“Yo Soy la que ha vencido a la Serpiente, se encuentra ya vencida en la batalla que aún no ha tenido lugar.”

Tomado del Libro: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús
Dictados de Jesús a Marga
MargaLaVerdaderaDevoción


08-02-2001

Virgen:[1]
Mira siempre estos Ojos y sumérgete en el abismo de su Amor.

Dios dijo: «una sola carne»,[2] nunca dijo: y una sola alma. Pueden ser un solo corazón al tener los mismos afectos, pero nunca una sola alma. Cada alma, hija, es individual, y aunque se una en matrimonio a otra homónima, nunca será ella misma. Cada uno responde en solitario ante Dios. Nada de un juicio comunitario. Cada alma responderá sola ante Dios. «Pero mi marido me dijo, mi mujer me impulsó a …». No, sola, individual ante la Justicia y ante el Amor de Dios. Cada alma, desposada con Cristo. ¿Cómo puede el Señor desposarse con dos, varón y mujer? El Señor es el Dueño y el Esposo de cada uno de ellos, y así se hace presente en su matrimonio. No es el Esposo del matrimonio: es el Esposo del alma. Y como tal debe ella buscarle. Es tontería pretender unidad entre los esposos como la unidad que sólo, solamente puede lograrse con Dios. Uno sólo es el Señor Nuestro Dios, sólo a Él daremos culto. El culto a las criaturas, eso es en lo que termina esa pretendida unidad de los esposos en las almas, ese pretendido ir hacia Dios a la par.

Nunca el Señor dará caminos contrapuestos, pero hasta incluso eso podría darse, y casos los ha habido en la historia de los santos. Aunque esto sea posible —y que cada uno escudriñe en su alma qué es lo que es capaz de dar por Dios—, aunque esto sea posible —y Dios se encargará de comunicárselo claro a cada alma—, lo lógico y normal es unidad de dirección, aunque de manera distinta y ya digo que hasta a veces opuesta, y que esto escandalice a los que se creen sabios.

Pretendida unión que ha hecho tan infelices a tantos. No caigáis en ese error. Emplead la lógica, aunque sea sólo humana. El espíritu habita en el hombre y es ser del hombre. La carne configura su forma y, corrompida, tiende hacia abajo, aunque elevados por la Gracia. Si Dios da a cada hombre lo que le corresponde, éste debe responder en individual a su trato y a lo que le da a Dios, ¿entiendes?

Sí, queda muy vacío el hombre cuando pone su fundamento en el hombre. A veces, al darse el «batacazo» reaccionan, otras veces es tanta la ofuscación que Dios no les puede sacar de ahí y se desesperan.


15-02-2001

Virgen:

 (Le preguntaba a la Virgen por la proliferación de Movimientos y la cantidad de gente que se les adhiere, pensaba que no todos esos grupos eran 100% como Dios quería, que tenían mucho de mundano).

Yo congrego a mis hijos de todos los confines del mundo, inspiro en ellos el efluvio del Espíritu y todo lo que hay de bueno en ellos viene de Mí. Todas las desviaciones vienen de Satanás. Al final, llegará un momento en el que queden sólo los míos.[3] La criba será muy fuerte, se hará tan fuerte que los tibios, los engreídos, los basados en el mundo, no podrán resistir. Esa será la Hora para mis movimientos en mi Iglesia. Ahí, —oráculo de Yahveh— veré Yo, verán mis Ojos y los de Dios, los que son verdaderamente dispuestos, los que dicen y también lo hacen, los de sincero corazón y ánimo no vacilante, los valientes, los fuertes, los no engreídos, los puros y sencillos, limpios de corazón, los que verdaderamente me aman y le aman. Y con ellos —oh, oráculo del Señor— formaré mi Ejército, compacto Ejército que ya no dirá: «tú eres de Pedro, yo de Juan»,[4] sino que serán una sola pieza, un solo discípulo de María, en verdad, en espíritu y en verdad.

Sí, hija, habrá de todas las clases, ¿o crees que tienes tú la exclusiva del Espíritu?

No.

Hija…

Madre, no te quiero afligir. (La notaba muy afligida).

No, hija, no eres tú quien me aflige. Oh hija, tantos y tantos creen que tienen la Voz de Yahveh, la exclusiva Voz y Acción del Espíritu Santo y tienen tan sólo la de Satanás. ¡Cómo les maneja y se dejan manejar![5]

Ve y diles: Hijos, amados hijos de mi Corazón. ¡Cómo hacéis que vuestra Madre se desgarre de dolor! Cómo tenéis a vuestra Madre desgarrada de dolor. Porque mira y ve cómo cerráis el paso al Espíritu, cómo el Espíritu llega a vosotros y es rechazado, y cómo llega Satán, con sus malas artes, sus artes del mundo, y entra y penetra en el corazón de vuestros Movimientos, contaminando así toda la sangre que fluye por el cuerpo.

Iniciativas santas, iniciativas santas inspiradas por el Espíritu y corrompidas por el diablo. No os burléis, no os toméis a broma su influjo en vosotros. Actúa hoy en día, actúa, y mucho. Sobre todo en los que os consideráis santos, os consideráis buenos. Actúa, y mucho. Tenéis que haceros fuertes, ¡oh haceos fuertes Conmigo!, venid a Mí, venid a mi vera, congregaos frente a mi Corazón, y que éstos, los escogidos, entren más adentro. Estrechaos fuertemente todos junto a Mí, pues viene el enemigo para arremeter contra mi Iglesia y los débiles, los no preparados, están a punto de no resistir. Yo Soy la que ha vencido a la Serpiente, se encuentra ya vencida en la batalla que aún no ha tenido lugar, Yo Soy la que la ha vencido, por eso, Conmigo, ¡no tengáis miedo!, sí, «¡no tengáis miedo a ser santos!».

Decidíos, decidíos por Mí, decidíos por vuestro Dios, practicad la Ley que aún predicáis. Porque llegará un momento oráculo de Yahveh que ni tan siquiera se predique esa Ley, que ni siquiera en las huecas palabras será encontrada la Ley del Señor sobre la tierra, y entonces los míos, los pequeños, perderán el norte. ¡Pero si antes habéis venido a Mí, oh, pequeñillos, Yo os protegeré! Os cobijaré,[6] os he preparado un cobijo para cuando llegue tan gran temporal, pero antes, niños, debéis venir a Mí. Si no venís, Yo no os puedo salvar si no venís, Yo no os puedo salvar.[7]

¡Oh, hija mía, y tantos no vendrán!


26-02-2001

Jesús:
¡Hijos!,[8] ¡mis hijos!, oídme en éste mi Llamamiento para vencer al Enemigo, Llamamiento de Amor, Llamamiento de unión al Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Vendrán tiempos horribles, y ya estamos en ellos, en que se atacará frontalmente de tal manera a la familia que parecerá que por fin triunfaron los malignos, venció el horror, y sólo quedarán de ella escombros. Pero de estos escombros, Yo la haré revivir para ser el pilar fuerte que sustente mi Sociedad, la Sociedad del Amor a Dios, del Amor y la Unión al Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Sociedad de mi Amor. Pero antes, hijos, asistid a la muerte de la familia como institución, sin que vosotros podáis hacer nada a pesar de vuestros esfuerzos. Yo la dejo morir para posteriormente resucitarla.

Te envío a ti, te envío frente a ellos a ti para que sacudas esos cimientos de muerte en donde quieren basarla y sacudas con ellos la muerte y el dolor, el hedor, el pavor, todas las obras de muerte que producen repugnancia a vuestro Dios.

Ve y preséntate ante ellos con este mi mensaje: La familia está muriendo, está muriendo porque vosotros mismos, con vuestras propias manos la estáis matando. Que luego no haya intentos de revivirla cuando, por vuestros intereses, os convenga reanimarla. Morirá, y con ella el amor en vuestra sociedad. Han sido siglos para destruirla y al final ha caído.

Rezad, pedidme a Mí por medio de María su recuperación, su vuelta a la Vida.

Pero antes vedla, veos a vosotros mismos insertos en una cultura de muerte y muriendo a su vez con ella. Resistid a ese horror.[9]

¡Infames!, que habéis arrojado a vosotros y a vuestros propios hijos a la gehena, pereced con ellos, pereced con vuestro propio horror.

¿Qué habéis hecho de los pequeñuelos por Mí encomendados a vosotros?, ¿qué habéis hecho del amor entre las criaturas?, ¿qué de la defensa de la vida en su primera dignidad?,[10] ¿qué de la fraternidad, la responsabilidad, la hermandad, la paternidad? ¿Dónde está la educación en Cristo que debieran tener vuestros hijos? ¿Queda todavía conciencia en vuestras almas? ¿De quién os habéis hecho servidores? ¿A quién estáis adorando encima de un pedestal en vuestras casas, dentro de vuestros hogares, en vuestra intimidad?[11] Pecados blasfemos, horribles, que hacen esconder la Cara a Dios y a vuestros Ángeles taparse el rostro.

Por eso, hijos, he aquí que Yo la dejo morir, y a vosotros con ella, porque no quisisteis escuchar la Voz de vuestro Dios.

A esto no hay remedio: asistid a la muerte de la familia. Y para los que quieran, Yo vendré a resucitarlos, a resucitarla y a vosotros con ella. Sí, los que sepáis perseverar, los que sepáis enmendar vuestras sendas, los no ingratos, los de Adonai, los marcados con mi signo en su frente, los vencedores, los luchadores. Yo os resucitaré cuando lo haga con ella.

Los que habéis contribuido a su muerte fomentando su ruina, pereced entre terribles dolores de espanto.

Yo lo he dicho y es Palabra de Dios. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

________________________

[1] Ella me miraba de manera especial.
[2] Había estado meditando las lecturas de hoy: Gn. 2, 18-25. «Dios presentó a la mujer al hombre. Y serán los dos una sola carne».
[3] De entre toda la gente que engrosa las filas de esos Movimientos, queden sólo los auténticos.
[4] Cfr. I Co 3,4.
[5] Qué angustia en estas palabras de la Virgen, qué triste y seria está.
[6] Dice la Virgen alentándonos.
[7] Qué angustia, de la que siento parte, tiene la Virgen. Se repite como un eco.
[8] Veo como un horror a la Nación española. Sobre todo el daño que se está haciendo a la familia. Tanto crimen que va a caer sobre nosotros.
[9] La muerte de la familia, matada por los mismos padres o miembros, acarreará la muerte de la sociedad.
[10] Aborto.
[11] Adoración a Satanás, personalizado en la TV.

Sitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo y Azul:
http://vdcj.org/ 

Dictados de Jesús a Marga publicados en esta página:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s