que sea un cometa. Si es algo de la voluntad de los hombres, respondo: No. Si es algo que Dios hará, es muy posible… La Santísima Virgen me ha dicho el nombre del fenómeno. Ese nombre existe en el diccionario y empieza con una “a”. Pero Ella no me ha dicho que lo diga o que lo calle.
Pregunta: ¿Será el Aviso algo visible o algo que sentiremos interiormente, o ambas cosas?Respuesta: El Aviso es algo que viene directamente de Dios. Se podrá ver en todo el mundo, donde quiera que uno se encuentre, y también lo sentiremos interiormente.

Pregunta: ¿Revelará el Aviso los pecados de cada uno en el mundo, sea cual fuere su fe, incluso a los ateos?
Respuesta: Sí, el Aviso será como una revelación de nuestros pecados, y será visto y experimentado tanto por creyentes como por no creyentes y por personas de todas las religiones.
Pregunta: ¿Es verdad que el Aviso hará que muchas personas recuerden a los muertos

Respuesta: El Aviso es como una purificación para prepararse para el Milagro. Es también una especie de catástrofe. Hará que pensemos en los muertos, es decir, que preferiremos estar muertos antes que experimentar la vivencia del Aviso. El Aviso será muy terrible, mil veces peor que los terremotos. Será como el fuego. No quemará nuestra carne, pero se sentirá dentro y fuera del cuerpo. Todas las naciones y toda la gente lo sentirá del mismo modo, nadie se escapará. Hasta los no creyentes experimentarán el Temor de Dios. Aún si uno se esconde en su habitación y cierra las persianas, no escapará. Lo sentirá y lo verá de todos modos.

Octubre 1968

Pregunta: Algunas personas dicen que posiblemente el Aviso sea un fenómeno natural, pero que Dios se valdrá de él para dirigirse a la humanidad. ¿Es esto cierto?
Respuesta: El Aviso es algo sobrenatural que la ciencia no podrá explicar. Podrá verse y sentirse.
Pregunta: Conchita, ¿puedes explicar la afirmación de que durante el Aviso nos conoceremos a nosotros mismos y los pecados que hemos cometidos?
Respuesta: El Aviso será como una corrección de la conciencia del mundo.
Pregunta: ¿Y qué puedes decirnos de las personas que no conocen a Cristo; cómo comprenderán ellas el Aviso?

Respuesta: Los que no conocen a Cristo (los que no son cristianos), creerán que es un Aviso de Dios.

1973

Pregunta: ¿Qué ocurrirá el día del Aviso?
Respuesta: Lo más importante de ese día es que todas las personas en el mundo verán una señal, una gracia o castigo en el interior de sí mismos, en otras palabras, un Aviso. Se hallarán completamente solos en el mundo en ese momento, independientemente de donde estén, a solas con su conciencia y ante Dios. Verán todos sus pecados y lo que sus pecados han provocado.
Pregunta: ¿Lo sentiremos todos al mismo tiempo?

Respuesta: Sí, al mismo tiempo.
Pregunta: ¿Cuánto durará, una hora, media hora?

Respuesta: Creo que 5 minutos serían suficientes.
Pregunta: ¿Cómo lo sentiremos?
Respuesta: Todos sentiremos de distinto modo porque dependerá de la conciencia de cada uno. El Aviso será muy personal, por ello todos reaccionaremos de distinto modo. Lo más importante ha de ser reconocer nuestros propios pecados y sus funestas consecuencias. Tendrás una visión del Aviso distinta a la mía, porque tus pecados son distintos a los míos.
Pregunta: ¿Me sucederá algo por causa de mis pecados?

Respuesta: No, a menos que sea a consecuencia de la impresión, por ejemplo, un ataque al corazón.
Pregunta: Es decir que no causará daños físicos sino que consistirá en comparecer ante Dios, solo con mis pecados. ¿Y mis buenas acciones, las veré también?

Respuesta: No, será sólo un Aviso para ver las consecuencias de nuestros pecados. Será también como una purificación antes del Milagro para ver si con el Aviso y el Milagro nos convertimos.

Febrero 1977

Pregunta: ¿Quieres repetirnos lo que sabes del Aviso?
Respuesta: Lo que recuerdo ahora es que la Virgen me dijo que antes del Milagro, Dios enviaría un Aviso para purificarnos o prepararnos para ver el Milagro, para así poder recibir la gracia suficiente para cambiar nuestras vidas y orientarlas hacia Dios. Me dijo en qué consistiría el Aviso, pero no la fecha. Es un fenómeno que será visto y sentido en todas partes del mundo: siempre pongo como ejemplo de dos estrellas que chocan entre sí. Este fenómeno no producirá daño físico pero sí nos espantará porque en ese preciso instante veremos nuestras almas y el daño que hemos hecho. Será como si estuviéramos agonizando, pero no moriremos por sus efectos, aunque sí es posible que muramos de miedo o por la impresión de vernos a nosotros mismos. Que la Virgen me perdone si no lo he explicado tal y como es, pero intento decirle, con arreglo a lo que sé, cómo será el Aviso ese día.
Pregunta: ¿Viste algo u oíste hablar acerca del Aviso?

Respuesta: La Virgen me habló de su llegada.
Pregunta: Si el Aviso dura sólo unos minutos, ¿lo recordará el mundo como algo procedente de Dios o parecerá simplemente un sueño o una ilusión?

Respuesta: Nunca he dicho que el Aviso dure sólo un instante. Lo que he dicho es que aunque sea sólo un momento, será muy impresionante y terrible. Nadie tendrá la menor duda de que procede de Dios y que no se trata de algo humano. Yo, que sé en qué consiste, temo mucho ese día.
Pregunta: En cierta ocasión dijiste al Padre Marcelino Andreu “cuando se vea el Aviso, se sabrá que hemos llegado al Final de los Tiempos” ¿Puedes explicarnos qué quisiste decir?Respuesta: La Virgen nos dijo que el Aviso y el Milagro serán las últimas advertencias o acontecimientos públicos que nos dará Dios. También dijo la Virgen que después del Papa que acababa de fallecer en ese momento (Juan XXIII), sólo quedaban tres Papas y luego vendría el Fin de los Tiempos. Es decir, el Aviso es como un anuncio del Fin de los Tiempos.
Pregunta: ¿Tienes algún consejo que dar a la gente para que se prepare para este suceso?

Respuesta: Siempre debemos estar preparados, de modo que haya paz en nuestras almas y no nos aferremos tanto a las cosas del mundo. En lugar de ello debemos pensar con mucha frecuencia que estamos aquí para ir al cielo y ser santos.

Agosto de 1980

Pregunta: ¿Nos hará daño o nos herirá el Aviso?
Respuesta: No, para mí es como dos estrellas… que chocan entre sí y hacen un ruido enorme y despiden gran luz pero no se caen. No nos va a herir físicamente, pero vamos a verlo. En ese momento veremos nuestra conciencia. Veremos todo lo malo en todas nuestra acciones y veremos también el bien que hemos dejado de hacer.

Mariloli Mazón
Julio de 1975

Pregunta: Han dicho que sabes el año del Aviso ¿Puedes decirnos si ocurrirá en los próximos años o si está reservado para un futuro más distante?
Respuesta: No, no puedo decir nada.
Pregunta: ¿Te prohibió la Santísima Virgen hablar del Aviso?

Respuesta: No, pero como el Aviso y el Milagro ocurrirán en el mismo año, creo en mi interior mejor no decir nada. (Mariloli ha aclarado que “el mismo año” significa un período de 12 meses).
Pregunta: ¿Cómo sabes que el Aviso y el Milagro ocurrirán en el mismo año?
Respuesta: Durante una aparición – no recuerdo exactamente cuándo – la Santísima Virgen me lo dijo.
Pregunta: ¿Sabes cuánto tiempo durará el Aviso?

Respuesta: Unos minutos.
Pregunta: ¿Tienes miedo al Aviso?

Respuesta: Sí, como todo el mundo tengo defectos y faltas, y el Aviso me los mostrará. Eso me atemoriza.

Febrero de 1977

Pregunta: ¿Tienes algún consejo que dar a la gente para que se prepare al acontecimiento?
Respuesta: Que hagan mucha penitencia, que hagan sacrificio y que visiten al Santísimo Sacramento todos los días que puedan, que recen el Santo Rosario diariamente.

Septiembre de 1978

Pregunta: ¿Nos puedes hablar del Aviso?
Respuesta: Todos lo experimentarán donde quiera que estén y cualquiera que sea su condición o su conocimiento de Dios. Será una experiencia personal e interior. Parecerá como si el mundo se hubiera detenido, pero nadie será consciente de eso porque todos estarán completamente ensimismados y viviendo su propia experiencia.

Octubre de 1982

Pregunta: ¿Recuerdas lo que la Santísima Virgen te dijo acerca de una tribulación que ha de preceder al Aviso?
Respuesta: Sí, será una tribulación que hará difícil practicar la religión.
Pregunta: ¿Es eso lo que querías decir al afirmar que parecerá que la Iglesia ha desaparecido?

Respuesta: Sí.
Pregunta: Entonces, ¿la situación mundial no es aún lo bastante mala para que suceda el Aviso?

Respuesta: No va a ocurrir todavía, así que es probable que las cosas empeoren. Pregunta: ¿Dijo la Santísima Virgen que el Santo Padre se vería obligado a marcharse de Roma cuando se produjera el Aviso?
Respuesta: No, pero lo que me pareció a mí fue que el Papa no podría estar en Roma abiertamente. Me entiende usted. A él también se le perseguiría y tendría que esconderse como todos los demás.
Pregunta: ¿Estará el mundo en guerra cuando llegue el Aviso?

Respuesta: (No hay respuesta.)

Jacinta González
Agosto de 1979

Pregunta: ¿Recuerdas algo acerca de una gran tribulación, el comunismo?
Respuesta: Sí, era una invasión, bueno, algo que me pareció como una invasión, algo muy malo en lo que el comunismo jugaba un papel importante, pero ya no recuerdo que países o regiones se veían afectadas. Estos graves acontecimientos tendrán lugar antes del Aviso, que ocurrirá cuando la situación esté en su peor momento.

Abril de 1983

Pregunta: ¿En 1979, en una entrevista (párrafos anteriores) refiriéndose a la tribulación comunista dijiste “me pareció como una invasión ¿viste escenas de esta invasión?
Respuesta: A veces confundo invasión con persecución.
Pregunta: También dijiste que cuando las cosas estuvieran en su peor momento, ocurriría el Aviso. ¿Cómo lo sabes? ¿Te lo dijo la Virgen o lo viste en una visión?

Respuesta: La Virgen dijo que el Aviso llegaría cuando la situación estuviera en su peor momento. Tampoco se tratará únicamente de la persecución, porque muchos habrán dejado ya de practicar la religión.
Pregunta: Cuando llegue el Aviso, será visto y sentido por todas las personas del planeta ¿incluidos los niños pequeños que todavía no tengan uso de razón?

Respuesta: Sí, y por eso sentiremos mucha pena por ellos, porque será una experiencia aterradora.
Pregunta: ¿Puedes decirnos algo acerca de la situación mundial cuando llegue el Aviso?

Respuesta: Será mala.

De lo anteriormente citado de las diversas entrevistas hechas a las niñas videntes, en las que ellas tenían entre 15 y 30 años de edad, ya que todas nacieron alrededor del año de 1950, podemos sacar una serie de consecuencias de la naturaleza del Aviso, del impacto que habrá en el mundo y en las almas de las personas, así como las condiciones socio políticas y religiosas que se darán en los tiempos previos o inminentes a este Aviso.

Pero antes de pasar a estas conclusiones concretas, vamos a referirnos a lo que una mística de nuestros tiempos, mujer perteneciente a la iglesia Ortodoxa Griega y de nombre Vassula Ryden, recibió de parte del Sagrado Corazón de Jesús acerca de esta trascendental advertencia para toda la humanidad, lo que resultó ser una solemne descripción de lo que será la Iluminación de las Conciencias de todos los hombres.


Vassula Ryden

Dentro de este capítulo dedicado a Garabandal examinamos a esta mujer reconocida ya por su profundo misticismo y por todos los cuadernos que ha escrito desde 1985 hasta nuestros días, fruto de los mensajes recibidos del Sagrado Corazón de Jesús con la misión de Unir a las Iglesias, que están separadas desde hace ya 9 siglos desde el cisma ocurrido en el año 1054. Vassula Ryden nació en Egipto de padres griegos el 18 de enero de 1942. Desde su infancia es miembro de la Iglesia Ortodoxa. Sin llevar una vida cercana a la Iglesia, y después de una serie de experiencias místicas que le llevaron a una profunda conversión en su vida, se ha convertido actualmente en uno de los principales “instrumentos del cielo”. Ha existido una creciente persecución en su contra de parte de pastores y jerarcas de la Iglesia Católica, sin que oficialmente haya una condenación formal y seria de sus escritos. A su favor tiene el apoyo de otras altas personalidades de la Iglesia y teólogos de renombre que han defendido la perfecta unidad de sus escritos con la enseñanza del Magisterio de la Iglesia y, en particular, con los documentos del Concilio Vaticano II. Particularmente el Padre Michel Kaszowski, quien obtuvo su doctorado en la Universidad Católica de Lovaina y ha enseñando Teología Dogmática en el Seminario Arquidiocesano de Katowice, Polonia. Es un importante teólogo, que ha afirmado consistentemente que no hay señales de error en los escritos de Vassula.

Acorde con lo anterior, justo es decir “que por sus frutos los conoceréis” (Mt. VII, 16) y la obra de Vassula ya ha sido traducida a más de 35 idiomas (japonés, polaco, ruso, árabe, chino, griego, entre otros) y ha dado su testimonio en más de 60 países de los cinco continentes. Además, los mensajes recibidos por Vassula dan a conocer, no solamente las formas de oración y devociones conocidas en la Iglesia Católica, sino sobre todo, las verdades de fe olvidadas o rechazadas por los no católicos, e incluso, desafortunadamente, por muchos católicos contemporáneos. Entre estas verdades insistentemente promovidas por Vassula están:

  • La primacía e infabilidad del Papa
  • La unidad de la Iglesia alrededor del Papa
  • La fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía
  • La fe en el Perpetuo Sacrificio Eucarístico de Cristo
  • El valor de la confesión sacramental frecuente
  • El culto a la Santísima Virgen María y a los santos.

Por tanto, es lamentable conocer críticas tan violentas contra su obra, algunas muy extendidas por Internet e incluso avaladas por “movimientos católicos”, pero al mismo tiempo, críticas superficiales y claramente prejuiciadas. Hay que afirmar entonces que todo aquel que le acusa de proclamar una doctrina contraria a la enseñanza de la Iglesia miente y propaga una calumnia, “consecuentemente, si quiere ser fiel a Cristo, debe hacer justicia y reparar el mal causado, no solamente a ella, sino a la obra de unidad tan ardientemente deseada por Jesús y el Vaticano II” (Padre Kaszowski).

Y decimos que hacemos referencia a Vassula dentro del mensaje de Garabandal, toda vez que de manera sorpresiva el mismo Sagrado Corazón de Jesús le ha dictado un sinnúmero de mensajes en relación a Garabandal. Por citar algunos tenemos los siguientes:

5 de septiembre de 1987
“Vassula, no tengas miedo, escribe Garabandal. Las apariciones de Garabandal han sido auténticas.”

9 de septiembre
“Yo, el Señor, bendigo a mis hijas de Garabandal”

10 de septiembre
“Vassula, Garabandal es la continuación de los milagros, entre estos milagros Yo he dado muchas otras señales. Escribe algunos de ellos: Lourdes, Fátima, ahora escribe Garabandal, en San Sebastián.”

Y así podríamos seguir mencionando y citando una serie de revelaciones que vinculan misteriosamente a la vidente ortodoxa griega con el mensaje de Garabandal, vinculación que desde luego no es casual sino perfectamente planeada por la Providencia Divina para el futuro de la Iglesia, particularmente en relación al Gran Milagro anunciado por la Virgen en Garabandal, que tendrá lugar un jueves en la fiesta de un santo mártir de la Eucaristía, ya que creemos que en esa fecha ocurrirá la unidad de las Iglesias Católica y Ortodoxa, unión por la que tanto trabajó el Papa Juan Pablo II. Este feliz reencuentro sería el “acontecimiento venturoso para la Iglesia” que por pura coincidencia ocurriría el mismo día del Milagro, según lo ha profetizado la Santísima Virgen en Garabandal.


Iluminación de la Conciencia

Pero de momento lo que nos ocupa es referirnos a esa revelación que el Sagrado Corazón de Jesús le hizo a esta vidente del Aviso, bajo la línea de una clara Iluminación de la Conciencia que tendrán todos los hombres.

Fue el 15 de septiembre de 1991 en que el Señor Jesús le dicta a Vassula el siguiente y completísimo mensaje en torno al Aviso:

“Apóyate en Mí bendita de mi alma, te doy Mi Paz, escribe: Oh, Jerusalén (generación), voltea tus ojos al este y al oeste; voltea tus ojos al norte y al sur que Yo estoy ahí. Yo te digo verdaderamente que Mi Espíritu será derramado sobre ti y Mi Imagen será esparcida por toda la faz de la tierra . Lo que he planeado pasará y lo que te he dicho se cumplirá. Acércate a Mí y escucha cuidadosamente:

Durante toda la vida, generación, te burlaste de Mi Ley y te has ido rebelando; ¿Alguna vez estarás preparada para encontrarte con tu Dios? Yo, muy pronto voy a pasar a través de ustedes, será más pronto de lo que piensas. Estos serán mis últimos avisos. Yo te digo solemnemente: sacúdete el polvo que te cubre y levántate de la muerte. ¡El Final de los Tiempos está más cerca de lo que piensas!

“Pronto, muy pronto abriré Mi Santuario del cielo y ahí se quitará el velo de tus ojos, y tú percibirás como una revelación secreta; entonces un aliento se deslizará sobre tu rostro y los poderes del cielo se sacudirán, ráfagas de luz estarán seguidas por truenos; repentinamente sobre ustedes vendrá un tiempo de gran aflicción sin paralelo desde que las naciones existieron por primera vez.

“Yo le voy a permitir a tu alma percibir todos los eventos de su vida, los voy a desfilar uno a uno para consternación de tu alma, y te vas a dar cuenta de cuánta sangre inocente tus pecados han derramado de almas víctimas; y haré entonces que tu alma se dé cuenta que nunca ha seguido Mi Ley; como desenrollar un pergamino, abriré el Arca de la Alianza y los haré conscientes de su iniquidad.

“Si todavía sigues vivo y parado sobre tus dos pies, entonces tu corazón verá todos tus pecados del pasado y el remordimiento se apoderará de ti, y tú con una gran angustia y agonía sufrirás, porque constantemente estuviste profanando Mi Santo Nombre y rechazándome y te estremecerás cuando te veas como cadáver en descomposición, devastado por gusanos y buitres.

“Y si a estas alturas tus pies te siguen deteniendo, Yo te mostraré lo que tu alma, que es Mi Templo y Mi Morada, estuvo cuidando todos los años de tu vida; en lugar de Mi Sacrificio Perpetuo, verás para tu consternación, que estuviste acariciando a la serpiente, y que tú levantaste esa abominación devastadora de la que hablaba el profeta Daniel en lo más profundo de tu alma… cuando ese día venga, las escamas que hay en tus ojos caerán y así te podrás dar cuenta de que estás desnuda y que en tu fuego interno eres tierra en sequía… infeliz criatura, tu rebelión y tu negación de la más Santa Trinidad te convirtió en renegado y en perseguidor de mi palabra… para ese entonces tus lamentos y tus gemidos serán oídos sólo por ti. Yo te digo en verdad… te vestirás de luto y llorarás pero tus lamentos los escucharán sólo tus propios oídos…”

Del mensaje citado, observamos que Dios le ha mostrado a Vassula que este Juicio tendrá tres fases “condicionales”, es decir: si las personas se convierten en la primera, no tendrán, en principio, que pasar a la segunda; si en la segunda no cambian de actitud, entrarán en la tercera. Así, tenemos lo siguiente:

Primera fase:
Una Luz Sobrenatural revelará instantáneamente a los hombres la presencia de Nuestro Señor Jesucristo, y bajo esta Luz cada uno verá todos los acontecimientos de su vida, lo cual llevará a todos a una angustia como nunca antes habían tenido. Cada uno verá cuánta sangre de almas víctimas inocentes ha sido derramada por culpa de los propios pecados, y cada uno verá cómo nunca ha seguido la Ley del Señor.

Los que bajo esta Luz logren el arrepentimiento que Dios quiere, no tendrán aparentemente que sufrir la segunda fase de este Aviso mundial.

Segunda fase:
En un instante cada uno verá a Dios en su Luz celestial, y bajo esa Luz todos verán más claramente todavía sus pecados en una angustia infinita e inmensa agonía y cada uno comprenderá cómo ha rechazado a Dios y profanado Su Nombre, y cada uno se verá como un cadáver putrefacto devorado por gusanos.

Si la persona no logra esa conversión requerida por el cielo, tendrá que pasar por la tercera fase.

Tercera fase:
El alma verá cómo en el lugar del Sacrificio Perpetuo, en su corazón ha alimentado una serpiente en la abominación de la desolación. Es la blasfemia, que corta todo lazo de unión del hombre con Dios y que vuelve a la persona un renegado; se lamentará pero nadie escuchará sus lamentos. Si la persona no logra la conversión en esta última fase, podría morir del shock o de la impresión que le producirá esta advertencia de Dios, o quedarse radicalmente en manos del espíritu maligno.

De todo lo anterior podemos ya establecer algunas conclusiones prácticas de la realidad de este fenómeno universal, el cual pronto toda la humanidad tendrá que enfrentar. Esto lo veremos con mayor detenimiento en nuestro siguiente capítulo.

________________________
Fuente:
http://www.apocalipsismariano.com/index.php/articulos/profecia/503-la-iluminacion-de-las-conciencias 

Escritos de Luis Eduardo López Padilla publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/luis-eduardo-lopez-padilla/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s