“Cuando se haga con todo el poder. En lo alto de la Iglesia.”

Tomado del Libro: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús
Dictados de Jesús a Marga
MargaLaVerdaderaDevoción


AÑO 2005

03-01-2005

Jesús:
¿Estáis preparados, hijos? ¿Estáis preparados?

El mundo camina hacia su autodestrucción. Muchos serán condenados. Es una lucha abierta contra el mal, ¿estáis preparados? El mal os ataca y os atacará más fuerte.

Resistid todas las insidias del Maligno. Hay ataques externos, pero los peores son los internos.[1]

Rechazad todo lo que os haga alejaros de vuestra vocación.

El mal os atacará, y de una manera cada vez más fuerte. Resistidle firmes en la fe.[2] También obtendréis de Mí una fuerza y unas Gracias cada vez mayores.

¿Sabéis, hijos, de qué lo hago depender? De vuestro amor y de vuestra fe. Todo depende del amor que tengáis por el Hijo del Hombre y de la fe en sus Promesas.

Vosotros empezad, aunque no sepáis muy bien hacia dónde,[3] fiados de mis Palabras, que dependiendo de vuestra fe y confianza, así como de vuestro amor, Yo obraré a través vuestro.

Empezad. Aunque no sepáis muy bien hacia dónde. Que sólo os preocupe amar a vuestros hermanos, porque me amáis a Mí primero. Tratad de ganar mucho amor al prójimo para que así podáis ser capaces de realizar mis obras.

Pensad en todos aquellos que se condenan porque nadie nunca les habló de mi Amor … y que eso os impulse a dar la vida por ellos. No penséis más en vosotros mismos, ni en vuestros gustos, ni en vuestras preferencias de personas. ¡Amaos! ¡Amaos! Amaos como Yo os he amado.

Quiero ver en vosotros verdadero amor hacia los demás y olvido de sí. Que en vuestra mente sólo esté esta palabra: «¡Darse!» «¡Darse!» «¡Darse!». No deis cosas, daos a vosotros mismos. La gente no necesita cosas, necesita amor. Necesita palpar el Amor de Dios. Necesita llegar al Amor de Dios a través del Amor que nota que sale de vosotros para ellos, del amor que tenéis hacia ellos. Así podrán decir: «¡Dios es Amor! Lo veo en ellos, mis hermanos»

Sed hermanos para todos. Que nadie se sienta extraño entre vosotros.

Me gustaría que os inflamarais del Amor de Dios entre vosotros hablando y comentando mis Dulzuras para cada uno de vosotros. Quiero que hagáis partícipes a vuestros hermanos de los beneficios que recibís de Mí. ¡Hablad!, ¡hablad de mis Gracias! para que entre vosotros también me améis porque me conozcáis más. Y conociendo cómo os amo a cada uno de vosotros, me améis más. Cada vez más.

Seguid mis indicaciones. Con fidelidad, con confianza en Dios. Son el cauce del Torrente de Dios que quiere llegar a vosotros. Que hace llegar el Amor de Dios hacia vosotros para que vosotros, plenos de Mí, podáis ser cauce que haga llegar mi Amor hacia los demás.


08-01-2005

Jesús:
Hija mía, ¡ven! ¡Ven! ¡Habla a tu pueblo!

Quiero que ames, que ames, que ames. Vive todo tu día amando. Crece en cada momento en amor a Cristo y al mundo.

Ve y profetiza a las naciones. Profetiza: En lo alto de la Iglesia se ha encaramado un hacedor de corrupción. ¡Desbancadle! ¡Desbancadle! O logrará perder a los fieles, desencadenando una guerra fratricida dentro de mi Casa, a la que costará ponerle fin cuando se vea preparado. Cuando se haga con todo el poder. En lo alto de la Iglesia.

Destapa[4] su caja y deja libre a los espíritus inmundos, que irán consumiendo todo por doquier, principalmente a las almas, con su apariencia de bien y milagros.

¡No creedle! ¡No creedle! Es el Anticristo.


07-02-2005

Jesús:
Repara. Repara. Lunes de Carnaval. Repara. Por ti, por los otros. Por todos tus pecados de orgullo, los de los otros. Por la maledicencia. Por creerse superiores. Por las malas palabras. Las tuyas, las de los otros. Por no tener dolor de los pecados. Por la pereza y lentitud. Por el desamor. Trabaja. Trabaja.

Jesús, ¿me perdonas?

Sí y sí. Tú lo sabes que Sí. Y todas las veces que quieras, Yo te perdono.[5]

Hija mía: Ámame. Mira, ámame. Dirígete a Mí siempre con cariño. Yo te amo.

¡Oh, Jesús! Me parece como falso decirte que te amo cuando te he ofendido tanto.

Y sin embargo no lo es.

¡Te amo! ¡Te amo, Jesús!

¡Un acto de amor repara mil ofensas![6]

________________________

[1] En el interior de cada uno.
[2] Cfr. I P 5,9.
[3] Cfr. Hb 11,8.
[4] Este «hacedor».
[5] Aquí me hace llorar por su Infinita Bondad conmigo y con todos.
[6] Se puso muy contento. Cfr. I P 4,8; St 5,20; Pr 10,12: «El amor cubre multitud de pecados.»

Sitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo y Azul:
http://vdcj.org/ 

Dictados de Jesús a Marga publicados en esta página:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s