“Esos errores del Modernismo y Protestantismo que pelean contra las mismísimas raíces de la Santa Iglesia Católica y de su Santa Tradición no podrán destruir a la Iglesia.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)
[1]

DoloresMaría312 de Noviembre de 2003 / Hora: 11:00 pm
Lugar: Mi Altar de Reparación en Awka.

EL MARTIRIO DEL AMOR.

En mi oración durante esta hora, tuve una visión de Nuestra Señora que descendió con siete pequeños Querubines. Su velo estaba adornado con hermosas rosas. Ella se me acercó y dulcemente me dijo:

“La Paz del Cielo esté con ustedes, Mis hijos. Hoy, vine aquí para darles un mensaje sobre el verdadero martirio y el verdadero amor. Yo creo que el fruto de este mensaje será un acto de consuelo para Mi Jesús y Mi Dios. Acércate, hijo Mío.

En la Tierra hay un grupo de amantes que el Cielo llama, “víctimas de amor”. Son los mismos amantes que Jesús llama, “consoladores”. Ellos son víctimas y consoladores porque comparten la agonía de su Dios por la humanidad. Hijos, estos amantes de Cristo no sólo son crucificados por los hombres por amor a Dios, sino que Dios mismo los somete a dolorosas agonías por amor a las almas. Pueden ver las almas estigmatizadas en el mundo. Ellas son víctimas de amor. Ellas sufren la Pasión del Señor por amor a las almas. Ciertamente que son consoladores. Hijos de Cristo, hay un martirio que es mayor al martirio de los estigmatizados o al martirio rojo que consiste en derramar la propia sangre por Cristo. Éste es el martirio del amor.

Aquellos que sufren este tipo de martirio son llamados los “lirios de Amor”. Oh, por amor a Cristo, estos lirios de Cristo son crucificados varias veces. Ellos mueren una y otra vez por amor a Cristo. Ellos son como martillos en las manos de Dios, que sufren el calor del golpe para reparar los daños.

A ellos, Cristo les pide consuelo. Él quiere que sus lirios sean crucificados como lo fue Él. Oh, Él quiere que estas almas sean víctimas de amor como lo fue Él. Hijos, que los lirios de Cristo compartan la agonía de Cristo para la renovación. 

Hijos, si su Dios quisiera cambiar la faz de la Tierra sin ayuda de nadie, ciertamente que Él pudiera hacerlo en el abrir y cerrar de un ojo. Entonces, ¿por qué Él preferiría el martirio de aquellos que ama, para la renovación de la faz de la Tierra? Es simple. Porque Él quiere ser glorificado a través de ellos, a fin de que ellos puedan ser glorificados en Él. Hijos, Cristo quiere ser glorificado a través de ustedes. Es por esto, por lo que les ha hecho varios llamados, para que puedan compartir con Él Sus agonías. Que los lirios de Cristo Le ofrezcan el dulce cáliz del amor. Esto es, el verdadero martirio de amor por Cristo.

Hijos de Cristo, ustedes escuchan a Cristo diciéndoles que se levanten por Él en contra de la maldad del mundo y en contra de la malignidad que está atacando a la Iglesia, y la autoridad de la Iglesia les dice que se detengan. Oh, ustedes son unas víctimas de amor expuestas a la más dolorosa prueba. Verdaderamente es Cristo quien está agonizando. El mismo que los está llamando a que se levanten, es el mismo que los está  acuñando a través de la autoridad de Su Iglesia. Sí, es Él el que quiere aplastarlos por el bien de aquellos que lo crucifican una y otra vez. Sí, Él quiere que ustedes sufran el más doloroso martirio. Éste es el martirio del amor.

Oh, pequeños lirios de amor, si ustedes ignoran la orden de la autoridad de la Iglesia y siguen el llamado de Cristo, han fallado. El orgullo y la desobediencia arruinarán sus almas. Oh, si ustedes ignoran el llamado de Cristo y obedecen a la autoridad de la Iglesia sin sentir la Agonía de Cristo, ustedes habrán fallado como víctimas de amor. Ustedes no tendrán recompensa como mártires de la renovación.

Oh, ¿qué hacer entonces para recibir la hoja de palma de los mártires victoriosos y aún permanecer en la luz de la verdadera obediencia? Hijos de Cristo, la Agonía de Cristo debe llenar sus corazones siempre. Ustedes siempre deben trabajar arduamente para seguirlo. Pero ustedes deben ser obedientes a las autoridades siempre que la obediencia no sea pecado.

Recuerden que Cristo está con Su Iglesia hasta el fin de los tiempos. La puerta del Infierno no prevalecerá contra ella. De modo que, conozcan hoy que esos errores del Modernismo y Protestantismo que pelean contra las mismísimas raíces de la Santa Iglesia Católica y de su Santa Tradición no podrán destruir a la Iglesia. Cuando el número de mártires de amor se haya completado, Cristo se levantará y hará Su trabajo, que le pertenece sólo a Él. Y Yo, la Reina del Cielo, volveré a aplastar la cabeza de satanás.

De modo que han sido llamados a estar en el centro de la llama y a experimentar la prueba más dolorosa. Yo les he dado la luz. Ustedes seguirán la luz y comprenderán su llamado. Con estas lecciones y las lecciones de Santa Cecilia, Yo espero que Mis pequeños sean victoriosos con el Poder del Amor y abracen el martirio de amor.

Bernabé, deja que Mi hijo, tu director espiritual asuma su trabajo de leer y estudiar los Mensajes. Que él no defraude a Cristo que lo asignó como el portador de Su Agonía cuando la Iglesia lo llame para hacerle preguntas. Oh, él debe comenzar desde el principio y con juicio crítico leyendo todos los Mensajes solo y con espíritu de retiro. De lo contrario, le causará mucha agonía a Mi Hijo. Mi Hijo y Mi Señor Jesús, responderá cualquier pregunta que tenga que ayude al mundo. Bernabé, ora por él porque la ola del tiempo lo está probando.

Yo respondí: “Madre, rezaré por él, pero no lo dejes solo.” Nuestra Señora continuó:

“Yo estoy cerca, pero no tengo poder sobre la voluntad del hombre. Mira, todo se te ha mostrado antes de que ocurra. La confusión de esta hora se te ha dado a conocer. Todo el que permita que el poder de la ceguera lo cubra, no podrá ver. Estos Mensajes significarán nada para él.

Cuando regrese, voy a reprender a algunos de Mis hijos que necesitan ser reprendidos. Haré esto para consolar a Mi Hijo a Quien Le causan mucha agonía, y para salvar sus almas. Felices todos los que son pequeños y desconocidos para el mundo, el Misterio oculto se les revelará. Hijos Míos, sean humildes. Yo soy la Madre del Agonizante Jesucristo. Permanezcan en la Paz del Cielo, los dejo.”

Inmediatamente la visión terminó.

________________________

[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones,
dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

Fuente: http://preciousblood95international.com/

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/  

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s