“La realidad no es para tenerla miedo, pues la Realidad, Soy Yo, y Yo Soy vuestro Padre que os ama.”

Tomado del Libro: El Reinado Eucarístico
Dictados de Jesús a Marga

Marga_El Reinado Eucarístico-grande

03-02-2015

Jesús:

¿Has visto, amada, cómo si conseguimos que estés alegre, desbancando la tristeza, el Demonio no puede nada contra ti? Se te van las mayores tentaciones. Y todo lo demás es fácil.

¡No te preocupes de otros Carismas! Tú no tienes que hacer lo que otros hacen. Lo tuyo, es lo tuyo. A cada uno Yo os tengo en un puesto específico. No tienes más que dejarte dirigir por Mí, despreocupada del modo como lo haré porque, como es una cosa que haré Yo, saldrá sola para ti. Tú sólo tienes que ocuparte en hacer mi Voluntad e ir hacia ella alegre y decidida, tanto como el que sabe el final feliz porque, aunque no tengas ni idea de cómo se hará y de qué se conseguirá, sabes seguro que es algo bueno y grandioso, porque viene de Mí.

¡No te preocupes! Despreocúpate de las cosas, porque de las cosas me ocupo Yo. No pienses, ni pienses, ni caviles… Tan sólo trabaja afanosamente en todo aquello que te digo. Y si no te digo que vayas a un sitio, es que no tienes que ir.


04-02-2015

Jesús:

Preocupaos solamente de estar en Gracia, de borrar rápidamente todo pecado. Es así para que vuestra alma pueda estar a disposición de lo que Yo quiera pedirla.

El pecado a menudo borra el horizonte, aunque sea poco. Nada es poco para la Gracia de Dios. Nada es poco si Le ofende.

A menudo es por vuestro pecado que no veis el horizonte que se os marca, y os afanáis en miles y miles de cosas.

Ten siempre ante ti la visión de mi Gloria, y no te importe por dónde Yo quiera llevarte.

No quiero que seáis como esos niños preocupones y miedosos, que ven fantasmas donde no los hay.

La realidad no es para tenerla miedo, pues la Realidad, Soy Yo, y Yo Soy vuestro Padre que os ama. Tened miedo sólo a estar en pecado[21], porque es eso lo que os puede conducir al Abismo y a la muerte Eterna. ¡Cuán a menudo os despreocupáis de esto, y sin embargo, cuán importante es, que es lo principal! Buscad siempre estar en Gracia, ¡y despreocupaos de lo demás!

Corred, corriendo siempre que cometáis algún pecado, aun ínfimo. No hay nada ínfimo ante la ofensa a Dios. Vuestro pecado es una llamada al Enemigo para que pueda entrar a posicionarse en vosotros.

Buscad, ante todo y sobre todo, estar en Gracia, vuestra santidad y Su Justicia[22].

O se tiene el Don, o no se tiene. Puesto que tú lo tienes: fructifícalo. Largos años llamándote para esta Hora: fructifícalo, sin importarte respuesta o no respuesta de la gente, reacción o no reacción a lo que das y haces de mi parte. Simplemente fructifica aquello que te ha sido encomendado, sin que sepas bien exactamente cómo. Tú sólo paso por paso, tal y como te decía entonces[23] y tal y como te digo ahora. Sólo sabes paso por paso. Y te tienes que fiar como Moisés, como Aarón, como Abraham, como Isaac, como Ruth, como Rebeca, como Judith, como Sara. Como mi Madre María, al fin y al cabo, paradigma de la Fe y la Confianza en Dios. No lo supieron todo. Sólo sintieron una Llamada de Dios. Y Dios, en la medida de su fidelidad y en la medida que fueron avanzando en obediencia, se lo fue comunicando todo. Así tú.

Esta es la forma de todas las Llamadas de Dios. Es una fuerte inclinación a seguir sus pasos, sin saber demasiado en concreto cómo. Ten en cuenta que si lo supierais todo no los seguiríais. ¿Hubieras seguido tú, si te hubiéramos comunicado desde el primer momento cómo iba a ser tu sufrimiento y qué cariz iba a tomar?

No… No me hubiera visto con fuerzas, y lo habría estropeado.

Si sois fieles os es muchísimo más fácil resistir a la tentación. El Camino se os hace muchísimo menos penoso, dentro de la Cruz.

Sé fiel, sé fiel, hija. Tú sólo tienes que preocuparte en seguir exactamente lo que Yo te indico, llegado el paso concreto. Y mientras, para oírme bien, estar segura y tener fuerzas, simplemente ser muy fiel a la oración y a los Compromisos. Siguiendo esto, no tengas miedo a equivocarte y a no poder. Podrás siempre. Estate cierta. Sólo seme fiel. No necesitas nada más para tu misión.

Y te alabamos, oh Cristo…

________________________
[21] Cfr. Mt 10,28.
[22] Cfr. Mt 6,33.
[23] En los Mensajes del año 1998 me decía esto mismo.

libros_margaSitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo, Azul y Blanco: http://vdcj.org/
Descarga gratuita en formato PDF de los Libros de La Verdadera Devoción Al Corazón de Jesús:  http://vdcj.org/la-vdcj-formato-electronico

Dictados de Jesús a Marga aquí publicados:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s