Rosario de los 7 Derramamientos de Sangre de Jesús

Rosario de los 7 Derramamientos
de Sangre de Jesús

Este Rosario tiene 7 Misterios y 7 cuentas en cada Misterio.

 

   Por  la  señal  de la  Santa  Cruz…

El Credo
Creo en Dios, / Padre Todopoderoso, / Creador del Cielo y de la Tierra. / Creo en Jesucristo,  Su Único Hijo, nuestro Señor, / que fue concebido por Obra y Gracia del Espíritu Santo, / nació de Santa María Virgen, / padeció bajo el poder de Poncio Pilato, / fue crucificado, muerto y sepultado, / descendió a los infiernos / y al tercer día, resucitó de entre los muertos; / subió a los Cielos / y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. / Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. / Creo en el Espíritu Santo, / en la Santa Iglesia Católica, / en la Comunión de los Santos, / en el perdón de los pecados, / en la resurrección de la carne / y en la vida eterna. / Amén.

Himno
Sangre Preciosísima, derramada por nosotros.

¡Oh, Sangre de Piedad!
¡Oh, Corazón traspasado de Cristo!
¡Oh, Corazón lleno de Caridad!
Te pedimos la Gracia de poderte consolar.
Amén. 


NiñoJesus101º DERRAMAMIENTO
La Preciosa Sangre de Jesús vertida

en Su Sagrada Circuncisión:

“Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el Ángel antes de ser concebido en el seno.”  (Lc. 2, 21).

En las cuentas grandes del Padre Nuestro:
V:   Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo: Yo Te adoro profundamente y Te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, Presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido.

R:   Y por los Méritos Infinitos de Su Sagrado Corazón, y por la Intercesión del Inmaculado Corazón de María, yo Te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.[1]

En las cuentas pequeñas se repite SIETE VECES:
V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R:   ¡Lava los pecados del mundo entero!

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Coll_852º DERRAMAMIENTO
La Preciosa Sangre de Jesús que cayó hasta
la tierra durante la Agonía en el Huerto:

“Y sumido en agonía, insistía más en Su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de Sangre que caían en tierra.” (Lc. 22, 44)

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES)

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Coll_843º DERRAMAMIENTO
La Preciosa Sangre de Jesús que corrió
abundantemente durante la Flagelación:

“Pilato entonces tomó a Jesús y mandó a azotarle.” (Jn. 19, 1).

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES).

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Coll_804º DERRAMAIENTO
La Preciosa Sangre de Jesús que brotó copiosamente
de Su Cabeza, en la Coronación de Espinas:

“Le vistieron de púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la ciñen. Y se pusieron a saludarle: ‘¡Salve, Rey de los judíos!’ ” (Mc. 15, 17).

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES).

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Jesucristo_Caída de Jesús - copia5º DERRAMAMIENTO
La Preciosa Sangre de Jesús derramada bajo la Cruz
por la calles de Jerusalén, en el Camino al Calvario:

“Tomaron, pues, a Jesús, y Él cargando con Su Cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario, que en hebreo se llama Gólgota.” (Jn. 19, 17).

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES).

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Coll_816º DERRAMAMIENTO 
La Preciosa Sangre de Jesús derramada del todo en la Cruz:

“Era ya cerca de la hora sexta cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la Tierra hasta la hora nona. El velo del Santuario se rasgó por medio y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: ‘Padre, en Tus Manos pongo Mi Espíritu’, y dicho esto expiró.” (Lc. 23, 44-46).

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES).

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

Jesús crucificado_lanzada7º DERRAMAMIENTO
La Preciosa Sangre y Agua que manó del Corazón
de Jesús, al ser Traspasado por la lanza:

“Pero al llegar a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió Sangre y Agua.” (Jn. 19, 33-34).

  • Santísima Trinidad…

V:   ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R:   ¡Lava los pecados del mundo entero! (7 VECES).

  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…

En las tres últimas cuentas del Rosario se reza:
V:    Preciosa Sangre de Jesucristo, que brotó de Sus Santísimas Llagas.

R:    Revélanos los grandes Misterios de nuestra Fe. 

  • Una Salve a la Santísima Virgen por la conversión de todos nosotros, pecadores: 

(La Salve)[2]

¡Dios Te Salve, Reina y Madre!  ¡Madre de Misericordia!  ¡Vida, Dulzura y Esperanza nuestra! ¡Dios Te Salve! A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, Abogada nuestra!, vuelve a nosotros esos Tus Ojos Misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de Tu Vientre. ¡Oh, Clemente! ¡Oh, Piadosa! ¡Oh, Dulce, siempre Virgen María!

Oración:
Señor Jesucristo, que nos redimiste con Tu Sangre Preciosa, Te damos gracias por el Don de Tu Sangre, que con Amor Eterno ofreciste hasta la última Gota para hacernos partícipes de la Vida Divina. La Sangre que derramaste por nuestra Redención nos purifique del pecado, y nos salve de los engaños del maligno. La Sangre de la Nueva Alianza, nuestra Bebida en el Sacrificio Eucarístico, nos una a Dios y entre los hombres, en el amor, en la paz y en el respeto de cada persona, especialmente de los más pobres. Amén. 


Letanía de la Preciosísima 
Sangre de Cristo
Papa Juan XXIII, Italia (1881-1963)

“¡Cuánto más la Sangre de Cristo, que por el Espíritu Eterno
se ofreció a Sí Mismo sin tacha a Dios,
purificará de las obras muertas nuestra conciencia
para rendir culto al Dios  Vivo!” (Hb. 9, 14).

Cristo, óyenos.                          
       Cristo, escúchanos.  
Padre, Eterno Creador.         
       Ten piedad de nosotros.
Hijo, Redentor del mundo.      
       Ten piedad de nosotros.
Espíritu Santo, Consolador.     
       Ten piedad de nosotros.

Sangre de Cristo, del Hijo Unigénito del Eterno Padre.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, del Verbo de Dios Encarnado.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, de la Nueva y Eterna Alianza.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, que cayó hasta la tierra durante la Agonía del Huerto.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, que corrió abundantemente durante la Flagelación.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, vertida copiosamente de la Cabeza en la Coronación de Espinas.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, derramada del Todo en la Cruz.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Precio de nuestra Redención.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, sin la cual no se da la remisión de los pecados.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Bebida Eucarística y Refrigerio de las almas.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Manantial de Misericordia.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Victoria sobre el demonio.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, que da valor a los Mártires.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, que engendra Vírgenes.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Fortaleza de los Confesores.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Socorro en el peligro.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Alivio de los que sufren.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Consuelo en la aflicción.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Esperanza del pecador.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Seguridad de los moribundos.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Paz y Delicia de los corazones.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Promesa de Vida Eterna.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Liberación de las Almas del Purgatorio.
       Sálvanos.
Sangre de Cristo, Digna de todo Honor y Gloria.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
       Ten Misericordia de nosotros.

Oración:
Dios Omnipotente y Eterno, que hiciste de Tu Hijo Unigénito, el Redentor del mundo, y quisiste ser aplacado por Su Sangre Preciosa: Concédenos, Te suplicamos, que adoremos dignamente el Precio de nuestra Salvación, y que por Su Virtud nos salvemos de los peligros de la vida presente, para alcanzar el gozo de Sus Frutos eternamente en el Cielo. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


ALMA DE CRISTO
[3]
San Ignacio de Loyola, Italia (1491-1556)

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del Costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, Buen Jesús! Óyeme.
Dentro de Tus Llagas, escóndeme.
No permitas que me separe de Ti;
del maligno enemigo, defiéndeme.
A la hora de mi muerte,
llámame y mándame ir a Ti,
para que con Tus Ángeles y Santos Te alabe,
por los siglos de los siglos.
Amén.


ORACIÓN DE JESÚS AL PADRE ETERNO
OFRECIENDO SU PRECIOSÍSIMA SANGRE
Sierva de Dios Luisa Picarreta, Italia (1865-1947)

¡Padre Mío, Te ofrezco esta Mi Sangre! Haz que esta Sangre cubra todas las inteligencias de las criaturas y haga vanos todos sus malos pensamientos; que apague el fuego de sus pasiones y haga resurgir inteligencias santas. Esta Sangre cubra sus ojos y haga velo a su vista para que, por los ojos, no entre en ellos el gusto de los placeres malos, y no se ensucien con el fango de la Tierra. Cubra y llene su boca esta Sangre Mía, y haga muertos sus labios a las blasfemias, a las maldiciones y a todas sus palabras malas. Padre Mío, esta Mi Sangre, cubra sus manos y haga que le den horror al hombre tantas acciones infames. Esta Sangre circule en Nuestra Voluntad Eterna, para cubrir a todos, para protegerlos a todos y para que sea Arma Defensora a favor de las criaturas, ante los Derechos de Nuestra Justicia. Amén.

________________________
[1] Oración revelada por el Ángel a los pastorcitos: Lucía Dos Santos (1907-2005), Jacinta (1910-1920) y Francisco Martos (1908-1919), videntes de la Virgen de Fátima, en Portugal, antes de las apariciones de la Virgen, y como preparación a las mismas.
[2] La Salve se canta, se reza de rodillas, de pie o con brazos en cruz. Cinco años de indulgencia.
[3] Indulgencia de 300 días cada vez; indulgencia de 7 años, si se reza después de la Santa Comunión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s