“Desde que el Verbo de Dios se hizo Carne, no he emprendido Yo un movimiento más grande que éste, de la Llama de Amor de Mi Corazón”

Del Diario Espiritual Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María (1961-1981) (Con Aprobación Eclesiástica)
De: Isabel Kindelmann (1913-1985) – Budapest, Hungría

YA ESTÁ CERCA EL MOMENTO EN QUE MI LLAMA DE AMOR SE ENCENDERÁ EN TODA LA REDONDEZ DE LA TIERRA

Con el sentimiento de esta admirable Gracia, partí de madrugada al templo.

Tú, Virgen Santa, muy poderosísima le saludé. ¡De qué miseria me has sacado a mí! Y ¿por qué me das tantas Gracias? La Santísima Virgen seguía hablándome:

Santísima Virgen.-
“Saca fuerzas, hijita Mía, de tantas Gracias. Te he colmado para que si nuevas dudas te invaden, esté ya ardiendo en tu alma el fuego inextinguible de Mi Llama de Amor. ¡Ya ves lo admirable que es!”

En este día, muchas cosas más me dijo la Santísima Virgen:

Santísima Virgen.-
“Te aseguro, hijita Mía, una fuerza tan poderosa de Gracia no he puesto todavía a disposición de ustedes como esta vez: La Llama flameante del Amor de Mi Corazón. Desde que el Verbo de Dios se hizo Carne, no he emprendido Yo un movimiento más grande que éste, de la Llama de Amor de Mi Corazón que salta hacia ustedes.

Hasta ahora no ha habido nada que tanto ciegue a Satanás. Y de ustedes depende que no lo rechacen porque esto traería consigo una ruina.”

¿Me confías a mí, Madre mía del Cielo, a la más infeliz del mundo, esta grandiosa causa? ¡A mí, alma de mendigo cubierta de harapos! Yo no cuento nada ni aún humanamente. ¡Cuánto menos ante Ti!

Santísima Virgen.-
“Mi Llama de Amor, hijita Mía, va a encenderse primero en el Carmelo, porque ¿hay lugar donde más Me veneran, que entre ellos?; o por lo menos, son ellos los más llamados para ello y las Hijas del Espíritu Santo quienes han de colaborar a la difusión de la Llama de Amor junto con Mis devotos.

¡Dense prisa, hijita Mía! Ya está cerca el momento en que Mi Llama de Amor se encenderá y en aquel momento Satanás se quedará ciego, y eso Yo les quiero hacer sentir, para aumentar su confianza. Ésta les dará gran fuerza. Esta fuerza la sentirán todos aquellos a quienes llegue. Porque no solamente en las naciones que Me han sido encomendadas, sino en toda la redondez de la Tierra va a encenderse, y se extenderá por todo el mundo. Aún en los lugares más inaccesibles, porque para Satanás no hay lugar inaccesible. Saquen fuerza y confianza. Yo apoyaré su trabajo con milagros nunca vistos hasta ahora, que imperceptible, mansa y silenciosamente van obrar la reparación de Mi Hijo Santo.”

FIESTA DE LA LLAMA DE AMOR EL 2 DE FEBRERO

Santísima Virgen.-
“Ruego al Santo Padre que tengan ustedes la Fiesta de la Llama de Amor el día 2 de Febrero, Fiesta de la Candelaria. No deseo una fiesta especial.”

TÚ SOLA TE AJETREAS CON TUS ASUNTOS.
¿POR QUÉ NO LOS TRAES A MÍ?

Ocurrió una vez que por mis muchas ocupaciones desde la mañana hasta bien avanzada la tarde no había pensado en el Señor Jesús (desde que me encuentro en este estado tan particular de Gracia es la primera vez que esto ha ocurrido). Cuando me quedé sola me habló así:

Jesucristo.-
“¿Ves, cómo eres? De nuevo tú sola te ajetreas con tus asuntos. ¿Por qué no los traes a Mí? Procedes como si tú sola pudieras hacer algo. Aprende ya, por fin, que ganando Mi confianza puedes alcanzar todo para otros también. Recoge las dificultades de tus prójimos, los tropiezos de tu familia y Yo te lo arreglaré todo. ¡Confía en Mi Poder! Si no Me confías tus asuntos, ¿cómo quieres que Yo los arregle? ¡Pido tu confianza incondicional!”

JESÚS REPARTE SUS GRACIAS A QUIEN RECURRE A LA LLAMA DE AMOR
3 de Agosto de 1962

Por la mañana de nuevo hubo discusiones familiares por el asunto de la casa. ¡Esto me ha abatido tanto! Desde las doce hasta las tres, a petición del Señor Jesús, he tenido que ir para hacer adoración y reparación. Apenas pude ponerme en camino, estaba tan disipada. La discrepancia familiar que volvía a repetirse ha turbado tanto mi alma. La primera hora de oración la pasé tratando de ordenar mis pensamientos; apenas lograba tranquilizarme. Mi disipación me desanimó tanto que estaba incapaz de hacer aun oración vocal. He pensado en las almas sacerdotales muy olvidadas en el Purgatorio y por ello quería ofrecer el Vía Crucis también. Por el gran cansancio quise interrumpirlo varias veces. Pero el Redentor tristemente me habló así:

Jesucristo.-
“Yo tampoco abandoné ni interrumpí el camino de los dolores.

¡Ven, vayamos juntos los dos, así resultará más fácil para ti y para Mí! La pena compartida es media pena. Sabes, ¡con cuánta dificultad Yo también Me arrastraba! No sin motivo le obligaron a ayudarme a Simón de Sirene. Ahora, ¡ayúdame tú también a Mí!”

Mientras yo comenzaba a sumergirme en Él, me habló de nuevo:

Jesucristo.-
“Siento compasión por ti, hijita Mía, veo tus grandes esfuerzos pero, ¿no creas que son en vano? Bendigo mucho a tu familia, les libro del maligno porque es él quien perturba la paz de tu familia. ¡Sólo que confíes en Mí!”

Oh, Señor, es tan grande la discordia familiar, que aquí sólo un milagro puede ayudar.

Jesucristo.-
“¿Crees acaso que Yo no puedo hacer un milagro?”

Señor mío, pero yo no soy digna de ello.

Jesucristo.-
“Sin embargo, Yo voy a hacer un milagro y tu asunto, que a ti te parece imposible de arreglar lo bendigo tanto que todo se allanará.”

Entre tanto, le suplicaba a la Santísima Virgen: ¡Intercede ante Tu Santísimo Hijo a favor nuestro! Para cuando terminé mi vía crucis el Salvador me prometió hasta cuatro veces:

Jesucristo.-
“Allanaré todas las dificultades, hijita Mía. Nuestra querida Madre de nuevo ha apelado a Su Llama de Amor. Yo no puedo negarle nada. Me pidió que a quien Ella ha confiado Su Llama de Amor, a ella Yo tampoco debo negarle nada, sino que reparta Mis Gracias para quien quiera que Ella Me las pida.”

No puedo describir qué grande Gracia, fuerza y confianza me dio con Sus Palabras…

AUMENTAR LOS DESEOS DE SALVACIÓN DE LAS ALMAS
6 de Agosto de 1962

De mañana, al comulgar, o más bien ya antes, el Señor de nuevo inundó mi alma con Sus quejas.

Jesucristo.-
“Ninguna alma que Yo he confiado al cuidado de Mis Sacerdotes debería condenarse. Esta palabra, condenación, causa terrible dolor a Mi Corazón. De nuevo sufriría la muerte de Cruz por cada alma, aunque fuera sufriendo mil veces más, porque para los condenados ya no hay esperanza.

¡Impide esto, con tus deseos, salva las almas!

Sabes, así como hay tres formas de bautismo: bautismo de agua, de sangre y de deseo. En el salvar a las almas pasa lo mismo. De Mi Sagrado Corazón también brotaron Sangre y Agua sobre ustedes y el poderoso deseo con que lo hice por ustedes.

¿Sabes lo que es el deseo? Es un admirable y delicado instrumento que está en el poder aún del hombre más incapaz y lo puede usar como instrumento milagroso para salvar las almas. Lo importante es que una su deseo con Mi Preciosa Sangre que emana de Mi Costado. ¡Aumenta tus deseos, hijita Mía, con todas tus fuerzas porque esto salva muchas almas!”

Al decir el dulce Salvador que era un dolor espantoso para Él perder las almas, su condenación, me permitió participar de este dolor y he sentido en mi alma un dolor tan agudo que casi me desplomaba. Pondré todo mi empeño, mi Señor Jesús, para que almas a mí confiadas no se condenen.

ESFUÉRCENSE POR APAGAR EL INCENDIO DE SATANÁS
7 de Agosto de 1962

Me quejaba: Jesús mío, ¡estoy tan abandonada!

Jesucristo.-
“Y Yo, ¿qué diré, entonces? ¿Existe acaso alguien que estuviera más abandonado que Yo, más despreciado, a quien hayan olvidado más que a Mi? Si supieran, ¡qué anhelo siento por ustedes! En Mi continua soledad les estoy llamando con mucho amor y paciencia y ustedes Me tratan como si Yo fuera una persona sin sentimientos. Pero, si se acercaran con confianza, sentirían aquel Amor que siente Mi Sagrado Corazón por ustedes. Si en algún lugar se produce un incendio, cómo vienen ustedes corriendo de todos lados para lograr que el daño sea el menor posible. Pero el incendio de Satanás, ¿cómo no se esfuerzan por apagarlo? Están dejando que haga su destrucción la llama del Infierno. Pero, ¡ay de ustedes que miran con cobardía, los que son responsables! ¡Se tapan los ojos y dejan que las almas sigan condenándose!”

________________________

Fuente: http://www.salvemaria.ca/index-es.html 

Mensajes del Diario Espiritual Llama de Amor publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/isabel-kindelmann/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s