“Encárgate de que esta oración breve y potente, en la que se pide que se envíe al verdadero Espíritu Santo, se difunda cuanto antes posible.”

VIDENTE IDA PEERDEMAN / ÁMSTERDAN, HOLANDA
Posición de la Iglesia: 
http://www.de-vrouwe.info/es/posicion-de-la-iglesia 


33ª APARICIÓN
31 de mayo de 1951
[1]
(Fiesta de María Medianera de todas las Gracias)

Corredentora, Medianera y Abogada

Ahí está la Señora otra vez y dice:
“Aquí estoy y vengo a decirte que quiero ser María, la Señora de todos los Pueblos. Fíjate bien. Estoy ante la Cruz del Redentor. Mi cabeza, mis manos y mis pies son como los de un ser humano, como los del Hijo del Hombre; el cuerpo es como del Espíritu. He puesto mis pies firmemente sobre el globo terrestre, porque en este período el Padre y el Hijo quiere[2] traerme en este mundo como la Corredentora, Medianera y Abogada. Éste será el nuevo y último dogma mariano. Esta imagen lo precederá. Este dogma será muy discutido pero se cumplirá. Te he repetido estas cosas para que se las sepas explicar a tu director espiritual y a los teólogos e indicarles la refutación”.

El rebaño de ovejas

“Ahora pon mucha atención y di lo que te muestro. Ésta es la última indicación que doy sobre la imagen. Fíjate bien. Estoy sobre el globo de la tierra. Tú creías ver nubes alrededor de la tierra. Pero observa bien lo que te muestro”.
Entonces veo que las nubes se vuelven ovejas vivas. De la izquierda y de la derecha, en torno al globo, como de lo profundo, va saliendo por ambos lados un rebaño de ovejas. Acá y allá veo también ovejas negras. Los corderitos se echan a los pies de la esfera terrestre. Las ovejas avanzan, algunas de ellas pastando. Pero la mayor parte tiene la cabeza levantada, como si miraran fijamente a la Señora y a la Cruz. Hay también algunas ovejas echadas, con la cabeza levantada que miran a la Señora. Es un panorama hermoso y apacible.

Entonces me dice la Señora:
“Hija, grábate bien esta representación en tu memoria y transmítela bien. Esta imagen del rebaño representa a los pueblos del mundo entero, que no hallarán descanso hasta que se humillen y miren pacíficamente la Cruz, el centro de este mundo”.

Rayos de Gracia, de Redención y de Paz

“Observa ahora mis manos y dime lo que ves”.
Ahora veo como si en medio de sus manos hubiese habido una herida y de ahí, de cada mano, salen tres rayos que iluminan las ovejas. La Señora sonríe y dice:

“Estos son tres rayos, los rayos de Gracia, Redención y Paz. Por la Gracia de mi Señor y Maestro, el Padre envió a su Hijo, por amor a la humanidad, como Redentor, al mundo. Ellos dos quieren enviar ahora al verdadero Espíritu Santo, que no es otra cosa que Paz. De modo que: Gracia, Redención y Paz. El Padre y el Hijo quieren enviar en este tiempo a María, la Señora de todos los Pueblos, como la Corredentora, Medianera y Abogada.
Con ello te he dado una clara y precisa explicación de esta imagen. Con esto la imagen está completa”.
[3]

Promesa

“Tú, hija, eres el instrumento, solamente el instrumento para transmitir estas cosas. Encárgate de que esta oración breve y potente, en la que se pide que se envíe al verdadero Espíritu Santo, se difunda cuanto antes posible. Dile a tu director espiritual y a todos lo que colaboran en ello, que yo prometo dar gracias para el alma y para el cuerpo —en la medida que sea la voluntad del Hijo— a todos aquellos que ante esta imagen recen e invoquen a María, la Señora de todos los Pueblos”.

De país en país, de ciudad en ciudad

“No consideren que esto es sólo para un grupo determinado, pues yo soy la Señora de todos los Pueblos. Esta imagen irá de país en país, de ciudad en ciudad. Ésa es la intención del Plan de Redención.
Ahora me dirijo a tu director espiritual y los demás colaboradores. Ya sabrán cuál es su deber; no vacilen en hacer lo que yo he pedido. De nuevo quiero decirles que prometo ayudar a todos los que tengan necesidades espirituales o corporales, si cumplen mi voluntad, la voluntad del Padre”.

Hombres y mujeres de este mundo

Ahora la Señora espera un momento, mirando adelante y dice:
“Teólogos, no tendrán ninguna dificultad si piensan que el Señor y Maestro ya había predestinado la Señora para el Sacrificio. La espada ya estaba dirigida al corazón de la Madre. Con esto quiero decir que siempre he precedido al Hijo en los sufrimientos espirituales y físicos.
Ahora les hablo a las mujeres de este mundo. Mujeres de este mundo: ¿Saben qué significa ser mujer? Ser mujer significa sacrificar. Abandonen todo su egoísmo y su vanidad y preocúpense de llevar a todos los niños y a todos los que vagan extraviados, al punto central: a la Cruz. Sacrifíquense también ustedes.
Y ahora me dirijo a los hombres de este mundo. Les digo: Hombres, de ustedes tiene que salir la fuerza y la voluntad para traer al mundo a su único Soberano: El Señor Jesucristo”.

Actuar moderna y rápidamente

“Hija, te he explicado lo que este mensaje significará para el mundo. Tú te encargarás, por medio de tu director espiritual y de otros, de que esto se dé a conocer. Éste es mi deseo por hoy. Pues quiero ser la Señora de todos los Pueblos. Actuad con medios modernos y rápidamente”.
Y ahora la Señora se aleja lentamente mientras dice:

“Este tiempo es Nuestro tiempo”.


34ª APARICIÓN
2 de julio de 1951

(Fiesta de la Visitación de María)[4]

Una gran acción por Dios

Veo otra vez a la Señora en medio de una luz brillante. Ella sonríe, y dice mirando a su alrededor:
“Estoy contenta. Tú ocúpate de la difusión. He dicho que desde aquí empezará una gran acción para Dios y en ella colaborarán todos”.

Explicación del nuevo dogma

“Fíjate bien y escucha. Lo siguiente es una explicación del nuevo dogma. Estoy sobre el globo de la tierra ante la Cruz del Redentor como Corredentora, Medianera y Abogada. El Redentor vino al mundo por la voluntad del Padre. Para eso, el Padre se sirvió de la Señora. El Redentor recibió de la Señora únicamente —y subrayo la palabra ‘únicamente’— la carne y la sangre, o sea, el cuerpo. De mi Señor y Maestro, el Redentor recibió su Divinidad. De ese modo, la Señora se convirtió en la Corredentora.
He dicho que este tiempo es Nuestro tiempo. Esto significa que en este tiempo el Padre y el Hijo quiere
[5]  enviar a la Corredentora, Medianera y Abogada a todo el mundo”.

Amor a Dios, amor al prójimo

Luego la Señora se queda de pie ante mí largo rato, sin decir nada. Después, mirándose las manos, me dice:
“Ahora mira bien mis manos. De ellas salen los rayos de Gracia, Redención y Paz. Los rayos iluminan a todos los pueblos, a todas las ovejas. Entre estos hombres hay muchos de buena voluntad. Ser de buena voluntad significa cumplir el primer y más importante mandamiento. El primer y más importante mandamiento es el Amor. El que tiene amor, adorará a su Señor y Creador en su Creación. El que tiene amor, no será nunca deshonesto con su prójimo. Eso es lo que en este mundo falta, amor a Dios, amor al prójimo”.

Que un día era María

“Este tiempo es Nuestro tiempo. Todos los pueblos tienen que adorar al Señor y Maestro en su Creación. Todos los pueblos tienen que pedir que venga el verdadero Espíritu Santo. Por eso he dado esa oración, breve y potente. Así es que te repito: Esta oración tiene que ser difundida cuanto antes. El mundo entero se está degenerando. Que los hombres de buena voluntad pidan todos los días que venga el verdadero Espíritu. Yo soy la Señora de todos los Pueblos. Este tiempo es Nuestro tiempo.
‘Que un día era María’ significa que muchos han conocido a María como María, pero ahora, en este nuevo período que llega, quiero ser la Señora de todos los Pueblos. Esto lo entienden todos.
Di esto a tu director espiritual. Dile que estoy contenta de todo, y subrayo la palabra ‘todo’. Y a ti, hija, te pido que hagas y transmitas lo que te digo. ¡No tengas miedo, sólo transmite!”
Y después la Señora se va lentamente.

________________________
[1] Ésta es la primera vez que la Señora se aparece un 31 de mayo. En algunas diócesis se celebraba en esa época la fiesta de María Medianera de todas las Gracias. Véase además la nota de la página de la visión n. 51.
[2] Véase la nota 33.
[3] Cuando fueron dadas estas últimas indicaciones para la imagen de la Señora de todos los Pueblos, ya se había empezado a pintar el cuadro. Las nubes, que ya habían sido pintadas, tuvieron que ser transformadas en ovejas. Fue tarea difícil la de plasmar a la Señora en una pintura. En el siguiente mensaje, la Señora hace saber que está satisfecha con el cuadro. Véase el apéndice II.
[4] Con un decreto del 21 de marzo de 1969, esta fiesta ha sido trasladada al 31 de mayo. Véase también la nota de la visión n. 51.
[5] Véase la nota 33.

Fuente: http://www.de-vrouwe.info/es/1945-1959/117-botschaft-1951

Mensajes de Ida Peerdeman publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/ida-peerdeman/  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s