Adoración a las Heridas y Sangre de Cristo


†  Por la Señal de la Santa Cruz…

¡Te saludo, adorable Cabeza de mi Dulce Jesús! Reverenciada y temida de Potestades Angélicas. Por nosotros pecadores, de punzantes espinas coronada.

¡Te saludo, hermoso y resplandeciente Rostro de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, con salivas y crueles bofetadas, herido y atormentado.

¡Te saludo, límpidos Ojos de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, cubiertos con velo y en Lágrimas nublados.

¡Te saludo, benditos Oídos de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, tantas veces con injurias y blasfemias lastimados.

¡Te saludo, amada Boca de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, con hiel y vinagre amargada.

¡Te saludo, inmaculado Cuello de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, con dura soga ceñido.

¡Te saludo, fuertes Hombros de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, apremiados con carga de pesada Cruz.

¡Te saludo, divina Espalda de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, con crueles azotes flagelada y desgarrada.

¡Te saludo, gloriosos Brazos de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores tendidos en la Cruz y Sus Manos con duros clavos traspasadas.

¡Te saludo, sagradas Rodillas de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, tantas veces en oración, incadas.

¡Te saludo, santos Pies de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, en la Cruz clavados.

¡Te saludo Pecho amoroso y Costado glorioso de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, con el cruel hierro de la lanza abierto y perforado.

¡Te saludo, Sangre Preciosísima de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, del todo derramada.

¡Te saludo Alma Santísima de mi Dulce Jesús! Por nosotros pecadores, de Su Sagrado Cuerpo, en la Cruz apartada. [1]

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, vertida por nosotros, en Su Sagrada Circuncisión.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, que cayó hasta la tierra por nosotros, durante Su Agonía en el Huerto.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, que corrió abundantemente por nosotros, durante la Flagelación.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, que brotó copiosamente de Su Cabeza por nosotros, en la Coronación de Espinas.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, derramada por nosotros bajo la Cruz, por las calles de Jerusalén, en el Camino al Calvario.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo, derramada del Todo por nosotros, en la Cruz.

    —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

  1. Bendita y glorificada sea la Preciosa Sangre y Agua que manó del Corazón de nuestro Señor Jesucristo por nosotros, al ser traspasado por la lanza.

  —Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

________________________
[1] “Ramillete de Divinas Flores”, 1910.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s