Corona de Renovación en Preparación al Segundo Pentecostés.

CORONA DE RENOVACIÓN

Las Rosas del Reino Glorioso[1]
(Bernabé Nwoye – Nigeria) 

La Coronilla se recita sobre las cuentas de un Rosario de Cinco Misterios.

7 de Junio de 2003
Mensaje de Nuestra Señora:

“Yo vengo a ofreceros, a vosotros y al mundo entero, otro gran don de Manos del Padre Eterno. Es un don de alegría para todos los corazones que han recibido el Reino de Dios, y también un don de verdadero arrepentimiento para todos aquellos que lo reciban con esperanza. Es el don de las Rosas del Reino Glorioso… Esta Oración será usada para dar la bienvenida a la Fiesta del Glorioso Reino, a la Medianoche del 13 al 14 de Septiembre[2]; y para cerrar el día, hacia las 11:00 pm, del 14 de Septiembre, antes del beso de la Cruz, a la medianoche. La Oración será cantada y ofrecida en adoración, con la de luz de 12 velas, para recibir el Espíritu del Nuevo Pentecostés.” [3]


La Señal de la Cruz

…†  Por la Señal de la Santa Cruz.
 De nuestros enemigos,
 líbranos, Señor, Dios nuestro.

…†  En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. 


HIMNO AL ESPÍRITU SANTO
(Este himno de la Liturgia de las Horas ha sido extraído
de los Textos Comunes para el Tiempo Pascual)

Secuencia de Pentecostés

Ven, Espíritu Divino,
manda Tu Luz desde el Cielo.
Padre Amoroso del pobre,
Don, en Tus Dones Espléndido,
Luz que penetras las almas,
Fuente del mayor consuelo.

Ven, Dulce Huésped del alma,
Descanso de nuestro esfuerzo,
Tregua en el duro trabajo
Brisa en las horas de fuego,
Gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
Divina Luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si Tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías Tu Aliento

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte Tus Siete Dones,
según la fe de tus siervos;
por Tu Bondad y Tu Gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos Tu Gozo eterno.
Amén. 


Invocación al Espíritu Santo:
[4]

¡Ven, Espíritu Santo! Llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el Fuego de Tu Amor.

V: Envía Tu Espíritu para darnos nueva vida.
R: Y renovarás la faz de la Tierra.

Oremos:
¡Oh, Dios, que has instruido los corazones de Tus fieles con la Luz del Espíritu Santo!  Concédenos, por el mismo Espíritu, la verdadera Sabiduría y el gozo eterno de Sus Divinos Consuelos. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


El Credo

Creo en Dios, / Padre Todopoderoso, / Creador del Cielo y de la Tierra. / Creo en Jesucristo,  Su Único Hijo, nuestro Señor, / que fue concebido por Obra y Gracia del Espíritu Santo, / nació de Santa María Virgen, / padeció bajo el poder de Poncio   Pilato, / fue crucificado, muerto y sepultado, / descendió a los infiernos / y al tercer día, resucitó de entre los muertos; / subió a los Cielos / y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. / Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. / Creo en el Espíritu Santo, / en la Santa Iglesia Católica, / en la Comunión de los Santos, / en el perdón de los pecados, / en la resurrección de la carne / y en la vida eterna. / Amén.


Padre Nuestro

V: Padre Nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu Nombre. Venga a nosotros Tu Reino. Hágase Tu Voluntad, así en la Tierra como en el Cielo.
R: Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.


Ave  María

V: Dios Te Salve, María, llena eres de Gracia. El Señor está Contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el Fruto de Tu Vientre: ¡Jesús!
R: Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra. Ruega por nosotros, los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


Gloria
(Inclinando la cabeza) 

V: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R: Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.


1º MISTERIO 
El Plan del Padre Eterno de Redimir al Mundo
enviando a Su Hijo Unigénito.
(Pausa y Meditación)

Una voz gritó desde el Trono más alto diciendo: “¿A quién enviaré? ¿Quién irá y redimirá al mundo y les hará descender Mi Reino?” En ausencia de cualquier respuesta, Jesús, la Palabra Eterna, dijo: “Aquí estoy, envíame a Mí, Padre.”

Oración: ¡Oh, Dios! Por los méritos de este Misterio, hazme un instrumento de salvación y renovación para el mundo. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite DIEZ VECES:
L: Ven, Espíritu Santo, ven a mi corazón y llena los corazones de los fieles.

R: Y renueva la faz de la Tierra.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.


2º MISTERIO
Una Niña llamada María fue elegida para ser
la Hija de Dios Padre, la Madre de
Dios Hijo
y la Esposa de
Dios Espíritu Santo.
(Pausa y Meditación)

Dios envió un Ángel a una jovencita llamada María, en la ciudad de Nazaret, en Galilea, a anunciar el Nacimiento de Su Hijo Unigénito. Al saludo del Ángel, el Espíritu Santo descendió sobre Ella y Concibió del Espíritu Santo. Ella dio a luz al Redentor del mundo.

Oración: ¡Oh, Dios! Por los méritos de este Misterio, dame la gracia de la pureza y la humildad, de modo que por la humildad, yo aplaste la cabeza de satanás y por la pureza, mi alma sea Tu tabernáculo. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite DIEZ VECES:
L: Ven, Espíritu Santo, ven a mi corazón y llena los corazones de los fieles.

R: Y renueva la faz de la Tierra.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.


3º MISTERIO
Dios Revela a Su Hijo al Mundo.
(Pausa y Meditación)
 

Cuando llegó el tiempo, Dios reveló a Su Hijo al mundo. Primero, en Su Bautismo en el río Jordán, cuando Dios dijo: “Éste es Mi Hijo Amado, en quien Me complazco.” (Mt 3:17). Y de nuevo, durante la Transfiguración en el Montaje Tabor, cuando Él añadió: “Escuchadle.” (Mt 17:5).

Oración: ¡Oh, Dios! Por los Méritos de este Misterio, dame la gracia de ser como Tú me creaste, para que haga las cosas para las que Tú me creaste. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite DIEZ VECES:
L: Ven, Espíritu Santo, ven a mi corazón y llena los corazones de los fieles.

R: Y renueva la faz de la Tierra.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.


4º MISTERIO
Jesús Proclama el Reino de Dios en la Tierra.
(Pausa y Meditación)

Cuando llegó la hora exacta, después del ayuno y de ser tentado por el diablo, Jesús se fue a las ciudades del mundo y proclamó el Reino de Dios diciendo: “¡Convertíos! El Reino de Dios está al alcance de la mano.” Él pasó haciendo el bien y llamando a los pecadores a volver a Dios.

Oración: ¡Oh, Dios! Por los Méritos de este Misterio, dame la gracia de proclamar Tu Reino en la Tierra, con palabras y acciones, para que así Tu Reino llegue pronto a los confines de la Tierra. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite DIEZ VECES:
L: Ven, Espíritu Santo, ven a mi corazón y llena los corazones de los fieles.

R: Y renueva la faz de la Tierra.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.


5º MISTERIO
El Triunfo de La Cruz.
(Pausa y Meditación)

“Ya que el hombre fue derrotado en el árbol; el hombre será redimido en el árbol; de modo que el árbol de la caída del hombre sea el árbol de la resurrección del hombre.” Y Él vino a Su pueblo, pero Su pueblo no Lo recibió, más bien Lo arrastraron a la montaña llamada Gólgota, donde Lo clavaron en la Cruz. Sobre aquella Cruz, Cristo anunció Su Triunfo diciendo: “Todo está cumplido.” (Juan 19:30).

Oración: ¡Oh, Dios! Por los Méritos de este Misterio, fortalece la fe de Tus pequeños en la Tierra. Que ellos puedan unirse a Tu Iglesia para vencer al dragón rojo, para la manifestación de Tu Glorioso Reino. Amén.

  • Padre Nuestro y Ave María.

Se repite DIEZ VECES:
L: Ven, Espíritu Santo, ven a mi corazón y llena los corazones de los fieles.

R: Y renueva la faz de la Tierra.

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Cántico
¡Oh, Santísima Trinidad!,

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
santificado sea Tu Nombre.
Venga Tu Reino y hágase Tu Voluntad
en la Tierra, como en el Cielo.

La Salve [5]

¡Dios Te Salve, Reina y Madre!  ¡Madre de Misericordia!  ¡Vida, Dulzura y Esperanza nuestra, Dios Te Salve! A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

¡Ea, pues, Señora, Abogada nuestra!, vuelve a nosotros esos Tus Ojos Misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de Tu Vientre.

¡Oh, Clemente! ¡Oh, Piadosa! ¡Oh, Dulce, siempre Virgen María!


LETANÍA DE LOS SANTOS 

Señor, ten piedad de nosotros.
         —Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.

         —Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

         —Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, óyenos.              

        —Cristo, escúchanos con bondad.
Dios, Padre Celestial.             
        —Ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo Redentor del mundo.            
        —Ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo.               
        —Ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, Un Solo Dios.         
        —Ten piedad de nosotros.

  • Santa María.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Madre de Dios.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Virgen de las vírgenes.
           —Ruega por nosotros.
  • San Miguel.
           —Ruega por nosotros.
  • San Gabriel.
           —Ruega por nosotros.
  • San Rafael.
           —Ruega por nosotros.
  • Todos los Santos Ángeles y Arcángeles.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Coros de los espíritus bienaventurados.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Juan Bautista.
           —Ruega por nosotros.
  • San José.
           —Ruega por nosotros.
  • Todos los Santos Patriarcas y Profetas.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Pedro.
           —Ruega por nosotros.
  • San Pablo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Andrés.
           —Ruega por nosotros.
  • San Juan.
           —Ruega por nosotros.
  • Santo Tomás.
           —Ruega por nosotros.
  • San Felipe.
           —Ruega por nosotros.
  • San Bartolomé.
           —Ruega por nosotros.
  • San Mateo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Simón.
           —Ruega por nosotros.
  • San Tadeo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Matías.
           —Ruega por nosotros.
  • San Bernabé.
           —Ruega por nosotros.
  • San Lucas.
           —Ruega por nosotros.
  • San Marcos.
           —Ruega por nosotros.
  • Todos los Santos Apóstoles y Evangelistas.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Discípulos del Señor.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Inocentes.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Esteban.
           —Ruega por nosotros.
  • San Lorenzo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Vicente.
           —Ruega por nosotros.
  • San Fabián y San Sebastián.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Juan y San Pablo.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Cosme y San Damián.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Gervasio y San Protasio.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Mártires.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Silvestre.
           —Ruega por nosotros.
  • San Gregorio.
           —Ruega por nosotros.
  • San Ambrosio.
           —Ruega por nosotros.
  • San Agustín.
           —Ruega por nosotros.
  • San Jerónimo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Martín.
           —Ruega por nosotros.
  • San Nicolás.
           —Ruega por nosotros.
  • Todos los Santos Obispos y Confesores.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Doctores.
           —Rueguen por nosotros.
  • San Antonio.
           —Ruega por nosotros.
  • San Benito.
           —Ruega por nosotros.
  • San Bernardo.
           —Ruega por nosotros.
  • Santo Domingo.
           —Ruega por nosotros.
  • San Francisco.
           —Ruega por nosotros.
  • Todos los Santos Sacerdotes y Levitas.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos Monjes y Ermitaños.
           —Rueguen por nosotros.
  • Santa María Magdalena.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Águeda.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Lucía.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Inés.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Cecilia.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Catalina.
           —Ruega por nosotros.
  • Santa Anastasia.
           —Ruega por nosotros.
  • Todas las Santas Vírgenes y Viudas.
           —Rueguen por nosotros.
  • Todos los Santos y Santas de Dios.
           —Intercedan por nosotros.

Muéstrate propicio.                      
       —Perdónanos, Señor.
Muéstrate propicio.                       
       —Escúchanos, Señor.

  • De todo mal.
           —Líbranos, Señor.
  • De todo pecado.
           —Líbranos, Señor.
  • De Tu Ira.
           —Líbranos, Señor.
  • De la muerte súbita e imprevista.
           —Líbranos, Señor.
  • De las asechanzas del demonio.
           —Líbranos, Señor.
  • De la cólera, del odio y de toda mala intención.
           —Líbranos, Señor.
  • Del espíritu de fornicación.
           —Líbranos, Señor.
  • Del rayo y de la tempestad.
           —Líbranos, Señor.
  • Del azote de los terremotos.
           —Líbranos, Señor.
  • De la peste, del hambre y de la guerra.
           —Líbranos, Señor.
  • De la muerte eterna.
           —Líbranos, Señor.
  • Por el Misterio de Tu Santa Encarnación.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Venida.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Natividad.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Bautismo y santo ayuno.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Cruz y Tu Pasión.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Muerte y Sepultura.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu Santa Resurrección.
           —Líbranos, Señor.
  • Por Tu admirable Ascensión.
           —Líbranos, Señor.
  • Por la Venida del Espíritu Santo, el Consolador.
           —Líbranos, Señor.
  • En el Día del Juicio.
           —Líbranos, Señor.

Nosotros, que somos pecadores:

  • Que nos perdones.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que seas indulgente con nosotros.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes conducirnos a la verdadera penitencia.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes regir y gobernar a Tu Santa Iglesia.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes conservar en Tu Santa Religión al Sumo Pontífice y todas las órdenes de la Jerarquía Eclesiástica.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes abatir a los enemigos de la Santa Iglesia.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes conceder a los reyes y príncipes cristianos la paz y la verdadera concordia.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes devolver a la unidad de la Iglesia, a los que viven en el error, y traer a la luz del Evangelio a todos los infieles.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes fortalecernos y conservarnos en Tu santo servicio.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que levantemos nuestro espíritu al deseo de las cosas Celestiales.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que concedas a todos nuestros bienhechores la recompensa de los bienes eternos.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que libres nuestras almas, las de nuestros hermanos, parientes y bien-hechores de la condenación eterna.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes darnos y conservar las cosechas de la Tierra.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes conceder el descanso eterno a todos los fieles difuntos.
           —Te rogamos, óyenos.
  • Que Te dignes escucharnos, Hijo de Dios.
           —Te rogamos, óyenos.

¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo!
¡Perdónanos, Señor!
¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo!
¡Escúchanos, Señor!
¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo!
¡Ten Misericordia de nosotros!

Cristo, óyenos.                                   
       —Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.                       
       —Cristo, escúchanos.
Cristo, ten piedad de nosotros.
         —Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

         —Señor, ten piedad de nosotros.


ORACIÓN POR EL TRIUNFO DE LA CRUZ

(Bernabé Nwoye – Nigeria)

Levántate, ¡oh, Cristo victorioso!
Levántate, ¡oh, Vencedor de la muerte!
Levántate, ¡oh, Anciano de los días!
Levántate, ¡oh, Poderoso Defensor de Israel!
Levántate, ¡oh, León de la Tribu de Judá!
Levántate, ¡oh, Pastor de Israel!

Levántate, ¡oh, Misericordioso Jesucristo Agonizante!
Tú prometiste atraer a todos los hombres
hacia Ti cuando fueras levantado.
¡Contémplate, levantado en mis cruces diarias
como lo estás en este crucifijo victorioso
que anuncia Tu triunfo, y declara la libertad
y la victoria a Tu pueblo!

Levántate y defiende a Tu pueblo que eleva sus ojos,
sus mentes y su fe en la victoria de Tu Santa Cruz.
Dale la salvación a todos los que contemplan
Tu Cruz Agonizante con fe y amor.

Así como Tú has sido elevado en la Cruz,
levántate y atrae a todos los hombres hacia Ti.
Conquista los corazones de los hombres,
¡oh, Vencedor de la muerte!

Libera a los cautivos, ¡oh, Poderoso
Defensor de Israel.
Resucita a los muertos y dale la vida
a estos huesos secos en Tu Iglesia
y en el mundo,

¡Oh, Anciano de los días!
Vence a la bestia, el dragón rojo, el anti-Cristo,
el hombre de iniquidad, Lucifer y sus agentes,
¡Oh, Gran León de la Tribu de Judá!
Dale paz a Tu rebaño,

¡Oh Pastor de Israel!, que Tus ovejas
Te sirvan en santidad y en paz.
Que el Reino de Tu Justicia descienda a la Tierra;
para que Tu pueblo Te alabe con gozo y libertad.

¡Victoria! ¡Victoria! ¡Victoria!
¡Oh, Santa Cruz!, sobre la que Mi Salvador
fue colgado sangrando por amor a mí.

¡Victoria! ¡Victoria! ¡Victoria!
¡Oh, Santa Cruz de Jesucristo, la Luz del mundo! 

¡Victoria! ¡Victoria! ¡Victoria!
¡Oh, Santa Cruz, la Señal de nuestro triunfo!
Amén.


INVOCACIÓN PODEROSA DE PROTECCIÓN
(Bernabé Nwoye – Nigeria)

¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración!
A Ti, ¡oh Arma poderosíma!
¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración!
¡A Tu Sangre Preciosísima!

Misericordioso Jesucristo Agonizante,
derrama Tu Sangre Preciosa sobre las almas.
Sacia nuestra sed y vence al enemigo.
Amén.

¡Poderosa Sangre de Salvación,
combate al enemigo!
(TRES VECES)


UN LLAMADO DE ALERTA A LAS DOCE
TRIBUS DE ISRAEL
(Bernabé Nwoye – Nigeria)

Para la Exaltación de La Santa Cruz.

(Esta oración es para ser rezada por todos los Apóstoles de la Sangre Preciosa, el 14 de septiembre, (12:00 m), día de la Fiesta del Triunfo de la Santa Cruz, la cual nuestro Señor ha declarado como la Fiesta de Su Glorioso Reino; en este día un devoto se postra a la hora específica y adora al Cordero de Dios, cantando cada invocación cuando se levanta. Otras veces, puede rezarse o cantarse ante el Crucifijo.) 

SACERDOTES
(12:00 del medio día)

¡Oh! Casa de Israel.
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
Adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

Coro
¡Santo, Santo, Santo!

¡Santo, Santo, Santo!
Santo es el Cordero,
Quien murió en la Cruz

Versos
Honor, gloria y alabanza

Poder, riqueza y sabiduría
Fuerza y poder a Ti,
Cordero del sacrificio.

Coro
Venga tu Reino,

Agonizante Señor.
Venga tu Reino,
Cordero Misericordioso.

Coro
Reina por siempre, Señor,

Cordero de Dios Crucificado,
Quien colgado está Sangrando por amor,
Reina por siempre jamás.


GRUPO I
(1:00 pm)

¡Oh! Casa de Rubén, (Pedro)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO II
(2:00 pm)

¡Oh!  Casa de Simeón (Andrés)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO III
(3:00 pm)

¡Oh!  Casa de Leví (Santiago hijo de Zebedeo)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO IV
(4:00 pm)

¡Oh!  Casa de Judá (Juan)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO V
(5:00 pm)

¡Oh!  Casa de Dan (Felipe)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO VI
(6:00 pm)

¡Oh!  Casa de Neftalí (Bartolomé)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO VII
(7:00 pm)

¡Oh!  Casa de Gad (Tomas)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO VIII
(8:00 pm)

¡Oh!  Casa de Aser (Mateo)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO IX
(9:00 pm)

¡Oh!  Casa de Isacar (Santiago hijo de Alfeo)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO X
(10:00 pm)

¡Oh!  Casa de Zabulón (Tadeo)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO XI
(11:00 pm)

¡Oh!  Casa de José (Simeón el Celante)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


GRUPO XII
(12:00 pm. Medianoche)

¡Oh!  Casa de Benjamín (Matías)
¡Vengan! Adoren al Cordero de Dios,
adoren al Cordero en la Cruz,
Quien murió para salvarnos a todos nosotros.

(Se repite el Coro con los Versos).


ADORACIÓN A JESÚS

Coro:
A-do-raa. A-do-ración. A-do-ra.
A-do-ración. A-doración a Ti oh Señor.
A-do-raa. A-doración. Ado-ra.
Ado-ración. A-doración a Ti, Je–sús.

1
¡Oh, Casa de Rubén!, Pe-dro está llaman-do.

¡Oh, Casa de Simeón!, An-drés está llaman-do.
Vengan y adoren al Cordero en la Cruz, (2x)

2
¡Oh, Casa de Levi!, Santiago está llamando.

¡Oh, Casa de Judá!, Juan está llamando.
Vengan y adoren la Sangre Sin Mancha. (2x)

3
¡Oh, Casa de Dan!, Felipe está llamando.

¡Oh, Casa de Neftalí!, Bartolomé está llamando.
Vengan y adoren las Llagas del Cordero. (2x)

4
¡Oh, Casa de Gad!, Tomas está llamando.

¡Oh, Casa de Aser!, Mateo está llamando,
Vengan y adoren al Sagrado Costado. (2x)

5
¡Oh, Casa de Isacar!, Santiago está llamando.

¡Oh, Casa de Zabulón!, Tadeo está llamando.
Vengan y adoren al Corazón de Amor. (2x)

6
¡Oh, Casa de José, Simón está llamando.

¡Oh, Casa de Benjamín!, Matías está llamando.
Vengan y adoren a nuestro Salvador Jesús. (2x)

¡Gloria al Padre!
¡Gloria al Hijo!
¡Gloria al Espíritu Santo!

Como era en el Principio, ahora y siempre
por los siglos de los siglos.
Amén.


HIMNO CUANDO YO VEA LA SANGRE
(Para recitar luego de la Cena Pascual)

CORO:

Cuando Yo, cuando Yo vea la Sangre,
pasaré de largo sobre ustedes.
Cuando Yo, cuando Yo vea la Sangre de Cristo,
pasaré de largo sobre ustedes.

Jesucristo, Nuestro Salvador,
murió en la Cruz del Calvario
por la Salvación del hombre;
¡Sangre de Cristo, Fuente de Gozo!

La Preciosa Sangre de Jesús
es el Precio que compró a todos.
Él ruega por la Divina Misericordia;
¡Sangre de Cristo, Fuente de Gracia!

Jesucristo esparció Su Sangre
para la Santificación
de nuestras almas de toda maldad;
¡Sangre de Cristo, por siempre Santa!

Jesucristo, Nuestro Salvador,
Tú guiaste a los israelitas de la antigüedad
en el frío y caliente desierto,
protégenos toda nuestra vida.

¡Oh, Jesús!, Te rogamos
que nos guíes a nosotros los nuevos israelitas
a Tu Tierra Prometida,
porque Tú eres todo lo que tenemos.

¡Oh, Sangre de la Nueva Alianza!
Renueva esta faz de la Tierra,
porque sólo Tú eres nuestra Esperanza.
¡Oh, Jesús, Bendito Salvador!

Agonizante Jesucristo,
Te honramos y Te adoramos,
porque Tu Sangre sirvió de expiación.
Tú eres Digno Señor.

Preciosa Sangre de Jesucristo,
úngenos a nosotros, los nuevos israelitas,
para que todos seamos preservados
de este mundo desordenado.

Te damos gracias, Dios Padre,
por el don de la Preciosa Sangre
que nos distes para nuestra Redención.
Te alabamos. Amén.

________________________
[1] NIHIL OBSTAT: Rev. Fr. Stephen Obiukwu Censor Deputatus Chairman, Doctrine and Faith Committee Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria, 1 July 1999. IMPRIMATUR: † Ayo-María Atoyebi (O.P.) Obispo de Ilorin, Diócesis Estado de Kwara, Nigeria, África.
[2] Fiesta litúrgica de la Exaltación de la Santa Cruz.
[3] Mensaje de la Virgen María a Bernabé Nwoye, el 7 de Junio de 2003.
[4] Indulgencia de cinco años. Indulgencia Plenaria bajo las condiciones usuales, si se reza esta oración cada día por un mes. Enchiridion Indulgentium, 287.
[5] La Salve se canta, se reza de rodillas, de pie o con brazos en cruz. Cinco años de indulgencia.

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Corona de Renovación en Preparación al Segundo Pentecostés.

  1. Carmen Ana Pineiro Cruz dijo:

    Gracias hermanita, que Dios colme de bendiciones cada uno de tus dias! Estoy en el hospital con mi madre enferma y no tenia mi libro. Dios te uso de instrumento!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s