VIGILIA DE PENTECOSTÉS

Tomado del libro: LA BRISA DEL SEGUNDO PENTECOSTÉS
Escrito por: Bernabé Nwoye

INTRODUCCIÓN:

Este libro, La Brisa del Segundo Pentecostés está orientado para responder al llamado de Nuestro Señor Jesucristo hacia el reavivamiento del Espíritu de Pentecostés entre sus hijos. “Hoy”, dijo Jesús —(tomado del Mensaje de la Preciosa Sangre)— “Vengo a hacer un llamado para la restauración del Espíritu de Pentecostés entre Mi pueblo, a través de esta Santa Devoción a Mi Sangre. Estoy haciendo este llamado para preparar al mundo para el Segundo Pentecostés. Este Segundo Pentecostés es la manifestación del Glorioso Reino que todos ustedes están esperando. El Espíritu conducirá a todos los hombres a hablar el lenguaje del amor, que todos pueden escuchar. Esto será así, porque el fuego del amor se encenderá en los corazones de todos los hombres en ese tiempo. Recuerden que les he dado la Coronilla de Renovación. Estas Rosas de Renovación les ayudarán a apresurar la hora”. 

“El próximo año (2010), Mis hijos iniciarán la Novena al Espíritu Santo el viernes después de la solemnidad de la Ascensión, para finalizarla el sábado antes de Pentecostés, en varias parroquias y grupos. Les daré el programa completo antes que llegue la hora. Entonces, habrá otro programa nacional… tan grande como la Reparación de Septiembre, porque será un llamado a la renovación. El programa nacional comenzará el viernes y terminará el domingo. Les daré también el programa completo antes que llegue el tiempo”.

“Este llamado indica la madurez de esta Devoción, que ayudará a apresurar el Reino Glorioso, y ustedes están esperando por esta manifestación. Lo comenzarán al principio a nivel nacional en este país…”

“Bernabé, no descuides este llamado. Alégrate y haz el trabajo con amor. Yo estoy siempre contigo…”

El 1° de Enero del 2007, el Señor reveló por qué esta devoción al Espíritu Santo se ha vuelto algo urgente: “Bernabé, el mundo ha llegado al punto más oscuro del cual te he estado hablando anteriormente. ¡Mira! Todo lo que te he estado diciendo acerca de esta hora ya está sucediendo. La iniquidad ha llegado a su clímax. La frialdad y la negligencia han llenado los corazones de los hombres. Los hombres han perdido el sentido del pecado. El sentido del razonamiento se ha perdido. La fuerza de voluntad para sobreponerse al mal ha desaparecido. Nadie se atreve a contemplar mi Rostro Agonizante para leer Mi amor. Estoy solo en esta hora, estoy abandonado en este tiempo peligroso”.

“Pero en este momento de oscuridad de vuestros días, Yo encenderé el fuego de la victoria. Es decir, el fuego del amor en los corazones de los hombres. Es por esto que los he llamado, para el reavivamiento de la Devoción al Espíritu Santo, y el don de Pentecostés entre Mi pueblo. Que todos los que están viviendo en la oscuridad, esperen en el Cenáculo, con oración y sacrificio. La luz de la vida vendrá sobre ellos. Regocíjate, oh alma, tu salvación está cerca. No te rindas en tu pelea contra el mal. No te desanimes en tu lucha diaria. No retrocedas en el camino hacia la perfección. Continúa luchando, porque tu salvación está próxima. Yo Estoy cerca para ayudarte. No permitas que los fracasos ni las heridas, sean obstáculos o te desanimen. Yo estoy aquí para sanarte y fortalecerte. Mírame y fortalécete, porque Yo soy tu salvación”.

“Bernabé, todos los hombres experimentarán la luz que estoy colocando sobre el lugar alto, para la paz y la salvación mientras pasan los días. Felices aquellos que vean la luz y vengan a la luz. Ellos no tropezarán en la oscuridad…”

Este libro, La Brisa del Segundo Pentecostés, contiene el programa detallado de la Novena al Espíritu Santo, y el Programa de la Santa Espera. El Capítulo I de este libro, habla acerca del Espíritu Santo como el Amor del Padre y del Hijo. El Capítulo II, contiene el Mensaje de la Unión Intima con Dios. El Capítulo III, ilustra lo que sucederá cuando venga el Espíritu Santo. Luego, del Capítulo IV al Capítulo VII, se medita sobre los Dones y Frutos del Espíritu Santo, especialmente la meditación de Alexis Riaud en L’Action du Saint Esprit don nos ames — “La acción del Espíritu Santo en nuestra alma”. Hay oraciones de intercesión al final de cada meditación —los frutos de mi meditación, que siguen el formato del programa, tal como fue dado por el Señor. El último Capítulo XII, es el Mensaje de Júbilo. Éste es el júbilo que debemos reclamar por la manifestación del Glorioso Reino de Paz sobre la Tierra. Humildemente recomiendo este libro como guía para retiros públicos o privados tanto en Pentecostés, como fuera de la temporada de Pentecostés, para reavivar la fe y el santo celo, y también para la plenitud del Espíritu Santo en el alma. Esperamos que esta edición sirva para las necesidades presentes de los miembros de la Preciosa Sangre de Jesucristo y para toda la Iglesia en general. Oramos para que las ediciones subsiguientes continúen sirviendo las necesidades actuales.

Nuestro Señor corona todo esto, prometiendo numerosos favores a todos los que permitan que la Brisa del Segundo Pentecostés los toque. Él dice: “Habrá testimonios, porque Yo haré algo nuevo y grandes cosas… Gozo Paz, Caridad, Paciencia, Bondad, Generosidad, Mansedumbre, Fidelidad, Modestia, Auto-control y Castidad, florecerán entre Mi pueblo…” ¡Así que vengan! ¡Prueben y vean qué bueno es el Señor!

Bernabé Nwoye


DEL APÉNDICE
(LES ADELANTO EL PROGRAMA QUE CONTINUARÁ EL QUINTO CENÁCULO EXTRAORDINARIO EL SÁBADO A LAS 12:00 MEDIODÍA, JUNTO CON LAS LECCIONES DEL LIBRO SOBRE CADA DON QUE DEBEN MEDITARSE EL SÁBADO):

II. El “Programa de la Espera General para recibir los Dones del Espíritu Santo” que contiene el programa para la vigila de los “Tres Días de Espera” antes del Domingo de Pentecostés, es decir: para el jueves, viernes y sábado antes del Domingo de Pentecostés.

III. Las “Letanías del Santo Mandato” (que finaliza las “Oraciones de Intercesión”), debe ser rezada antes de comenzar la Misa de Vigilia de Pentecostés el sábado por la noche. También puede ser rezada en otro momento, según sea necesario para casos críticos que así lo ameriten.

IV. Una breve exposición sobre la Misa de Vigilia de Pentecostés del Sábado en la noche. Esta Misa de vigilia concluye la Novena y la vigilia de los “Tres Días de Espera” del Domingo de Pentecostés.


II. PROGRAMA DE LA ESPERA GENERAL POR LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

(Vigila de “Tres Días de Espera” antes del Domingo de Pentecostés).

SÁBADO:

11:30 am – 12:00 M: Almuerzo.

SIETE HORAS ININTERRUMPIDAS DE ADORACIÓN

12:00 m: DON DE TEMOR (lectura y meditación Capítulo IV)
1:00 pm: DON DE PIEDAD (lectura y meditación Cap. V)
2:00 pm: DON DE FORTALEZA (lectura y meditación Capítulo VI)
3:00 pm: DON DE CONOCIMIENTO (lectura y meditación Capítulo VII)
4:00 pm: DON DE ENTENDIMIENTO (lectura y meditación Capítulo VIII)
5:00 pm: DON DE CONSEJO (lectura y meditación Capítulo IX)
6:00 pm: DON DE SABIDURIA (lectura y meditación Capítulo X)
7:00 pm: Descanso y cena.
7:30 pm: Lectura y Meditación del Capítulo XI, “Los Frutos del Espíritu Santo”, desde la sección Bondad y Benignidad hasta el fin del capítulo).

La Novena y los “Tres Días de Espera” terminan con las siguientes oraciones previas a la celebración de la Santa Misa de Vigilia de Pentecostés en la noche del sábado:

8:00 pm: Procesión con velas encendidas.
8:30 pm: Coronilla de Renovación (en Apéndice).
9:00 pm: Letanía del Espíritu Santo (en Apéndice).
9:30 pm: Oraciones de “Intercesión por el Pueblo de Dios”, como sigue:


ORACIONES DE INTERCESIÓN POR EL PUEBLO DE DIOS

“Bendición con Agua Bendita” 

  1. PARA QUE DIOS BENDIGA EL TRABAJO MANUAL DE SU PUEBLO:

Oremos a Dios para que bendiga el trabajo manual de Su pueblo. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
¡Oh, Dios, Creador del mundo!, bendice el trabajo de Tu pueblo †… que prosperen en su buen empeño †… que se multiplique el fruto de sus manos †… que sea abundante la cosecha de su trabajo …† protégelos contra la peste y el hambre †… concédeles la paz en sus días †… En el Nombre del Padre … Y del Hijo … Y del Espíritu Santo. Amén.

  1. POR EL DESEMPLEO, LA PROMOCIÓN, Y LA VOCACIÓN:

Oremos por los desempleados entre nosotros; por aquellos que están buscando un ascenso; y por los jóvenes para que encuentren su vocación. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
¡Oh, Dios de Amor y Consolador de los necesitados!, consuela a Tu pueblo que no tiene trabajo en este mundo de luchas y concédeles trabajo …† Inspira a los más favorecidos para crear oportunidades de trabajo †… Que el pueblo que Tú creaste sea útil y fructífero …† Promuévelos en sus duros trabajos †… permite a los jóvenes encontrar su vocación †… Y que Tu luz brille en sus días †… en el Nombre del Padre …† y del Hijo †… y del Espíritu Santo. Amén. 

  1. POR EL FRUTO DEL VIENTRE Y POR LAS MUJERES EMBARAZADAS:

Oremos por aquellas que están buscando el fruto del vientre y por las mujeres embarazas entre nosotros. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
¡Oh, Dios, Dador de vida!, el don de los hijos te pertenece a Ti. Por favor bendice todos los vientres de las mujeres aquí presentes que están pidiendo el fruto de su vientre con corazón puro †… Adorna su vientre con el don de los hijos …† que las mujeres embarazadas aquí presentes den a luz en paz y con el menor dolor †… Que Tus santos Ángeles estén a su lado en sus meses de gestación y parto …† Dios, sé Tú su defensor contra todos los enemigos …† En el Nombre del Padre †… y del Hijo †… y del Espíritu Santo. Amén. 

  1. POR LOS INCAPACITADOS ENTRE NOSOTROS:

Oremos por los incapacitados entre nosotros para que Dios tenga misericordia de ellos. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
¡Oh, Dios de misericordia y de compasión! Mira con piedad a Tu pueblo que está sufriendo y a los incapacitados …† Devuélvele la vista a los ciegos …† permite que los cojos caminen †… Abre los oídos de los sordos †… Suelta la lengua de los mudos y permíteles hablar †… Restaura los sentidos a los enfermos mentales …† Endereza las cinturas dobladas †… y concede alegría a los corazones entristecidos †… en el Nombre del Padre †… y del Hijo †… y del Espíritu Santo. Amén.

  1. POR AQUELLOS QUE SUFREN ENFERMEDADES SERIAS:

Oremos por aquellos que sufren enfermedades serias, tales como SIDA, cáncer, diabetes, leucemia, fatigas nerviosas / virales, alta presión sanguínea, desórdenes circulatorios y cardíacos, problemas de riñones, desórdenes de los huesos y las articulaciones, infecciones e inflamaciones del cuerpo, desórdenes de la mandíbula / boca / dientes, problemas en los pulmones, úlceras, problemas abdominales / intestinales, problemas en los pies / piernas y problemas ambulatorios, quemaduras serias, convulsiones, y severos desórdenes y disfunciones mentales / emocionales / espirituales y de la personalidad, junto con todos aquellos que se sienten desesperados. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
¡Oh, Dios de perdón y de amor!, perdona a Tu pueblo y perdona sus pecados †… y permite que Tu misericordia descienda sobre ellos †… sánalos de sus enfermedades y permite que sus bocas canten Tus alabanzas …† Purifica su sangre, ¡oh, Señor! †… sana las heridas de sus cuerpos, mentes, corazones y almas …† restaura su salud †… y llena su corazones con amor …† en el Nombre del Padre †… y del Hijo †… y del Espíritu Santo. Amén. 

  1. POR LAS FAMILIAS Y POR LA PAZ:

Oremos por las familias, especialmente por las que están separadas y por las disfuncionales, que Dios las una de nuevo en el amor y por la paz del mundo. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Levantándose, el Sacerdote intercederá por el pueblo con la siguiente oración):

Oremos:
Dios de unidad y de paz, une a las familias separadas †… Trae a la madre y al padre de regreso con sus hijos †… envuélvelos en Tu Amor Trinitario †… dale a cada uno el Espíritu de Entendimiento, † concédeles la sanación de sus memorias †… incita un rápido perdón entre ellos †… haz crecer fuertes lazos de fidelidad y amor entre ellos …† y resuelve sus problemas presentes …† en el Nombre del Padre †… y del Hijo †… y del Espíritu Santo. Amén.

  1. POR AQUELLOS POSEÍDOS POR EL ESPÍRITU DE LA OSCURIDAD:

Oremos por aquellos que están bajo el cautiverio de los espíritus malignos para que Dios los libere. (Todos se arrodillan en oración por un momento. Luego, la gente se levanta y comienza a recitar junto con el Sacerdote la Letanía del Santo Mandato, que está impresa más adelante, luego del siguiente mensaje de explicación del Apostolado de la Preciosa Sangre de Jesucristo de Nigeria: “Esta ‘Letanía del Santo Mandato’ fue dada por el Arcángel San Miguel a pedido de Jesús para concluir las oraciones de ‘Intercesión por el pueblo de Dios’ contenido en la ‘Brisa del Segundo Pentecostés’. La ‘Letanía del Santo Mandato’ es para ser rezada antes de la Misa de Vigilia de Pentecostés el sábado en la noche, y como San Miguel ha manifestado, puede también ser usada en ‘tiempos críticos’ de gran necesidad.”

“Nuestro Señor Jesús ha manifestado que nosotros estamos ahora viviendo en tiempos de oscuridad; por esta razón Él nos ha dado esta oración para utilizarla en estos tiempos, a fin de vencer el mal en nuestras familias, en nuestra Iglesia y en el mundo. Nosotros confiamos que esta ‘Letanía del Santo Mandato’ sirva también para vencer el terrorismo en todo el mundo. A través del Derramamiento del Espíritu Santo y con la ayuda de San Miguel y su ‘Letanía del Santo Mandato’, Nuestra Señora y Nuestro Señor alcanzarán Su Victoria. El reino de los Corazones Unidos será una realidad en la tierra durante el próximo Reino Glorioso de Paz, antes de la llegada de Jesús en Persona… Y con la ‘Letanía del Santo Mandato’ y todas las oraciones de la Sangre Preciosa, tendremos también la protección que necesitamos contra el anticristo.”

“El Apostolado de Nigeria advierte que la ‘Letanía del Santo Mandato’ es para ser usada específicamente por Obispos y Sacerdotes (incluyendo Sacerdotes-Exorcistas) que estén en estado de gracia santificante y que deben siempre tratar de permanecer en ese estado de gracia. Los demonios no temen a las almas que están en estado de pecado. Por lo tanto, aquellos que recen esta oración de San Miguel deben estar en estado de gracia santificante para evitar peores consecuencias de los demonios, que pueden regresar para crear más estragos en quienes no están en estado de gracia santificante.”

“Permaneciendo en el estado de gracia, nosotros podemos regocijarnos en estas palabras de aliento de San Miguel como sigue:

‘Yo vengo para darte la ‘Letanía del Santo Mandato’, que ustedes tienen como católicos, pero que muchos no conocen. Es por esto, que ustedes imitan las prácticas protestantes e insultan los Santos Nombres y los Seres Celestiales. Hombre mortal, tú tienes la Santa Misa, la más grande oración en la Tierra. Tú tienes tu Rosario, la Coronilla de la Preciosa Sangre, y todas las oraciones devocionales de la Iglesia. Éstas son las grandes oraciones que tienen poder sobre las huestes de demonios. Con estas oraciones, tu autoridad como hijo de Dios y esta ‘Letanía del Santo Mandato’, un hijo mortificado de Dios expulsará cualquier tipo de demonio de cualquier nivel’.

Por lo tanto, nuestro fiel pueblo laico que esté en estado de gracia santificante, que ayuna, que usa agua bendita y que sostiene en alto el Agonizante Crucifijo, puede también rezar esta ‘Letanía del Santo Mandato’ en los más críticos casos de su vida diaria. San Miguel Arcángel nos ha dicho que seamos ‘sabios’ y reservemos esta ‘Letanía del Santo Mandato’ para los casos mas críticos. Él nos ha dado esta oración para estos tiempos a fin alcanzar la Victoria de Dios, del bien sobre el mal y apresurar el Reino Glorioso de Paz en la Tierra antes que Jesús venga.”) 


III. LETANÍA DEL SANTO MANDATO

L:   Yo les ordeno, quienes quiera que sean, espíritus inmundos, malvados espíritus del infierno, a darle lugar al Espíritu Santo de Dios, a Quien le pertenece(n) este/estos Templo(s).
R:   Libéranos (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre y por el Poder del Dios Verdadero, El Santo Dios, y el único Dios Viviente,
R:   Libéranos (el/ella), ¡oh, Señor”, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Yo les ordeno, en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo Salir de este/estos Templo(s) y regresar al abismo.
R:   Libéranos (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre de la Preciosa Sangre del Cordero de Dios sin Mancha, yo les ordeno.
R:   Libéranos (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre del Espíritu Santo, yo les ordeno.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre de Santa María, que aplastó tu cabeza, yo les ordeno.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre. 

L:   Su Inmaculada Concepción les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Su Virginidad y Pureza les ordenan.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Su Santa Obediencia, Paciencia, y Humildad les ordenan.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Su Corazón, traspasado por espadas de dolores les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Su Gloriosa Asunción les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   ¡Váyanse!, espíritus infernales, en el Nombre de María, Reina del Cielo y de la Tierra.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre de la Santa, Católica y Apostólica Iglesia, yo les ordeno.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   La Fe de Pedro y Pablo y de todos los Apóstoles les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   La Sangre de los Mártires les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   La pureza de las Vírgenes y de todos los Santos les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   ¡Váyanse, ustedes!, malvadas legiones, en el Nombre de la Santa Fe Católica.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre y por el Poder de Jesucristo Eucarístico presente en los Tabernáculos de todo el mundo, yo les ordeno.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   El Sagrado Cáliz que contiene la Preciosa Sangre de Jesucristo les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   La Sagrada Señal de la Cruz les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Huye tú, desobediente, por los meritos de la Santas Llagas de Nuestro Señor Jesucristo.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   En el Nombre de Dios, Padre Todopoderoso, y por la obediencia de Sus Ángeles yo les ordeno.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Los Coros Celestiales de los Serafines y de los Querubines les ordenan.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Los Coros Celestiales de los Tronos y de las Dominaciones les ordenan.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Los Coros Celestiales de las Potestades y de las Virtudes les ordenan.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   El Coro Celestial de los Principados les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   El Coro Celestial de los Ángeles les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   El Coro Celestial de los Arcángeles les ordena.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   ¡Oh, Dios del Cielo y de la Tierra, Dios de los Ángeles y de los Arcángeles!, ¿Quién como Tú? Yo te imploro que reprendas a estos malvados espíritus por el Poder de Tu Santo Nombre.
R:   Libéranos, (el/ella), ¡oh, Señor!, por el Poder de Tu Santo Nombre.

L:   Jesús, Hijo de la Siempre Virgen, yo adoro la Sangre de Tu Circuncisión, y Te suplico que nos liberes por Tu Preciosa Sangre.
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús, Hijo único de Dios, por Tu Sudor de Sangre,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús, Cordero del Sacrificio, por Tu Flagelación,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús, coronado de Espinas,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús, que cargaste la Cruz por nuestra salvación,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús Crucificado,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre.

L:   Jesús, traspasado en Tu Costado del que salió Sangre y Agua,
R:   Libéranos por Tu Preciosa Sangre. 

Todos juntos: Jesús, Te suplico, ¡sálvanos! Amén.

L: Oremos:
Oh Dios, libera a Tus hijos que están poseídos por los poderes de la oscuridad … en el Nombre del Padre … y del Hijo … y del Espíritu Santo. Amén. 

ORACION FINAL (Antes del himno de culminación):

L:   Preciosísima Sangre de Jesucristo.
R:   Sálvanos a nosotros y al mundo entero. Amén.


HIMNO DE CULMINACIÓN AL ESPÍRITU SANTO, ROCIANDO AL PUEBLO CON AGUA BENDITA…

(Ver Apéndice para el himno)…

Despedida, si no hay sacerdote presente para la Misa de Vigilia; de lo contrario, continuar con la Misa de Vigilia de Pentecostés.


IV. INFORMACIÓN SOBRE LA MISA DE VIGILIA DE PENTECOSTES

(Que concluye la Novena y la vigilia de los “Tres Días de Espera”) 

LA SANTA MISA, (cuando hay un Sacerdote presente), concluye la vigilia de los “Tres Días de Espera” para el domingo de Pentecostés y también, concluye la novena de los nueve días desde el día después de la Ascensión hasta el Domingo de Pentecostés. La Santa Misa puede comenzar a las 11:00 p.m. de la noche del sábado y continuar hasta la medianoche o incluso hasta más tarde, pues las horas son flexibles. La Misa comienza con el rocío del Agua Bendita por parte del Sacerdote sobre los presentes. Después de la Misa, es la “Quema de las peticiones” en los países donde aseguren la privacidad de las peticiones, es decir, que los ojos humanos no vean las peticiones que fueron recogidas más temprano durante la novena. Seguido de la “Quema de las Peticiones”, habrá un “Tiempo de Testimonio” para que las personas se levanten y compartan sus experiencias significativas, milagrosas y maravillosas. Luego, se debe realizar la acción de gracias y dar los comunicados necesarios. Terminando con una bendición final y un Himno de clausura. Después del Himno de clausura y justo antes de salir, todos deben decir juntos la oración final: “Preciosísima Sangre de Jesucristo, sálvanos a nosotros y al mundo entero”.

Despedida – Gozo y fraternidad en el Espíritu Santo – Limpieza.

EL SIGUIENTE MENSAJE PUEDE SER LEÍDO DESPUÉS DE LA MISA DE VIGILA EN LA NOCHE DEL SÁBADO O EL DOMINGO DE PENTECOSTÉS, O EN CUALQUIER OTRO MOMENTO.

Mensaje recibido por Bernabé Nwoye el 24 de Junio, 2002 a las 11:30 p.m.; Lugar: Mi Altar de Reparación, Awka.

“En mi oración durante esta hora, tuve la visión de Nuestro Señor colgado vivo en la Cruz, sangrando. Esta visión permaneció por algún tiempo, pero ninguna palabra fue dicha. Al final, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube aparecieron San Antonio de Padua y San Miguel Arcángel. Mientras miraba, San Antonio dijo:

‘Regocíjate, amigo mío, porque tienes una Madre que te cuida. Ella es la Mujer que aplastó la cabeza de Satanás. Ella conquistó al mundo y a la Antigua serpiente por Su Humildad y Su Pureza. Amigo del Dios Vivo, la humildad y la pureza son los dos secretos de Su Victoria.

¡Oh, Su humildad!, que la hizo perdonar fácilmente. El verdadero perdón aterroriza al reino de la oscuridad’. ‘¡Oh, Su humildad!, que la hizo abajarse y vivir de la forma más sencilla. La Santa Simplicidad atormenta a la Bestia’. ‘¡Oh, Su humildad!, que la hizo cargar la Cruz. En la Cruz está la Victoria. ¡Oh, Su humildad!, que la hizo ser modesta y prudente. Por la modestia y la prudencia satanás es avergonzado’.

‘¿Oh, qué decir de Su pureza, que irradia fuego que atormenta a satanás? ¡Oh, Su pureza!, que la hizo ser amable; la amabilidad produce el fuego de la pureza. ¡Oh, Su pureza!, que la hizo ser buena. La bondad produce el fuego de la pureza. ¡Oh, Su pureza!, que la hizo ser casta; la castidad produce el fuego de la pureza. ¡Oh, Su pureza!, que la hizo amar mucho; el amor produce el fuego de la pureza’.

‘Pequeño amigo de Dios, aprende de Ella. Imita Su pureza y humildad. No hay arma más grande que éstas, la humildad y la pureza. Ella triunfó con ellas; tú también triunfarás con ellas.

Te estamos dando estas enseñanzas que yo llamo La Teología de la Verdadera Libertad, porque estás viviendo en los días de aflicción. La oscuridad ha llenado el mundo. La Fe se está extinguiendo de la faz de la Tierra, y las falsas enseñanzas y los falsos milagros están engañando a los hijos de Dios. Estás en los días de la apostasía’. ‘Mira a María la Madre de Jesucristo y Madre nuestra. ¡Imítala! Ella es la luz del mundo en estos días de oscuridad. Ella es la esperanza de la Verdadera Libertad. Yo soy Antonio de Padua. Lo poco que se te ha dado es lo que quiere Nuestra Reina. Prepárate para el mes de Julio; mucho se te dará.’

“Con estas palabras, Miguel dijo,

‘Gracias, mi amigo”.

“Ellos se despidieron y desaparecieron en la nube”.

________________________
Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s