“Yo os enviaré peligros, persecuciones, ataques… como dones de Dios.”

Tomado del Libro: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús
Dictados de Jesús a Marga
MargaLaVerdaderaDevoción


04-03-2003

Jesús:
Mi hija, ¡Yo me he complacido en levantar lo que estaba más perdido! Lo pobre y humilde, inservible a los ojos de los hombres, ¡eso es en lo que me complazco en elevar!, y disfruto viendo sus caras de asombro[1] y me regocijo en el Poder de Dios, que hace maravillas.


10-03-2003

Jesús:
Margarita, escribe.

Jesús, ¿cuál es la razón de todo esto? (Mensajes)

La conversión de España.

Jesús:

(Casi me quedo encerrada en la Capilla)

¿Sabes, hija mía?, los míos siempre tienen prisa,[2] mucha prisa en abandonar el Templo. Cuanto más mío, más prisa. Por eso, ¿quién iba a pensar que todavía había alguien dentro?[3] ¿Haciendo qué?, ¿adorando a esa piedra?[4] Pues sabed, hombres todos, que esa piedra es una Piedra Viva y es la Piedra Angular,[5] y el Eterno descansa sobre ella, el Eterno ha puesto su Morada en ella, para ser Dios-con vosotros. Y ese Dios está vivo, y reclama tu puesto a mi lado. Y viene a ti para que tú te encuentres con Él.[6] No viene para realizar historias de desencuentros que son las historias de tus comuniones, algunas de ellas sacrílegas, no, viene a encontrarse contigo, hijo de mi Corazón. Mi Corazón se regocija en ti, quiere encontrarse contigo, eres tú la fuente de sus desdichas porque no te quieres encontrar con Él, a pesar de que vengo a ti día tras día. A pesar de que me tienes ahí, al alcance de tu mano, en este Tabernáculo tan despreciado y olvidado de todos.


23-04-2003

Jesús:
Mira, Yo, en estos tiempos, me comunico a través de Movimientos, y son muchos los Carismas por Mí inspirados, y Yo he actuado extraordinariamente muchas veces a través de ellos. Y muevo a la acción, y llevo a las almas a que vengan a Mí yendo hacia ellos.

Yo lo hago, porque Soy Dios. Pero cada uno que acoja, que sepa ver y acoger y agradecer y fructificar con arreglo a lo que Yo, en mi Divina Misericordia, he dispuesto inspirarles y me he propuesto darles como bien para mi Iglesia.

¡¡Oh, si estuvieran unidos a Mí!, ¡¡unidos verdaderamente a Mí! ¡Cómo disfrutarían y se alegrarían con estos mis Mensajes, cómo los comerían gustosos, como en un manjar suculento!

Invitados a un majestuoso convite, llamados a participar, a gustar y saborear y alegrarse, a regocijarse y ser felices, a reír y no a llorar, a amar a los demás y amarme al fin y al cabo sólo a Mí por encima de todo.


08-05-2003

Jesús:
¡Oh, Margarita de mi Amor!, ¡niña de mi Corazón de Padre, Corazón de Hombre, Corazón de Dios!

Necesito mucho trabajo por vuestra parte. Mirad, ¡hay tanta gente que no conoce a Dios!, aun en vuestra Patria, sí, y están deseando que vosotros se lo mostréis. Ésta debe ser vuestra principal preocupación: evangelizad, evangelizad España.

No quiero que llevéis una falsa retórica de frases rebuscadas y bonitas, de rostros de embeleso o falso recogimiento. Quiero que llevéis ante todo y mostréis el Amor de Dios, experimentado primero en vosotros mismos, y que de vosotros parte como un surtidor rebosante que comunica la Vida eterna a vosotros y a los que os rodean. El convencimiento de obras con amor, con ese convencimiento quiero que habléis, con el que os dan las obras hechas con amor, no otro.

Ves cómo España quedó triste tras la venida del Papa, en su partida. Hasta el cielo lloró y se tornó gris.[7]

¡Ay, espíritu de los españoles, ahora ríe, ahora llora, marcado según los acontecimientos! Te queda empuje, te quedan fuerzas, posees la juventud, lo has demostrado. ¿Querrás ahora olvidarlo?

¡Pastores que no recordáis a mi grey lo que debe de hacer!, ¡que no aprovecháis ésta su venida![8] Os pediré cuentas por ello.

Y a vosotros, jóvenes, os digo: poned por obra lo que oísteis de palabra y veréis cómo sois felices, cómo alcanzáis la felicidad, la verdadera felicidad, no esa bulliciosidad que es como las burbujas del champán: ahora se descorcha y sale, pero luego se olvida obsoleta en un rincón para ir a buscar la felicidad en otras partes que no pueden dárosla.

¿Habéis oído? ¿Sabéis lo que tenéis que hacer? Entonces, hacedlo. Tenéis fuerzas, tenéis alegría, tenéis los dones… ¿a qué esperar? No me sirven vuestras excusas: ¡Actuad!

Demasiado fácil, vida demasiado fácil…[9]

Yo os enviaré peligros, persecuciones, ataques… como dones de Dios. Acogedlos y perseverad ahí. Los que perseveren serán los Míos, los verdaderamente Míos, los que lo dicen con su palabra y también con su obra.

Realizad las obras del Amor. No habléis tanto, no, no habléis tanto… y realizad las obras, las obras del Amor. Amén.

________________________

[1] Las de los sabios y engreídos.
[2] Cuantas más gracias se han recibido.
[3] El sacristán no se dio cuenta de que estaba y empezó a cerrar.
[4] Por el Sagrario.
[5] Cfr. Mt 21,42; Mc 12,10; Lc 20,17; Hch 4,11; I P 2,7; Sal 118,22.
[6] Habla a cada alma.
[7] Quinta visita de Juan Pablo II a España: 3 y 4 de mayo de 2003.
[8] Del Papa Juan Pablo II.
[9] Se queda pensando en ello.

Sitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo y Azul:
http://vdcj.org/ 

Dictados de Jesús a Marga publicados en esta página:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/ 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s