SATANÁS SE HA QUEDADO CIEGO POR UNAS HORAS

Del Diario Espiritual Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María (1961-1981) (Con Aprobación Eclesiástica)
De: Isabel Kindelmann (1913-1985) – Budapest, Hungría

SÓLO ASÍ SERÉ TU HUÉSPED
20 de Julio de 1962

El Señor Jesús me pidió:

Jesucristo.-
“Quita todo lo que dé sabor a tus comidas, hijita Mía, porque sólo así seré tu huésped. Lo que es sabroso para ti, es para Mí insípido. Por eso te pido, si Me convidas, ¡busca lo que a Mí Me agrada!” 

En este día la Santísima Virgen me pidió que pusiera nuestra comunidad parroquial bajo el patrocinio de Ella y de San José y pidiera todos los días para las almas la Gracia de una buena muerte.

EN LA FIESTA DEL CORPUS

El dulce Salvador llenó mi alma con el admirable sentimiento de Su Santísimo Cuerpo y de Su Preciosa Sangre.

Esto me afectó tanto que durante semanas no podía meditar sino sólo en ello. Era Su deseo que yo junto con Él ahondara en este pensamiento inagotablemente profundo y lleno de Gracias: “Él que come Mi Cuerpo y bebe Mi Sangre, permanece en Mí y Yo en él.” No se puede describir lo que he vivido en mi alma mientras la meditaba, y cómo lo hacía durante semanas sin hartarme de ello. No encuentro palabras para expresarlo.

El maligno ha envidiado esta Gracia tan fortificante, y poniéndose junto a mi lado con sus continuas vejaciones, quiso que dejara de pensar en la Santísima Eucaristía:

“¿Por qué estás tan derretida por eso? Yo también puedo hacer milagros y más grandes todavía…”

A tan infames palabras le contesté: Es posible que puedas hacer muchos milagros, pero sólo aquellos que Dios te permite y hasta donde te lo permite; pero salvar no puedes a nadie. Con esto, he dado en el blanco.

Yo misma no hubiera pensado que estas palabras le dejaran tan desarmado. Con vergüenza furiosa, dejó de molestar más.

EL AMOR DESBORDANTE DE MI CORAZÓN NO RECIBE RESPUESTA
DE PARTE DE LAS ALMAS
30 de Julio de 1962

Jesucristo.-
“Yo sólo estoy quejándome, Mi pequeña hija carmelita. ¡Cuánto duele a Mi Sagrado Corazón ver juntas tantas almas indiferentes! Ahora que se acerca de nuevo el Primer Viernes, estoy pensando en ello con gran tristeza. El amor desbordante de Mi Corazón, no recibe respuesta de parte de las almas. Ámame todavía más, hijita Mía, abrázame más estrechamente a tu corazón.

Ofréceme tu alma sacrificada y sírveme sólo a Mí con profunda sumisión. Hazlo, en lugar de aquellos que no lo hacen, aunque son almas también Consagradas a Mí.”

He tenido que interrumpir el escribir porque ha infundido de nuevo en mi alma el dolor de Su Corazón. Oh, ese dolor de Su Corazón, ¡cómo parte el alma! Dejando de escribir, me postré, lo adoré y en voz baja dije a Su Corazón: ¡Quiero amarte a Ti como no Te amó jamás ningún pecador convertido! Muchas veces ocurre que me inunda tanto con el dolor de Su Corazón, que tengo que dejar de escribir.

Jesucristo.-
“Sabes, estoy quejándome ante ti porque Me has dado un refugio en tu corazón. Yo sé que lo que a Mí Me duele, tú lo sientes Conmigo. ¡Sufre Conmigo, hijita Mía!” 

El mismo día la Virgen Santísima también me habló con Voz suplicante:

Santísima Virgen.-
“¡Intensifica tu deseo, Mi pequeña hija carmelita, de que Mi Llama de Amor se ponga en marcha! ¡Y haz todavía mayores sacrificios!” 

Con estas mismas Palabras se dirigió a mí. También las repitió el día de Su Visitación:

Santísima Virgen.-
“¡Ofréceme todavía mayores sacrificios! ¡No preguntes cómo, invéntalo tú misma!” 

A esta petición Suya, durante nueve días sólo he comido pan y agua y un poco de fruta. Cuando me pidió por segunda vez, hasta me privé de tomar agua durante varios días. Esto se me ha hecho muy difícil a causa de los terribles calores. Pero mi corazón siente tanto con los anhelos de la Santísima Virgen, que esto me da extraordinaria fuerza al tiempo de ayunar. Así me dirigí a la Santísima Virgen: “Madre mía del Cielo, tengo tanto deseo de que arda ya Tu Llama de Amor, que siento grandísima tristeza y aflicción de que esto se vaya retrasando. ¡Allana, Madre mía, el camino de aquellos que son llamados a promover Tu Causa!

EN LA NOCHE SOLITARIA, BUSCO CORAZONES
1ro. de Agosto de 1962

He estado enferma. Durante días no podía velar por encontrarme tan débil. A esto contribuyó también el gran calor que hacía este verano. Apenas tenía fuerza para caminar. Cuando me sentí un poco más fuerte, me propuse firmemente volver a velar. Por la noche, pedí fervorosamente al Señor: ¡Dame fuerza, mi adorado Jesús! A las tres de la madrugada, el Señor me despertó con Su Presencia y Sus Palabras:

Jesucristo.-
“En la noche solitaria busco corazones.” 

Luego inmediatamente me dejó sola. Después de haberse alejado, me preguntaba a qué intención voy a ofrecer esta adoración nocturna. Veía con creciente claridad que debía ofrecerla para que se encienda LA LLAMA DE AMOR de la Virgen Santísima. Al momento de tomar esta determinación, la presencia del maligno me llenó de angustia. Madre mía del Cielo, ahora también por eso estoy velando con todas mis fuerzas y con todo el anhelo de mi corazón. Pero, ¡yo nada soy! ¿Qué puedo hacer yo?

Mientras estaba sumergida en la Llama de Amor de la Virgen Santísima, me di cuenta sorprendida, de que la angustia que sentía por la presencia del maligno había desaparecido. Éste casi imperceptiblemente se ha alejado. Sentía como si a tientas un ciego se hubiera ido de mi lado. Esta sensación me sorprendió mucho. Después mi alma se sentía tan liviana como nunca la he sentido en mi vida. Cuando esto ocurrió, tuve la sensación como que mi cuerpo se hubiera alejado dejando sólo a mi alma, y yo como pura alma, hubiera estado arrodillada totalmente anonadada. Sentí como que mi alma estuviera cubierta de trapos toscamente cosidos como los que llevan los mendigos. Se apoderó de mí una sensación sumamente deprimente.

CUBRO LAS ALMAS CON MI MANTO MATERNAL

Ves, mi adorado Jesús, ¡cómo soy! Y al decir esto con voz suplicante, la Santísima Virgen con Su Manto (Escapulario) cubrió mis tristes harapos mientras decía:

Santísima Virgen.-
“Hijita Mía, hay muchas almas así en Mi país (en Hungría). Pero Yo, junto contigo, las cubro con Mi Manto maternal y tapo ante Mi Santo Hijo sus almas de mendigo, no sea que se ponga triste a causa de ustedes.” 

La Virgen Santísima seguía conversando:

Santísima Virgen.-
“Los días pasados te han traído muchos sufrimientos, ¿no es cierto? Muchas dudas sobre si es útil hacer tantos sacrificios que fomentas con tanto empeño. Te miraba complacida pero no quería consolarte todavía en medio de tus dudas para que de esta manera pudieras sacar más fortaleza y hacer mayores sacrificios aún. Alcanzaré una Gracia grande para ti.” 

Al decir esto me permitió sentir de una manera maravillosa los efectos de Gracia de Su Llama de Amor, que ahora no sólo yo sentía sino todas las almas en el país.

Luego volvía hablar:

SATANÁS SE HA QUEDADO CIEGO POR UNAS HORAS

Santísima Virgen.-
“Ahora Satanás se quedó ciego y por unas horas ha dejado de dominar en las almas. Es sobre todo el pecado de lujuria el que cobra tantas víctimas. Como Satanás ahora está impotente, ciego, los espíritus malignos están mirando tiesos e inactivos como si se hallaran en un letargo. No entienden qué ha pasado. Satanás ha dejado de darles órdenes. Y mientras las almas se liberan del dominio del maligno, hacen buenos propósitos contrarios a la desidia. Cuando se despierten en el nuevo día, en millones de almas se habrá robustecido el buen propósito de la conversión.”

Mientras la Santísima Virgen decía esto, me permitía experimentar lo que sucedía en las almas bajo el efecto de la Gracia.

________________________

Fuente: http://www.salvemaria.ca/index-es.html 

Mensajes del Diario Espiritual Llama de Amor publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/isabel-kindelmann/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s